La nueva hoja de ruta de Alcoy

Artículo de Opinión de Isaac Martinet, Militante de Joves Socialistes d’Alcoi

Estamos empezando a escuchar hablar de recuperación, de creación de puestos de puestos de trabajo, todo esto a pesar de unas medidas tan nocivas como una mayor facilidad de despido, la cual era más necesaria y útil obviamente que abaratar los costes de contratación, que es el verdadero problema, a parte de los excesivos trámites para constituir cualquier empresa.

Durante la crisis, a parte de la destrucción de puestos de trabajo, también han sido victima muchas empresas, sobretodo pymes, las cuales tenían una gran rigidez de actividad económica, ya que la mayoría se dedicaban al sector de la construcción y otras actividades tanto directamente como indirectamente relacionadas, lo que propició una excesiva especialización de la cual aún no hemos podido salir, repito, no hemos podido salir.

Leyendo noticias de los periódicos más afines y convencidos de la tan ansiada recuperación, usan como dato esperanzador el aumento de la construcción de viviendas, dato que cada vez que va “mejorando”, yo me asusto más, ya que significa salir del agujero, para volver a caerse en el mismo.

La burbuja de la construcción dejó un exceso de infraestructuras, por lo que el sector clave para recuperarse no es este precisamente.

Alcoy, pese a que se dedicó excesivamente a la construcción de casas por todos los rincones que quedaban por edificar, está aguantando decentemente (comparado con ciudades cercanas similares), pero a costa de que la mayoría de jóvenes que estudian carrera, se tengan que marchar a Alicante, Valencia o incluso conozco que se han ido a Inglaterra o Alemania.

Si algo caracteriza nuestra zona, es el carácter emprendedor, el cual si supiésemos combinar con el talento a nivel tecnológico-industrial que crea la UPV, podríamos volver a ser de las zonas más punteras de la provincia.

Pese a ser una ciudad de 60.000 habitantes, tenemos Cámara de Comercio,  un CEEI (centro europeo de empresas innovadoras) el cual propulsa pequeños proyectos con un gran potencial, que pueden darnos ese toque de innovación que le hace falta a la ciudad y también tenemos el Ágora, lugar tanto para desarrollar proyectos, como para conferencias que nos sirvan para formación.

Emprender significa empezar de cero, con lo que significa enfocar el sector en el que nos queremos desarrollar.

Con las condiciones geográficas y poblacionales, lo mas adecuado sería sustentarse en un modelo intermedio entre industria y servicios, ya que la industria nos permitiese crear tanto empleo como riqueza, necesarios para crecer de una forma sostenible y por otra parte, el sector servicios, que crearía también trabajo y riqueza, lo que en menor medida, pero permitiría elevar el nivel de vida de nuestros habitantes.

Por lo que respecta al turismo, lógicamente no podemos aspirar a generar el mismo dinero que nuestros vecinos de la Costa Blanca, pero si aprovechar la gran masa de turistas de esa zona para ofrecer alternativas mientras se hospedan en la playa, viajes de un día, donde podríamos mostrarles la belleza de las calles del centro o los parajes naturales que nos rodean.

Pero todo esto no se consigue de la noche a la mañana, hacen falta ganas, motivación, pero sobretodo emprendedores que lideren este proyecto de cambio.

Con las bragas en la mano

Artículo de opinión de Jorge Sedano, concejal No Adscrito en el Ayuntamiento de Alcoy.

Desde el carismático Felipe González hasta hoy, el PSOE ha estado huérfano de un líder decente. Acuérdense de la última perla: “El de la ceja…” No es fácil. Nunca ha sido fácil encontrar un mirlo blanco. El propio entramado judio-masónico de la política (como diría el Generalísimo) devora, como Saturno, a sus hijos. Sí, es así de simple. Pero, es que esto del poder y la política son, un poco, como el mundo al revés. Cosas de niños grandotes jugando al ajedrez social.: ahora jaque al rey, me como la torre; y de paso que el tablero y la partida la paguen los peones y las peonas, como dicen los más progres y progras.

Es cierto, es muy difícil sacarse de la chistera un líder cómo lo fue Adolfo Suárez y, posteriormente, Felipe González en su día. Le ha ocurrido al PSOE y le ha ocurrido al PP. La historia es la que es. Un buen líder cotiza al precio del mejor valor del Dow Jones y aquí, hasta hoy, con las excepciones de Suárez, Gónzalez y Aznar, (con mucho menos carisma que el abulense y el sevillano), el resto, Mariano incluido, son valores del montón del IBEX y algunos propios del corralito argentino. Lo de Albert Rivera, que ese si que apunta maneras, frescura y carisma es, simplemente, la excepción que confirma la anodina regla. Además Albert tiene el merito añadido de que es un autentico self-made man.

Y digo esto porque, con Pedro Sánchez, tengo la sensación que el PSOE podría, ¡si no se malva!, ¡si no lo malvan…! Un líder. Sí, sin duda, un líder del centro izquierda a medio plazo. Pedro Sánchez tiene don de gentes, llega bien en el cuerpo a cuerpo; es más, puede llegar a conectar con el centro político y acabar siendo el relevo real del “Felipismo” que encandiló a millones de españoles durante muchos años, hasta que pasó lo que pasó. Pedro Sánchez está preparado y pertenece a una generación con la que Rajoy no conecta. Lo cierto es que Rajoy nunca ha conectado.

Pedro Sánchez ha cometido errores de principiante, como todo el mundo, (lo de los funerales de Estado y otras historias de principiante), pero su firmeza uniéndose al PP contra el salvaje terrorismo jhijadista y el reconocimiento de que existe un tibio e incipiente cambio de ciclo económico le convierten, para mí sin duda, en un hombre de Estado. Le queda mucho por aprender, pero tiene madera de líder y si lo dejan, algún día, podría ser Presidente del Gobierno. Y por eso, precisamente porque tiene madera, los mediocres y las mediocras del “aparato” van a ir a por él “a saco” si no levanta el vuelo ya.

Dicen de Pedro Sánchez que es un “guaperas” y lo dicen muchas… Quien diga que el aspecto físico en política no es importante (por aquello del ejemplo del poco honorable Jordi Pujol) no tiene razón, ya que la excepción confirma la regla. Además, hay más españolas que españoles en la pirámide de población de la piel de toro y ¡ya se sabe! Pues eso.

La difícil jugada del relevo del jefe del aparato de la Federación Socialista Madrileña, “con un par”, es una jugada a vida o muerte. Pedro Sánchez lo sabe, ¡no ha tenido más remedio! ¡Blanco y en botella¡ Caen chuzos de punta en Madrid, y el arcoiris ni está, ni se le espera. Y de Despeñaperros al Peñón, de Susana, tampoco todos son… Pedro Está en su derecho. Lo han querido, injustamente, amortajar políticamente, antes de darle la oportunidad de decir buenas tardes, y por eso, muchas fans se podrían quedar con la miel en los labios, sin poder llegar a votarle y, cómo aquel que dice: “con las bragas en la mano”.

En la política, como en la vida, al final, y al margen de la valía personal, y Pedro Sánchez la tiene, también influye mucho la suerte. Imagínense, que hasta ZP fue Presidente del Gobierno.

No enterarse

Artículo de opinión de Bartolomé Sanz Albiñana, doctor en Filología Inglesa.

Mientras los recién llegados al jardín de las delicias se dan codazos entre ellos, intentando hacerse sitio, para subir las escaleras y descubrir la siempre grata o amarga mansión del poder, quienes observamos el espectáculo descubrimos que estamos gobernados por políticos ignorantes, negligentes e incompetentes que ni saben ni quieren saber cuando se les pregunta sobre asuntos que, por el puesto que ocupan, debieran conocer a la perfección.

Un president de Cataluña que por fin comparece para declarar que no sabe nada de los tejemanejes de su durante tantos años mentor, ni tampoco de los de su familia. Una Tania Sánchez que no se entera de lo que pasaba en el Ayuntamiento de Arribas y que en estos momentos solo parece que le preocupa subir las escaleras deprisa para no quedarse descolocada en las próximas adjudicaciones legítimas. El presidente del gobierno español tampoco se ha esforzado en esta legislatura en hacer explícito su mensaje. Chaves y Griñán tampoco sabían nada del fraude de los ERE en Andalucía. Un miembro de Podemos, profesor universitario, que desconoce la ley por la que se rige. Otro miembro del mismo partido, también de la casta docente universitaria, que igualmente parece desconocerla, adorna su currículo y obtiene pingües ingresos. Todo normal.

Nadie sabe nada de los fraudes de los cursos paripé de formación: ni patronal ni sindicatos, ni la administración pública que los debiera controlar. Solo nos faltaba conocer el descontrol financiero, la gestión deficiente y opaca que busca eludir la fiscalización externa de nuestra Universidad con la creación de entes paralelos para marear la perdiz: Tribunal de Cuentas dixit. Un rey de Marruecos que no se entera de que no puede tener una cuenta en el extranjero y burlarse de sus súbditos.

España debe tratar muy mal a Botín y Alonso para que figuren en la lista Falciani de defraudadores. And last but not least, DSK también desconocía que las mujeres de sus cuatro orgías anuales eran prostitutas; creía que eran simples libertinas que buscaban el calor de su poder.

La capacidad de nuestros dirigentes por no enterarse de lo que pasa a su alrededor raya lo esperpéntico. Eso sí, en estas escenificaciones teatrales a las que nos vamos acostumbrando, lo importante por parte de los dirigentes es no perder nunca los papeles. Ante esta situación, el resto de partidos políticos se muestran amables y comprensivos, políticamente correctos, no sea que el bumerán cambie de trayectoria y les alcance inesperadamente. En realidad, están pensando en resultados, calculando escaños y pergeñando futuras coaliciones.

Si te atacan, la mejor estrategia es ignorar al atacante con tal de no perder peldaño. Lo primordial es ascender. Además, uno siempre está amparado por el deber del sigilo y puede negarse a dar explicaciones. Lo importante es encajar amablemente el golpe, no alterarse demasiado y esperar. Más pronto de lo que uno imagina, quien estaba libre de sospecha es imputado, porque en este país la picaresca no es un género literario de nuestro lejano Siglo de Oro, es una señal indeleble en nuestro ADN.

Y entre tanto desorden, a nuestros políticos lo que menos les quita el sueño en estos momentos es que el 27% de los españoles esté en riesgo de pobreza o exclusión. Al fin y al cabo, ninguno de los incluidos en ese porcentaje va a interponerse, “cum gladiis et fustibus”, en su carrera para conseguir, a codazos, una efímera parcelita de poder.

Viure en Estat d’Excepció

Artículo de Opinión de Verònica Gisbert, miembro de EUPV – L’ Entesa

Si els il·lustrats alçaren el cap de segur que no donarien crèdit a la forma de fer política dels governs dels països del nord, especialment dels europeus. Ells que tan farts estaven dels poders abusius emprats per l’antic regim. Ells que van fer grans esforços per tal de construir societats més justes i crear ferramentes de control dels poders, veurien com els grups de poder, aprofitant-se d’un moment socioeconòmic delicat, no sols estan tombant els ja deteriorats estats de benestar europeus i furtant a la ciutadania els drets adquirits ja fa dècades amb moltes lluites, sinó que també estan transformant les nostres imperfectes democràcies parlamentàries en dictadures constitucionals.
L’estratègia ha estat molt simple. Des dels mitjans de comunicació es va focalitzar l’atenció al voltant d’una suposada “crisi del deute” atribuïda a la pujada de les despeses públiques dels estats, fent així responsable del desastre a la ciutadania perquè segons ens deien, “havíem viscut per damunt de les nostres possibilitats”, amagant així la vertadera dimensió ideològica de la gestió de la crisi: canviar el model social europeu per una Europa governada pels mercats.

En aquesta línia trobem les actuacions dels executius de l’estat espanyol, primer les del govern de Zapatero i més tard, pel gabinet de Rajoy. Aquest últim seguint els designis europeus, ha pres mesures que a més a més de generar conseqüències socials i econòmiques devastadores per a la ciutadania, estan sent promulgades en una gran majoria baix la forma del decret-llei. Aquest mecanisme amplia els poders de l’executiu i li concedeix la capacitat de legislar sense la intervenció del parlament. Dit d’una altra manera, mitjançant els decrets-lleis s’aniquilen diferents instruments de control del poder en tot estat democràtic, com ara; el debat parlamentari, la separació dels poders i la supremacia de la llei entre d’altres.

Malgrat la promulgació dels decrets-lleis està prevista al nostre ordenament jurídic per a circumstàncies d’excepcional urgència i necessitat, aquest mode de legislar s’ha convertit en un paradigma del govern, transformant els estats democràtics en estats d’excepció continus. Mitjançant aquest mecanisme d’ampliació de poders, s’han legislat matèries diverses i de vital importància per a la ciutadania.

Sense anar més lluny el darrer divendres, el ministre d’educació el Sr. Wert, va promulgar un Reial Decret mitjançant el qual es promou l’anomena’t sistema 3+2 (tres anys de grau més dos de màster) amb el respectiu increment de les taxes que açò suposa per a l’estudiantat, fent així molt difícil l’accés als estudis superiors a les filles i fills de les famílies treballadores.

També ens trobem amb la fatídica reforma laboral, considerada pels agents socials com la mutilació més grossa de drets laborals individuals i col·lectius de la nostra història. El Reial decret-llei al voltant de la restricció de la cobertura de la seguretat social, suposa l’abolició de la universalitat de la sanitat pública a l’estat espanyol. Aquestes mesures són sols un exemple d’un ampli catàleg de polítiques antisocials posades en marxa pel govern del president Rajoy de forma poc democràtica fins i tot absolutista.

La resposta a aquestes polítiques ha estat lògicament l’augment del malestar col·lectiu i la dissidència. Davant d’aquesta amenaça el govern no ha dubtat en posar en funcionament el seu aparell repressor amb polítiques que criminalitzen la societat civil més crítica.

Tal vegada l’emblema més clar d’aquestes polítiques és la Llei de Seguretat Ciutadana, aprovada el passat desembre. Aquesta redueix l’espai de la dissidència a extrems inconcebibles, com mostra el fet que es criminalitze gravacions amb el mòbil o la càmera d’actuacions policials de dubtosa legalitat o, fins i tot, il·legals, l’impediment d’un desnonament, manifestacions o concentracions davant del congrés, el senat o parlaments autonòmics, reunions o manifestacions dins d’infraestructures de serveis públics, ocupació d’immobles o entitats bancàries…

No obstant això, malgrat tots els esforços fets pel govern del Sr. Rajoy per intimidar a la societat civil crítica i fer-la submisa als seus designis. A la ciutadania encara ens queden ferramentes legals per a la lluita, com ara les urnes. Com ja va fer el valent poble grec fa dues setmanes, a través dels nostres vots podem dir, fins ací! Però les nostres possibilitats de fer-se sentir i canviar les coses no acaben al plànol de la legalitat. Tenim altres vies que tot i que no són legals, són legítimes davant de les injustícies a les quals estem sotmesos. És el moment de la desobediència civil, és l’hora de les resistències ciutadanes!

Jo votaré la llista ‘Clar que podem’

Artículo de Opinión de de Alfredo Albero Vilaplana, Secretario General de PODEM-Alcoi

El partit PODEMOS/PODEM s’encontra en el procés d’elecció d’òrgans autonòmics interns. Desprès d’ haver-se dotat d’estructura organitzativa a nivell estatal i municipal, aquest tercer nivell, l’autonòmic, serà el que completarà l’estructuració organitzativa que ens donarà la imprescindible eficàcia i coherència que tot partit d’àmbit nacional necessita.

En esta fase, a l’igual que en les altres dues, hi ha diferents candidatures que, dintre del mateix partit, són l’expressió de diferents sensibilitats. El nostre partit, conseqüent amb la seva vocació de ser mitjà de participació política al servei de tota la societat, ofereix el dret democràtic de votar a tot aquell ciutadà del País Valencià que ho desitge.

Ara bé. El dret democràtic de vot ho és amb plenitud quan es realitza desprès d’una reflexió tranquil·la i responsable basada en la informació de les diferents opcions. A banda dels documents polític-organitzatius que acompanyen a cada una de les sis llistes que participen en aquest procés electoral i que, certament, manifesten diferències importants, hi ha un factor que a mi em sembla determinant.

Em refereix al fet que la majoria dels candidats són homes i dones amb un perfil personal social i polític que és desconegut per a la immensa majoria de la societat valenciana. La majoria són desconeguts perquè encara, donada la joventut del nostre partit, no hem tingut suficient temps de conèixer-los com a militants, com a dirigents, encara no coneixem suficientment el seu perfil polític i humà.

De tot el conjunt d’homes i dones del partit PODEMOS/PODEM, hi ha uns i unes que són els més coneguts. Són l’equip promotor: Pablo Iglesias, Iñigo Errejon, Juan Carlos Monedero, Carolina Bescansa, Luis Alegre, entre altres. Són els homes i dones que han sigut capaços de crear i impulsar aquest projecte fins a convertir-lo en el que és avui. Aquest equip promotor, constitueix el corrent o la sensibilitat majoritària de PODEMOS actual.

Les candidatures que fan seua aquesta sensibilitat s’agrupen amb la denominació “CLARO QUE PODEMOS” i són la denominació que l’equip promotor recomana. És possible que l’actual configuració política i organitzativa de PODEM es puga millorar, però també és possible que ara, amb unes expectatives electorals que ens donen la possibilitat de guanyar les properes eleccions generals, el que necessitem és presentant-nos davant de la societat com una autèntica roca unida.

Ho necessitem perquè tots els poders econòmics i polítics d’aquest país semblen haver-se posat d’acord per declarar-nos una guerra total i despietada. Tot val per tal d’intentar frenar l’ona de simpatia i d’il·lusió que hem promogut de dalt a baix de l’Estat Espanyol. Tenen por a perdre els seus privilegis. Ja no saben quines mentires inventar.

Per aquestes raons, i des del major respecte a totes les llistes que es presenten a les eleccions a òrgans interns autonòmics, d’entre les sis llistes jo votaré la llista: “CLAR QUE PODEM”. Per a accedir a la Candidatura “CLAR QUE PODEM”: http:// PODEMOS.info > Procesos Autonomicos > Candidaturas > Comunitat Valenciana.

Podemos: la nueva casta política

Artículo de opinión de Bartolomé Sanz Albiñana, Doctor en Filología Inglesa.

Escribir es un intento de atrapar el tiempo; es recordar. Es también imaginar el futuro, un futuro mejor. Y ni siquiera con la propuesta de Podemos y sus apóstoles, y su voluntad innegable de crear una nueva cohesión social, el futuro se nos presenta más claro y boyante: a todos nos cuesta mucho creer que alguien sin trabajo o azotado por el látigo de la desigualdad llegue a movilizarse y sentirse miembro de la comunidad. Tal vez todo, en el fondo, se reduzca a la falta de una capa de ética protestante en nuestras vidas o a la necesidad de creación de gabinetes que irradien las ideas éticas que la profesora Adela Cortina propugna (El País, 29 de enero de 2015).

De cualquier forma, y que los seguidores de Pablo Iglesias me perdonen, no dejo de pensar en la posibilidad de que su líder se convierta en el Napoleón de Rebelión en la Granja, aquella inolvidable alegoría de George Orwell publicada en 1945. Se recordará que en esa sátira los cerdos, manipulados por Napoleón, van cambiando paulatinamente las reglas de convivencia según les conviene a los dirigentes, hasta el extremo de cambiarlas todas en perjuicio de los currantes de siempre, los gobernados. En otras palabras, van incorporando la corrupción a su modus vivendi. Desconozco si por Venezuela, Ecuador y Bolivia, países que los líderes de Podemos asesoran, el libro que menciono es popular y tiene difusión.

Los agitadores sociales, tipo san Pablo o Trotski, han sido necesarios a lo largo de la Historia. ¿Quién no aspira a proteger al débil? La aparición de Pablo Iglesias es un revulsivo necesario para agitar el actual escenario político español, aletargado con el bipartidismo, y revitalizar así la política. Lo interesante del momento presente que vivimos, en mi modesta opinión, es la sensación de una ciudadanía en movimiento y en ebullición con el aumento incesante de círculos y espacios de participación ciudadana. A mí me recuerda a aquel verano de 1967, en Estados Unidos, cuando el movimiento hippy se rebeló contra las columnas que sustentaban el sistema entonando San Francisco, aquel inolvidable himno de Scott McKenzie, que hasta Los Mustang popularizaron en nuestro idioma: “All across the nation, 
such a strange vibration, 
people in motion. 
There’s a whole generation 
with a new explanation, people in motion, 
people in motion”. Después vino 1968 y todo lo demás.

Y motivos para el hartazgo de la mayoría de ciudadanos no faltan: recortes sangrientos, tarjetas opacas, desprecio a la labor de los institutos de investigación, becas flacas, subidas de pensiones de risa, paraísos fiscales, cursos de formación fraudulentos, el caso Bárcenas, el caso Pujol y todos aquellos que a ustedes les puedan quitar el sueño. En fin, el campo está abonado con los ingredientes adecuados para que surja una revolución. Ahora o nunca. Y los partidos políticos establecidos, muy desprestigiados, en vez de dirigir juntos su mirada hacia el horizonte por donde hay que solucionar los problemas de los ciudadanos, en estos momentos están preocupados por el terremoto Podemos, no tanto por las consecuencias sino porque ven peligrar esa parcelita golosa de poder “ahora tú y después yo” en que se hallan instalados. Demasiado tarde para regenerar el país y poner en marcha leyes anticorrupción por parte de los de “ahora tú y después yo”. Podemos ha dado un golpe de mano o de estado a todas nuestras conciencias, y en esto hay que alabarles.

Los politólogos, historiadores y expertos pueden llamarlo populismo —véase El País, 11 de noviembre de 2014: “Virtudes y peligros del populismo” del profesor Álvarez Junco—, pero ¿qué nombre le ponemos a la situación en que ha vivido este país durante la última década más o menos?

Podemos puede ganar sin demasiada dificultad. Los que le han precedido no se lo han puesto demasiado difícil y además no tienen argumentos sólidos para hacerlo más allá de la descalificación gratuita que se acostumbra a esgrimir en estas ocasiones. Pero hagamos memoria por lo que respecta a la desazón y el recelo que produce en nuestras vidas todo aquello que es novedad: ¿quién garantizaba el éxito futuro cuando el PSOE ganó las elecciones en 1982? Se tuvo que bregar año tras año, y diez años después todo el mundo estaba orgulloso de ser español. Podemos puede ganar. Otra asunto es si se puede enderezar la situación, llevar el barco destartalado a buen puerto y derribar los muros del castillo que siempre hemos conocido. Esa es la duda que nos acompañará durante casi un año. Una cosa es despotricar contra el sistema que entre todos hemos creado, y otra muy diferente es diseñar uno nuevo que sea eficiente y que acabe con las martingalas de los que conquistan el poder, se acomodan y nos gobiernan.

Podemos arrastrará y reunirá a todos aquellos que no se acaban de creer que estamos saliendo de la crisis y que asistimos a los primeros pasos de la regeneración. Su ascenso quita el sueño a la antigua casta y también a los empresarios. No nos dicen exactamente qué van a hacer y cómo. Dicen que no son de izquierdas ni de derechas, ya que lo único que estas etiquetas infunden es descrédito y desconfianza. Sí, ya sabemos, que los ricos paguen más. Se observan pocos avances significativos desde el 15-M, pero la filosofía de la indignación continúa vigente. En 2011 los lemas en las plazas, recordémoslo, eran: “No hay pan para tanto chorizo”, “Nos mean y dicen que llueve”, “¿Dónde está la izquierda? Al fondo, a la derecha”, “Me sobra mes a final de sueldo”, “No falta el dinero; sobran ladrones”, “Si no nos dejáis soñar, no os dejaremos dormir”, etc. Y ahí estamos.

Bueno, una cosa sí que hemos averiguado en un año: del anonimato y de la falta de caras se ha pasado a la instauración de la tríada de un nuevo acorde, no musical, sino político: Iglesias, Monedero y Errejón. A algunos ya se les ha visto el plumero y se han esforzado por dar explicaciones y buscar fotos junto a santones para justificarse. Vamos a ver qué pasa en un año, aquí y fuera.

No al exterminio del arruí

Artículo de Opinión de David Sabido Bustos

Fue en el año 2013 cuando desde Conselleria se emitía la orden de erradicar el arruí de nuestra Fuente Roja y Sierra de Mariola, alegando que es una especie invasora .

Y ante esta catalogación, es necesario  detenerse y reflexionar desde otro prisma que no sean las frías ordenanzas y leyes que a veces no dejan a nuestros políticos ver más allá de la ventana de su oficina.

El arruí efectivamente, es una especia introducida en nuestra península por el hombre, de forma legal,  en el año 1970. Una especies importada desde los zoológicos de Casa Blanca y Frankfurt y puesta aquí en libertad.

Siendo cierto este hecho, hay que considerar que sería muy conveniente que se revisara su catalogalización de “especie invasora” ya que en sierras como nuestra Mariola o nuestra Fuente Roja, el arruí no compite ni supone riesgo alguno para otras especies autóctonas de sus mismas características, ya que no las hay.

La biodiversidad de nuestras sierras es rica y entre su fauna se encuentran las siguientes especies:

En cuanto a reptiles  encontramos la lagartija ibérica , el lagarto ocelado, la culebra viperina y la víbora hocicuda.

Entre las  aves encontramos  granívoras como la perdiz, el verdecillo o el pinzón; insectívoras como el petirrojo, el carbonero común o el pito real o rapaces como el águila real, el azor, el gavilán, el cernícalo, el búho real, el búho chico, el mochuelo, el cárabo, la lechuza, el autillo, el buitre leonado y el milano real.

Por último entre los mamíferos que viven en nuestros parques naturales y nuestras sierras se encuentran el conejo, la garduña, la comadreja, la gineta, el tejón, el zorro y el jabalí.

Como podemos observar, el arruí no compite con ninguna de nuestras especies autóctonas, todo lo contrario, ayuda a mantener nuestra biodiversidad puesto que el arruí forma parte de la cadena alimentaria de nuestras aves rapaces, cuando son crías recién nacidas y una vez han muerto.

Una de las características del arruí es que se reproducen con gran rapidez, pero lejos de ser un problema, su población puede mantenerse controlada permitiendo batidas controladas, de la misma forma que se controla al jabalí o a los conejos. Esto contribuye también a potenciar la actividad cinegética y por tanto, a mantener un factor económico más en nuestra ciudad y en nuestras comarcas.

No olvidemos además de todo lo anteriormente citado, los beneficios que comporta el arruí para la prevención de incendios forestales. Ya que nuestras administraciones no se preocupan por el mantenimiento de nuestros montes, deberían al menos no dificultar su conservación natural. De esta forma cuando llegan los meses de verano, no tendremos que lamentarnos al ver nuestro entorno hecho cenizas.

Por todo lo expuesto ruego a nuestra administración local que solicite firmemente a nuestra administración autonómica el mantenimiento del arruí, con la misma contundencia al menos que se defendieron los murciélagos de los túneles de la autovía. Y especialmente quiero detenerme en nuestra concejalía de medio ambiente, instalada en el silencio más absoluto, mientras desde Conselleria le dan un plazo de cinco años para exterminar al arruí.

Monedero en un avispero

Artículo de opinión de Jordi Sedano, edil No Adscrito

Mejor uno de “la casta” conocido y “atado en corto” que un anti-casta con “sobre sorpresa”.  Algunos apenas han rozado la poltrona y la moqueta y tienen un currículo interesante (si es que su currículo no miente, o mejor dicho, si él no miente en su currículo).

Los que claman voz en grito contra el establishment “la casta” exigiendo “transparencia cristalina y tolerancia chanchullera cero”, va y resulta que tendrán que aclarar cuanto antes, algunas actuaciones, difícilmente explicables. Monedero y Tania, la pareja sentimental de Don Pablo, tienen que empezar a dar explicaciones ya. A la carrera. Su gente se lo merece, y el resto de españoles también.

Es cierto, como dicen Monedero, Tania y cía. que “la casta”, es decir P.P., PSOE y la propia  I,U.(a la que los “no-casta” están dinamitando a placer desde dentro) son partidos repletos de estómagos agradecidos, es decir de “sub-casta”. Casta al fin, que diría Don Pablo.  Muy bien hasta aquí. Comparto e incluso entono el mea culpa y  reconozco que yo también he sido “casta”. Bueno más bien “castilla”.¡Ay Don Pablo!, si usted supiera… A mí si que me liquidó la “casta”. Los tiburones de verdad. Ya se sabe, si no cumples el guión, pues te dan un coscorrón.

 Monedero y Tanía tienen su parte de razón, como todo el mundo. Es verdad, ¡cuántos estómagos agradecidos anidan en  los partidos de la casta!. Es verdad. Pero el amigo Monedero, la amiga Tania y la incipiente “casta” que les rodea quizá no han comprendido todavía que tienen delante de ellos un problema morrocotudo. ¡Peaso poblema…! diría Chiquito. Ellos todavía no tienen estómagos agradecidos, no han tenido tiempo. Ellos hoy, lo que sí tienen, es un electorado crítico y exigente. Un polvorín. Dinamita en la cocina de su propia casa. Me refiero, como no, a su  propio “futurible”, que no real electorado. Un electorado a día de hoy “ficticio” porque está basado en encuestas y no en votos contantes y sonantes. Un electorado “prestado”, pues las elecciones, que a nadie se le olvide, se ganan en las urnas y no en los gráficos de colorines de los dominicales. De eso los sociólogos entendemos un poco. No mucho, pero algo.

 Conozco, imagino que cómo todos ustedes, a bastantes personas que simpatizan el entorno de Podemos; y con la que está cayendo, les entiendo perfectamente. Entiendo  la frustración y el desencanto de millones de ciudadanos que hoy canalizan su forma de entender la política a través de las propuestas de Podemos. Quien no entienda esto no entiende nada. Hasta ahí de acuerdo. Pero en Podemos hay de todo: de izquierdas, de centro y menos, pero también, ex-votantes del P.P.  La mayoría, la inmensa mayoría en Podemos son gente con juicio crítico y con ganas de infundir un profundo cambio en las formas y en el fondo de la vida política española. Por tanto, no hay que ser un lince para saber que el votante potencial de Podemos, como es lógico, es plural, muy plural y conscientemente “crítico” por naturaleza y por eso va a exigir explicaciones y responsabilidades constantemente fuera, pero especialmente también dentro de casa. Y las explicaciones “de la casa” tendrán que ser muy convincentes, tremendamente claras y convincentes,  o el “tic-tac, tic-tac, tic-tac…”  del reloj electoral de Don Pablo se puede poner en marcha, pero no como un reloj, sino como “una bomba de relojería” que puede estallar, dentro de su propia casa, si no logra convencer, urgentemente y con meridiana claridad, a su gente, a esos  cientos de miles de aspirantes a votar Podemos, que, hoy por hoy, son sólo demoscópicos.

Son gente con ideales, son cientos de miles de españoles con buena fe los que, creen en lo que les ha vendido Podemos. Los simpatizantes y posibles votantes de Podemos, no sólo necesitan explicaciones, sino que estoy seguro que van a exigirlas. Porque de lo contrario, Podemos, dejaría de ser Podemos para ser lo que ya empieza a ser, a todas luces, “the new casta”. Más de lo mismo.

Decreto 3 + 2 = – Igualdad

Artículo de Opinión de Joves Socialistes Alcoi

“Educación” nos sorprende nuevamente con otra reforma de ley que pretende aplicar para el curso 2016-17.
Una reforma que supone reducir “voluntariamente” los grados de 4 a 3 años y poder optar a masters de 1 o 2 años.

Según el ministro Wert, esto supondrá un ahorro para las familias de 150 millones de euros. Dado que según él, hay grados que no necesitan 4 años, así mismo los que realicen carreras de 3 años estarán antes trabajando.

Otra ventaja, añade, es que podremos estar al mismo nivel educativo que muchos de los países europeos, con lo que podrá suponer que más estudiantes europeos vengan a España a finalizar sus estudios y nosotros nos desplacemos al extranjero a realizar los doctorados.

Como bien dice Wert: “Solo el 20% del alumnado realiza un master”. Es muy probable que una de las causas sea porque el ministerio financia un +-85% de lo que cuesta una carrera, mientras que el máster lo abonan en su totalidad las familias, muchas de las cuales no tienen el poder adquisitivo necesario para pagar un master a sus hijos.

Según PSOEIUCCOOUGT, CSIFSTES, el Sindicato de Estudiantes, la Ceapa, la Federación de Asociaciones de Estudiantes Progresistas y hasta la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) creen que este decreto supondrá “un encarecimiento de los costes para el estudiante” porque “mientras el precio medio del crédito de un grado ronda los 20 euros, el del máster es de unos 60 euros”.

Es decir, este cambio supondrá abrir una brecha entre los que tienen dinero y los que no. Dado que los estudiantes que puedan financiarse dos años de master, estarán mejor titulados y con mayor posibilidad de acceder al mundo laboral que un estudiante que pueda financiarse 1 o ningún año de master. Y como es bien sabido, en el mercado laboral actual, la titulación es algo que realmente importa.

Así mismo, como dice Juan Jesús Donaire, vicerrector de Profesorado y Ordenación Académica de la UAB: “Si las carreras pasan de cuatro a tres años, bajarán de 240 créditos a 180. Dado que la financiación va vinculada al crédito, eso supondría menos dinero para el centro. Lo juzga «innegociable». Además, por lógica, menos créditos y menos dinero llevan a menos profesores.

Es por esto que los estudiantes no podemos quedarnos sentados a esperar este cambio, y como bien ha anunciado el sindicato de estudiantes, se van a realizar movilizaciones en contra de este decreto que, como muchos otros realizados por el Partido Popular, va en contra de la igualdad y los derechos de las personas, en este caso, de nosotros los ESTUDIANTES.

Desde Juventudes Socialistas de Alcoy queremos dar nuestro apoyo a todos aquellos jóvenes y estudiantes que van a ser víctimas de este otro parche impuesto por el actual gobierno y al mismo tiempo mostrar nuestra repulsa hacia él y hacia la desigualdad social que provocará una vez se haga vigente.

 

 

De obras y servicios

Artículo de Opinión de Jordi Martínez, edil de Obras y Servicios en el Ayuntamiento de Alcoy.

Durante los últimos días están acusando al Gobierno Municipal del Ayuntamiento de Alcoi de actuar de forma electoralista, ya que hemos anunciado las obras del Partidor, el pont de Sant Jordi, el proyecto de de la calle Entenza, u otras actuaciones de mantenimiento de nuestra ciudad.

Si bien es cierto que estos proyectos van a realizarse durante 2015, es conveniente explicar el por qué no se han podido llevar a cabo anteriormente. Cuando aterrizamos en el gobierno en junio de 2011, nos encontramos con una deuda de 38 millones de euros. ¡38 millones de euros! Se debían facturas a muchos proveedores que ya no querían trabajar para el Ayuntamiento porque tardaban mucho tiempo en cobrar. Nueve y diez meses debían esperar estos proveedores. Y sobre todo la vergüenza que nos daba a algunos ir mendigando servicios con menos dinero y sabiendo que pagábamos tan mal.

En esta legislatura nos hemos dedicado a tratar de paliar esta situación: sin descuidar a los ciudadanos, hemos reducido la deuda en casi 10 millones de euros, siendo uno de los diez ayuntamientos de España que más la ha reducido.

La teoría del Rafa Miró y Fernando Pastor de que esto se ha hecho gracias a las políticas de Mariano Rajoy no tiene sentido, puesto que en caso de ser así todos los Ayuntamientos de España hubiesen reducido su deuda. Además, ahora los proveedores cobran a menos de 30 días, algo que acredita el certificado del Ministerio que poseemos.
También nos acusan de no haber hecho nada durante estos años y que por este motivo no hemos gastado. Es cierto que la gente no ve grandes proyectos, grandes proyectos, como el Bulevar, como Serelles, como el fiasco de la Rosaleda; que, por cierto, luego hay que ver quién paga y cuándo. Pero hay que tener en cuenta que hemos aumentando en más del doble el dinero destinado a las ayudas sociales, los ciudadanos han sido la primera prioridad. No hemos dejado a nadie en la cuneta.

Hemos creado nuevas ayudas para los impuestos y hemos cumplido con el objetivo de que ningún niño se quedara sin comedor escolar, ya que la forma de gobernar del PP en la Generalitat sí ha sido la de recortar las ayudas sociales. Por este motivo hemos asumido algo que no era de nuestra competencia pero muy necesario para las familias. Desde el gobierno valenciano del Partido Popular, en lugar de ayudar, nos negaron la posibilidad de pedir un préstamo que hubiese permitido llevar adelante estos proyectos con anterioridad. No obstante, con la situación económica actual, con una brillante gestión económica (a los datos me remito) en manos del Alcalde, ya los podemos realizar.

Para los que hacer esto no es nada, también les podríamos decir que hemos ayudado a crear empresas y que hace pocos días, por ejemplo, entregamos las becas Alcoi iNMpuls a 47 nuevos proyectos, 75 en dos años. Pero si siguen insistiendo en las obras, podríamos explicar entre otras que se ha arreglado y repintado el asfalto de algunos puntos muy necesarios como la calle Isabel La Católica, el barrio de Batoi o el tramo de Tirant Lo Blanc, que desde hace muchos años era un lío por el exceso de líneas pintadas y repintadas. También estamos mejorando los polígonos industriales de la ciudad y ya hay fibra óptica en todos ellos o el proyecto de la calle Sabadell, entre muchos otros. Mejora de aceras en toda la ciudad, con subvenciones que convoca la propia Diputación, calle Virgen del Pilar, nuevos alcantarillados en el Viaducto, la propia concesión de la Generalitat Valenciana de 800.000 euros para acabar el puente Francisco Aura…

Sería incomprensible que con tantos programas de ayudas, con tantas iniciativas para Ayuntamientos como Alcoi que han cumplido con los compromisos económicos y que han saneado sus cuentas, con una incipiente recuperación económica, el Gobierno Municipal no se acogiera a realizar estas iniciativas. Y algunas de ellas no acabarán con las elecciones. Pero se quedarán en nuestra ciudad.

En lugar de acusarnos de electoralistas deberían tener en cuenta que nosotros pagamos todo lo que hacemos, cada vez en menos tiempo: sería muy fácil decir “Això ho pague jo”, pero ir acumulando deuda.
Como concejal, y desde la humildad, lamento, lamentamos todo el Gobierno Municipal, no haber podido realizar antes todos estos proyectos. Pero hemos de congratularnos porque por fin los vamos a poder ejecutar, gracias a la política económica que hemos dispuesto en esta legislatura. Gracias a la gestión seria, equilibrada, sin olvidar que primero a los ciudadanos y después lo demás.