Cuando la pobreza entra por la puerta, las batallas culturales saltan por la ventana

Artículo de Opinión de Rosa García, Portavoz de Ciudadanos en Alcoy 

Una de las consecuencias de este fin del mundo que algunos catalogan como “Made in China” es el cambio del discurso político.

En la pre-pandemia, los partidos se encontraban cómodos repartiéndose “zascas” dentro de una delirante regresión al año 1936. Incluir en la agenda política los problemas de la gente importaba menos o daba menos votos, a saber. Sin embargo, la punta del iceberg de la crisis económica que trajo el bichejo y que nos desangra, ha puesto en el centro de la diana cuestiones realmente importantes, como la factura de la luz. No hay mal que por bien no venga, lo celebro.

Si nos miramos el ombligo –dicen que los alcoyanos somos muy propensos a ello– parece que uno de los temas que más preocupa, o se quiere que preocupe, es el nombramiento de Antoni Miró como hijo predilecto de nuestra ciudad.

¿Provocación política o distinción más que merecida? Particularmente, y como la gran mayoría de los que se manifiestan a favor y en contra, ni conozco su obra ni entiendo nada de pintura y escultura. Yo también recibí adoctrinamiento, en forma de no tener clases de arte en mi época de estudiante y no tengo el ojo educado.

Mientras se libra esta batalla, Alcoy presenta una tasa de desempleo de 20,10 % (INE, Julio 2021) mientras que la media en España se encuentra en 14,30 % de la población activa. Debería ser prioritario a cualquier otra cosa, el problemón que representa que 5.361 personas busquen trabajo en una ciudad en declive, pero no lo es y si me equivoco que me lo demuestren.

Y también mientras se libra esa batalla, en Alcoy se está dejando morir de inanición al  Hospital, sin que nadie vaya a Valencia a coger de las solapas a los que pueden cambiar la situación y zarandearlos hasta que se den cuenta de que la situación es inadmisible.

La realidad es que el pasado viernes 3 de septiembre, en el Pleno del Ayuntamiento de Alcoy se emplearon casi cuarenta minutos en debatir una propuesta consistente en cambiarle el nombre a la Plaza de España y sustituirlo por Plaza Isabel Clara Simó. No voy a entrar en quién fue el proponente de la idea ni en el por qué, pero sí en el final de la película. Se aprobó dedicar a la escritora alcoyana una calle u otro espacio público en nuestra ciudad, cuando ésta ya se encontraba en el listado de nombres pendientes para el callejero de Alcoy. Cuarenta minutos preciosos, en los que no se habló de la decadencia de Alcoy ni en lo que se debe hacer para pararla.

Estos shows no deben continuar. No son admisibles. Todos los recursos de nuestro ayuntamiento deberían dedicarse de forma prioritaria a combatir la pobreza y la exclusión social. A partirse el corazón para conseguir que desde Valencia se deje de ningunearnos. A cuidar de Alcoy y de los alcoyanos y dejarse de gilipolleces de cuotas por sexo, o de adormecer los problemas reales con enfrentamientos entre los que padecen delirios nacionalistas frente a los que se envuelven en la bandera patria para tapar sus vergüenzas políticas, por ejemplo.

Parafraseando al grupo El último de la fila –en cuya separación tuvo mucho que ver la guerra de las lenguas– cuando la pobreza entra por la puerta, las batallas culturales deberían saltar por la ventana.

La UNDEF pide que se autoricen las Fiestas de Moros y Cristianos

Artículo de Opinión de la Junta Directiva de la UNDEF 

Con el 70% de la población vacunada y una situación sanitaria que mejora cada día, es hora de permitir que la fiesta pueda continuar.

Desde la UNDEF, queremos empezar este escrito dando la más sincera y fraternal enhorabuena a todo el mundo fallero por el éxito que han tenido los actos que han podido llevar a cabo y que han significado un principio de “volver a la normalidad” de las Fallas. El ambiente de responsabilidad cívica en que han transcurrido y han puesto de manifiesto que la fiesta es un evento cultural de primera magnitud. El mundo nos ha mirado con lupa y hemos respondido de manera brillante.

Concluidos los actos falleros, es imperativamente necesario hablar, ahora y sin demora, de nuestra gran fiesta, la fiesta de Moros y Cristianos, y sobre todo exigir a las autoridades sanitarias, que nos den una explicación lógica y coherente de las diferencias entre los actos falleros realizados y los actos de Moros y Cristianos no permitidos. Qué diferencia hay entre una mascletà o despertà y una disparada de arcabucería, qué diferencia hay entre un pasacalle fallero y una entrada de moros y cristianos con todas las medidas de Seguridad anticovid o de una diana, qué diferencia hay entre la ofrenda a la Mare de Déu y la ofrenda al patrón de cada pueblo. ¿Acaso es la aglomeración de gente? o ¿el toque de queda?

Las fallas se tenían que quemar para renovar los monumentos que llevaban más de año y medio guardados en el desván de la feria de muestras, y empezar de nuevo a poner en marcha la industria fallera. Pero qué pasa con la industria y artesanía de la fiesta de Moros y Cristianos, cuya maquinaria se encuentra oxidada, ahora toca engrasar los engranajes y ponerla en marcha, sin demora. Toca continuar insistiendo a las autoridades que es necesario que autoricen la realización de actos de fiestas de Moros y Cristianos en todas aquellas localidades que así lo soliciten. Durante toda la pandemia, el mundo de la fiesta ha

sido obediente y respetuoso con las normas, acatando todo aquello que han decidido los gobiernos y haciendo propuestas viables: la responsabilidad ha sido nuestra bandera tanto de manera interna cómo en los medios de comunicación. Siempre hemos creído que hacía falta arrimar el hombro porque todo pudiera ir bien. Y desde esa perspectiva hemos trabajado. Pero en estos momentos, con la situación sanitaria en mejora constante, consideramos totalmente imprescindible recuperar la celebración de nuestras fiestas, que llevan paralizadas desde hace más de año y medio.

No tendría que hacer falta recordar el gran impacto cultural, turístico, económico y emocional que tienen todas las manifestaciones festivas. Concretamente, la UNDEF contamos con 89 poblaciones federadas y más de 120.000 festeros y festeras. Nuestros actos fiesteros incluyen desfiles, entradas, embajadas, desembarcos, ofrendas, procesiones, conciertos, representaciones teatrales y un larguísimo etcétera. En nuestras actividades se ven involucradas innumerables bandas de música, dulzainas y tabals, grupos de percusión, diseño y realización de indumentaria y sastrería, orfebrería y joyería, peluquería y maquillaje, ballets profesionales y amateurs, cuadras de caballos, talleres de creación de carrozas y estandartes, elaboración y mantenimiento de arcabucería, pirotecnia y pólvora, entoldados, empresas de alquiler de sillas y escenarios, cáterin y restauración… El impacto económico de las fiestas de Moros y Cristianos es fundamental en muchas de nuestras comarcas y, con la pandemia y la falta de ayudas, ese tejido industrial, artesano y cultural ha sufrido una crisis que, por desgracia, será irrecuperable en algunos casos. La situación del sector es dramática y necesita una respuesta urgente por parte de la administración. Es preciso que la ruedaempiecea moverse de nuevo sin esperar más. Cómo dice el dicho popular: o todos moros, o todos cristianos.

¡Viva la Fiesta de Moros y Cristianos!

A la Asociación de San Jorge de Alcoy

Artículo de opinión de Rafael Valls

Dignísimos señores: hace ya un tiempo que falleció el Presidente Javier Morales, quien fue compañero mío de colegio en los salesianos, buena persona, precursor de muchas cosas en la Nostra Festa y últimamente mi asesor de cabecera en asuntos de fiesta alcoyana lo cual ha sido un gran honor para mi. Una simple nota de condolencia es lo único que se le ha brindado a Javier con la firma de varios Presidentes. Ni un solo homenaje ni tan siquiera el anuncio de ello. Ni una simple misa ni tan siquiera el anuncio de ello. Ni el mas mínimo resquicio de empatía con Javier a quien tantas veces se le ha dado de lado y apartado la mirada y menos todavía dejarse ver como amigo, lo cual es todo lo contrario al legado de Javier.

En la lejanía de la distancia no deseada hablamos Javier y yo de un asunto de un festero amigo mío quien ha pedido auxilio a la Asociación y se le ha vadeado con gran maestría. Se ha dejado indefenso a un veterano festero ante una filá que ya no es representativa de lo que fue, pero lo mas brutal del asunto es el que el  presidente actual dejó bien patente su negativa a recibirme por cualquiera de las formas negando repetidamente a través de un tercero la petición de amparo y mediación desplegando por mi parte la mayor de las diplomacias en ser escuchados mi representado y yo por su dignísima persona. Pero nada….imposible. Mi cuestión con la Asociación se verá señor presidente tanto usted lo quiera o no a pesar de su displicencia, porque usted no representa con su actitud a nadie amante de nuestra Fiesta.

Es usted nada digno del cargo que ocupa y ello se traduce en sus hechos, pues mi cuestión planteada es una banalidad con la auténtica barbaridad de no homenajear como se merece a Javier Morales y entregarle la máxima distinción de la Entidad a título póstumo y por supuesto indicar fecha de celebración de una solemne misa en honor y sufragio por el alma de Ilustre Javier Morales. No le quepa duda que es lo que hay que hacer cuando se es digno y diligente. Procure pensar por si mismo en esta cuestión pues hay muchos mas que yo y mas de los que usted se imagina muy próximos a la Institución que quedan a la espera de su decisión pues no hay nada mas inútil que no ser útil cuando así lo exige el momento.

Javier Morales. In memoriam

Artículo de Fernando Pastor, Diputado Autonómico del PP

Fue Jordi Sedano quien me informó por teléfono. Lo presentí al ver su llamada tan temprano para ser un miércoles de agosto: Javier Morales había fallecido.

Jordi y Javier eran buenos amigos. Muy buenos amigos, de los de verdad. Jordi es uno de los pocos que ha estado con Javier acompañándole en sus últimos paseos.

Gracias a la política tuve la oportunidad de conocer a Javier. Entre los años 2008 y 2011, siendo Sedano alcalde, dirigí la concejalía de Turismo y fue ahí cuando gestioné proyectos y compartí vivencias con Javier Morales, entonces presidente de la Asociación de San Jorge.

Entre todos los momentos y recuerdos que me vienen a la cabeza durante estos días, me quedo con una reflexión que Javier compartió conmigo. Se resume en una frase sencilla y al mismo tiempo contundente que le oí citar en varias ocasiones: “La Festa ha de estar al servicio de Alcoy y nunca al revés”.

Javier, con un enorme respeto hacia la Festa, entendía ésta como un elemento patrimonial, cultural, religioso, festivo… propiedad de todos los alcoyanos a través del cual podíamos contribuir a hacer un Alcoy más grande, más próspero, más capaz. Primero Alcoy y después la Festa, por ese orden.

Era valiente en este sentido. Pensar y compartir estas reflexiones en Alcoy significa exponerse a la polémica y a la crítica fácil. Más aún si quien las expone es el jefe de la Festa, el presidente de la Asociación de San Jorge.

Javier pensaba que era bueno para Alcoy que la Festa viajara a Nueva York o a Tokio. O que la Cabalgata de Reyes Magos visitase FITUR. Javier apoyaba desde el Casal todas y cada una de las acciones de promoción turística de Alcoy a través de la Festa. Porque a través de la Festa abrías la puerta de Alcoy, que era lo más importante. Y no al revés.

Hoy parecen planteamientos o actitudes sencillas y de cajón, pero entonces no lo eran. No todos en el mundo de la Festa pensaban como Javier sobre la promoción turística de la Festa y su utilización como recurso al servicio de la ciudad. Toda decisión tenía su riesgo, su crítica en la trastienda…

Para mí ésta fue una parte importante de su legado y aportación. Además, lo hizo sin ofender, sin menospreciar a quien no pensaba como él, sin señalar a nadie y, también muy importante, sin pedir nada a cambio. En este sentido, Javier dio mucho más de lo que recibió.

Como historia y descubrimiento personal me quedo con el viaje a Sicilia que compartimos Javier y yo junto a nuestras respectivas esposas, Emi y Susana, para recoger un premio internacional que el municipio siciliano de Misterbianco concedió a la Fiesta de Moros y Cristianos de Alcoy.

Allí tuve la ocasión de conocer más a fondo a Javier y descubrir otra de sus grandes aficiones o pasiones: la política. Daba gusto oírle hablar con propiedad y rigor de la Transición Española o de política internacional. Todo un descubrimiento. Un enorme placer.

¡Grande!, Javier Morales

Vendre les molles com a èxits

Article d’opinió de Pablo González, Regidor de Guanyar Alcoi

Ningú ha dit que gestionar un Ajuntament siga fàcil, però una cosa són contratemps que puguen sorgir i altra la falta de previsió, o el que és pitjor, la falta de planificació com a estratègia política del PSOE a Alcoi per al seu benefici.

En esta legislatura ens hem trobat amb dos serveis importants que acabaven contracte després de 20 anys, el servei d’aigua potable i el servei de transport urbà. Tant un com l’altre permetien prorrogar-los legalment, però tant un com l’altre el mateix govern del PSOE ha admés que presenten greus deficiències de fiscalització del servei amb dificultats per a controlar el que fan o se’ls paga a les empreses i també deficiències de qualitat i seguretat del servei, com és el cas del transport urbà, amb una flota molt envellida amb tres quartes parts dels autobusos superant l’edat estipulada per a la seua renovació.

Veient esta situació el més lògic haguera sigut treballar amb previsió per a tenir preparats millors serveis tan prompte com s’acabaren els contractes i no mantenir serveis deficients que perjudiquen la població durant més temps. Es podria haver planificat amb calma des de fa anys, amb processos participatius treballats de baix cap a dalt, sense presses. Però no s’ha fet així. El govern de Toni Francés ha preferit deixar passar els anys i no posar-se fins a última hora.

I no és la primera volta que ho fan. Van preferir no aprovar un nou servei de recollida de brossa el 2015 amb un plec de condicions que s’havia preparat amb múltiples sessions de treball del Consell de participació de Medi Ambient. No havien treballat la seua part corresponent a la neteja viària i vam haver d’esperar 3 anys per a renovar el servei. Tampoc no van preparar el servei de neteja d’edificis públics amb gestió directa tal com asseguraven que estaven fent en 2014. Hem hagut d’esperar sense contracte fins a enguany per a acabar tenint un servei privatitzat. I tampoc no van voler preparar amb temps un nou model d’aparcaments controlats quan en 2018 es va acabar el contracte de l’ORA i fins a enguany no veurem les primeres proves d’un nou sistema.

Sembla que no volen debatre sobre els models dels nous serveis en període electoral perquè s’evidenciaria que en el fons volen fer el mateix que faria la dreta: mantenir els serveis públics en mans d’empreses privades amb excuses diverses quan ja ha quedat demostrat que els serveis públics aporten més beneficis als treballadors i a la ciutadania. Des del PSOE preferixen prorrogar contractes deficients i així a la següent legislatura, abans d’eleccions, presentar els renovats serveis, lluents, amb olor de nou (encara que al final sempre siguen les mateixes empreses d’abans) però fer veure que gràcies a la seua feina tindrem un servei nou i més eficient, que gràcies a ells ara podrem controlar més a l’empresa, que ens han salvat del desastre on estàvem. Quan la realitat és que este mateix govern és qui no ha treballat amb temps i ha forçat la pròrroga dels serveis per a mantenir-nos en este desastre.

Si part de l’oposició compra el discurs del PSOE de que tot és molt complicat i que ara ja s’està treballant per a tindre els millors serveis el que es fa és avalar i blanquejar una mala gestió del govern durant anys. Si es vota a favor de prorrogar serveis deficients a canvi que siguen millors, per exemple amb autobusos nous i menys contaminants, sembla un canvi de cromos prou innocent perquè el lògic és que quan el servei es renove els autobusos ja vagen a ser nous i menys contaminants ho demane o no un grup de l’oposició. A més a més des de Podem s’aprova seguir amb serveis privatitzats a canvi de promeses de que es treballarà per la remunicipalització en un futur però resulta que açò ja ens ho havia promés el PSOE fa quatre anys quan estàvem junts en Guanyar Alcoi. Sembla aleshores que la prioritat no és que hi haja grans canvis ni evidenciar males gestions sinó conformar-se amb el que hi ha, seguir el full de ruta del PSOE sense confrontacions però després vendre que el que canvie serà gràcies al seu col·laboracionisme.

I amb tot ens trobem que el govern ens vol vendre les molles com a èxits i altres ens volen vendre com a èxits el que només són les molles que deixa el PSOE.

In Memoriam a un gran Fester i Persona

Artículo de Adolfo Seguí, Rafael Romá, Rafael Tortosa y Carlos Aracil, Expresidentes del Casal

Sumidos en la tristeza por la pérdida del estimado amigo y fester Javier Morales Ferri, queremos transmitir nuestro pesar a su familia.

Tras años de dedicación a la Festa, desde cargos en su Filà Realistas a todos los que ocupó en la Junta Directiva de la ASJ hasta culminar como Presidente, nos deja una persona noble, con talante negociador, siempre dispuesto a escuchar todas las opiniones, y que supo desde su amor a la Festa y las tradiciones ir adecuándose a los tiempos.

Estimado Javier, lamentamos tu marcha y estamos seguros de que San Jorge Mártir te ha acogido como mereces. Descansa en paz, buen amigo.

Adolfo Segui, Rafael Romá, Rafael Tortosa y Carlos Aracil

Expresidentes de la Asociación de San Jorge

Es un no parar. Ahora, las cuentas anuales…

Artículo de Antonio Pérez Bernabeu, Economista – Asesor Fiscal Socio de SOLGIA

“Ya no puedo más… Siempre se repite la misma historia”. ¡Qué razón tenía mi paisano Camilo Sesto! Lo que nos pasa a los asesores de empresa está por encima de cualquier guion de película de acción o de terror.

Desde hace tiempo podemos ver en nuestras pantallas (de ordenador), la serie de “El aBOEminable hombre de las leyes”.

Desde el tristemente famoso 14 de marzo de 2020 hemos tenido que leer muchos BOE con un contenido kafkiano, hemos pasado horas de sueño preparando circulares para nuestros clientes, y nos hemos dirigido a la Administración para que tuvieran en cuenta nuestras apreciaciones. Pues nada, como si quieres arroz, Catalina.

Desde la Administración nos están, -por qué no decirlo-, haciendo la puñeta: las campañas de impuestos a nivel informático han sido caóticas, da la impresión de que lo que se quiere desde arriba es que se utilicen programas de “la casa”. Para muestra un botón: queremos realizar una sencilla regularización de un impuesto presentado a través de un programa informático privado, realizamos la consulta y el funcionario de turno nos dice: “no puede hacer lo que usted pretende. Sí hubiera podido en el caso de haber utilizado nuestras aplicaciones”.

Y cuando pensábamos que ya lo habíamos visto todo, de pronto sale el Ministerio de Justicia aprobando una Orden que no tiene desperdicio.

Alguien pensó: “el 26 de julio los asesores fiscales terminan con el plazo de presentación del Impuesto sobre Sociedades. ¿Qué podríamos hacer para que no se aburran?”.

Entonces, unas mentes privilegiadas dijeron: “eureka, ya lo tenemos: una Orden para aprobar los nuevos modelos para la presentación de las cuentas anuales”. En plan “aquí te pillo, aquí te mato”.

La Orden recientemente publicada contiene tres novedades: la primera de ellas es la relativa a una cuestión de detalle en la instancia de presentación de los modelos de depósito de cuentas de las sociedades que han sometido sus cuentas anuales a auditoría; la segunda se refiere a la información no financiera; y finalmente, la “joya de la corona”: la hoja de declaración COVID 19, con referencia concreta a la repercusión del estado de alarma por la pandemia COVID en las empresas.

Según la norma “dicha hoja permitirá analizar a nivel granular empresarial los efectos de la pandemia y valorar las medidas de política económica puestas en marcha, lo que resultará de enorme interés para unidades ministeriales y áreas de investigación de la Administración pública a las que se dé acceso a estos datos”. Es para reflexionar, ¿eh?

¿De verdad era necesaria esta hoja COVID 19? Tengo mis dudas. Mejor dicho, no las tengo.

Palabras mayores

Artículo de Marcos Martínez, edil No Adscrito en el Ayuntamiento de Alcoy

Esta pandemia ha dejado en evidencia muchas de las carencias y falta de rigor de nuestras residencias de mayores, en muchos casos ya desde años atrás. Pero la mayor deficiencia de todas ha sido y es la falta de control y el poco interés por parte de la administración del buen funcionamiento de las mismas.

Son muchos los indicadores de que algo no funciona bien a la hora de adjudicar o poner en servicio una residencia, prueba de ello son la cantidad de sanciones (1300 en toda España) entre 2014 y 2020, más las que están en proceso de expediente, y las que quedarán, a buen seguro, para inspeccionar. Se calcula que hay unos 5.500 centros aproximadamente en España, aunque no existe un censo oficial.

Durante la pandemia, unos 30.000 ancianos murieron en las residencias, lo que provocó alarma en las autoridades y, al meterse en faena, observaron la falta de control que rige estos centros, con inspecciones insuficientes, sanciones muy bajas, y sobre todo, la indefensión de los usuarios. Los familiares se suelen desesperar ante el estado de los residentes en muchos casos. Hasta 2020, 10 comunidades no hacían ni una inspección anual de los centros (el 51% del total en España). Con el COVID-19, en 2020 y tras reforzar el sistema de inspecciones, en 7 de estas comunidades se siguió sin controlar las residencias, lo que nos demuestra, una vez más, la dejadez que envuelve este sector ¿Tan poco valoramos a nuestros mayores?¿Vamos a permitir que esto siga así?¿Tienen que ser los familiares quienes lleven a cabo las labores propias de las administraciones?

Cabe destacar los motivos más frecuentes de sanción: Incumplimiento normativa o contrato (483), falta de personal (400), asistencia inadecuada (317), falta de higiene (172), o trato degradante o mal trato (131). En la Comunidad Valenciana se han impuesto 91 sanciones en este tiempo a falta de cerrar algunos expedientes.

En el caso del DOMUS VI de Alcoy, que ya tenía problemas serios antes de la pandemia, y tras los trágicos acontecimientos que todos conocemos, se han realizado por parte de Conselleria varias inspecciones que concluyen que se cumple la normativa, aunque en una de ellas se observaron irregularidades. ¿Realmente se cumplen los ratios y normativas? ¿En qué circunstancias se realizaron estas inspecciones? ¿Con un centro al 50% de capacidad, o con una ocupación casi al completo como a día de hoy? ¿Ha mejorado la relación centro-familiares? ¿Se ha estudiado la falta de información que denuncian los usuarios? A poco que uno hable con los familiares de este centro, se da cuenta que siguen con los problemas de antaño. Que además de la falta de información, el trato a los residentes no es el más adecuado ni de lejos, por falta de personal, que no pueden disfrutar de todas las instalaciones de las que dispone el centro y otras muchas cuestiones, aunque la factura, eso sí, llegue todos los meses.

Alcoy no es un hecho aislado. El DOMUS VI en concreto, ha tenido varios problemas en comunidades como la Valenciana, Madrid, Castilla-La Mancha o Galicia, y los motivos son preocupantes, como falta de personal, riesgos para la salud, falta de higiene, asistencia inadecuada y, ojo al dato, trato denigrante. También se repite el patrón de la falta de información. ¿Qué tiene que decir la administración al respecto? Con todo esto, la Consellería de igualdad y políticas inclusivas ha aumentado el número de contratos con esta empresa, aunque diga que en Alcoy se estudiaría su reversión.

Es cierto que las competencias son de Conselleria, pero las autoridades locales deberían de presionar mucho más para garantizar el trato exquisito para con residentes y familiares, y no conformarse con lo que dictamine Valencia. Nuestros mayores no son una carga, son nuestra responsabilidad, como nosotros fuimos la suya antes, que se han ganado su bienestar con creces y a los que debemos el máximo respeto, además de ser lo que somos a día de hoy.

“Donde no se honra a los ancianos, no hay futuro para los jóvenes”.

Bufar en caldo gelat

Artículo de Quico Cantó, edil del PP en el Ayuntamiento de Alcoy 

Si el castellano nos deja la memorable frase “dime de que presumes y te diré de lo que careces”, el valenciano lo supera con la genuina e ilustrativa expresión bufar en caldo gelat. Esta frase define a quien hace ostentación de una situación de bienestar que realmente no se posee. De ella se valió Eduardo Escalante para titular uno de sus célebres sainetes. Y de ella nos podemos valer ahora para explicar la forma de actuar del gobierno socialista de Alcoy: hacer creer que las cosas son de una manera cuando en realidad son de otra forma bien diferente.

Existe un clamoroso y vergonzante ejemplo para ilustrar esta tendencia a maquillar la verdad: Entenza. Presentarla como una calle inteligente es una burla, precisamente, a la inteligencia de los alcoyanos. No extraña que muchos vecinos lo tomen como una broma tan pesada como los dos millones que costó la obra.

Por desgracia hay muchas más muestras de la diferencia que hay entre la ficción socialista y la realidad de Alcoy. Una es el anuncio que cada año hacen, a bombo y platillo, de los presupuestos participativos que contrasta con el silencio posterior a la hora de llevarlos a cabo. Hasta 800.000 euros quedan pendientes de ejecución desde 2015. Otra muestra la encontramos cuando el equipo de gobierno se apresura a montar una rueda de prensa anunciando la llegada de subvenciones pero se olvida después de explicar por qué se ha visto obligado a devolver 200.000 euros destinados a ayudas sociales.

Llevar una década en el poder, hacer bien poco, y tratar de justificar su inacción en las más remotas excusas (desde la complejidad de los proyectos hasta las herencias del PP) acaba pasando factura. El discurso oficial le ha saltado por los aires al alcalde y la realidad está saliendo a flote.

A la presentación virtual del proyecto de Rodes le contrarresta la realidad de las vallas azules, baches y señales sujetas con bridas que marcan la peatonalización exprés que aprobaron PSOE y Podemos. Hay, incluso, quien cree que esas prisas obedecen a las ansias por mostrarse como el alcalde más molón en cuanto a la agenda 2030 se refiere. A costa de intereses de vecinos y comerciantes, claro.

Después de 10 años al frente del Ayuntamiento, los alcoyanos ven con claridad que, pese a los intentos por disimularlo, el emperador estaba desnudo. El señor alcalde necesita maquillar la realidad para que ésta no le estropee la agencia de colocación en la que se ha convertido el PSOE local.

Dos años han estado desde la Concejalía de Deportes, a preguntas del PP, anunciando que no se iba a llevar a cabo ninguna mejora en el centenario campo de El Collao. Pero, de repente, la fortuna nos regaló un inolvidable Alcoyano – Real Madrid. En la previa del partido la tele entrevistó a Antonio Francés y ¡oh, sorpresa! Allí apareció Gol B, nuestro pequeño y voluntarioso The Kop particular, recién pintado a mayor gloria de quien seguramente a esa hora ya tenía las maletas preparadas para huir a Penáguila. No hacía falta adecentar el campo para los sufridos aficionados alcoyanistas, pero sí para que la máxima autoridad local quedara bien en pantalla. Otra vez esa obsesión por las apariencias. Un campo de glorioso pasado recién pintado, pero que por dentro necesita una reforma integral. Es una triste metáfora de la situación de nuestra ciudad.

El ego de quienes se creen dueños del cortijo es cada vez mayor. No extraña que el alcalde use el Mercedes oficial para acudir incluso a entrevistas a radios locales. En plan estrella. Esa obsesión por aparecer en cualquier ocasión lúdico-festiva, ante la ausencia total de acciones de calado, explicaría el empeño que puso el señor alcalde en recoger personalmente el premio ondas póstumo a Camilo Sesto. ¡Vamos! aquello de querer ser el muerto en el entierro, el niño en el bautizo y la novia en la boda… Pero al final los que vamos a perder la serenidad somos los alcoyanos, hartos de rodar en la noria de Francés y su política de postureo tan alejada de las verdaderas necesidades de Alcoy.

La ciudad necesita un cambio de rumbo para poder afrontar los problemas reales que padecemos los alcoyanos. Es preciso generar un entorno que permita la creación de empleo y estimule la vida social de la ciudad. Y para ello hay que trabajar duro, no aparentar que se hace. Alcoy no puede permitirse bufar en caldo gelat presumiendo de un gobierno inane que no da la talla en los momentos en los que más se le necesita.

Sanidad botánica

Artículo de Marcos Martínez, edil No Adscrito en Alcoy

En agosto de 2019, escribía un artículo con motivo de la dimisión del jefe de urgencias del hospital Virgen de los Lirios, tras el colapso del servicio. Empezábamos a vislumbrar la punta del iceberg de un serio problema de falta de personal a todos los niveles. Dos años después, el problema es mucho más grave, y a las puertas de la temporada vacacional y con tiempo de sobra para organizarlo, estamos peor que entonces.

Hace ya 6 años que se vienen observando problemas a nivel de profesionales, médicos que renuncian a su plaza o piden el traslado a otros centros, así como numerosas discrepancias con la dirección del centro. Añadimos ahora los retrasos en la atención médica primaria o de cabecera, sumados a los de especialidades o intervenciones quirúrgicas con más de 2 años de espera en muchos casos.

Un problema que no es exclusivo de Alcoy, sino que se extiende por toda nuestra comunidad, algo que el Consell achaca a la dificultad de contratar personal cualificado. ¿Qué condiciones ofrece el Consell para estas contrataciones? Al parecer son nefastas. ¿No habría que revisar el sistema para evitar esta situación? Menos requisitos lingüísticos y más gestión. Siempre tarde, cuando los colapsos son un hecho y la oposición les saca los colores, es cuando empiezan a mover algo.

En Alcoy debemos añadir, entre otras cosas, el retraso en la remodelación de la planta de pediatría, la ampliación del hospital que no llega, falta de anestesistas o refuerzos de personal en el caso que nos ocupa. Por no hablar de que el CEEM sigue sin abrirse. Eso sí, con sus altos cargos y asesores bien al día (nadie sabe muy bien para qué).

En un año en el que el sector sanitario ha dado todo y más por los ciudadanos, que han puesto su tiempo, salud, templanza o incluso su vida al servicio de todos nosotros, con secuelas físicas y emocionales en muchos casos, que han salvado la cara a los políticos de turno, resulta que se les ningunea y se les infravalora sin despeinarse. O que tengan que sufrir amenazas de parte de sus superiores, algo vergonzoso a todas luces. Tan vergonzoso como despedir por whatsapp o mensajes de texto a quienes han estado en primera línea en esta pandemia. “El Govèrn de les persones” dicen.

Tampoco hace mucho que los MIR estuvieron en pie de guerra por el tema de su bajo salario y sus condiciones laborales. Aun así, hay quien piensa que la gestión pública es garantía de un mejor servicio, aunque siempre salven los muebles con derivaciones a la sanidad privada.

En la pasada legislatura ya sufrieron esta deficiencia nuestros centros de mayores, sin que hicieran absolutamente nada hasta la movilización de los trabajadores del sector y que la oposición les sacara los colores, como he dicho al principio. En fin, habrá que ver hasta donde se llega esta vez, aunque parece que en esta ocasión lo de apelar a la profesionalidad de los médicos y sanitarios no va a ser suficiente.

Para finalizar, estoy totalmente de acuerdo en que un Hospital debe dirigirlo un buen profesional y no un afín a la causa. Tanto los profesionales del Hospital Virgen de los Lirios, como los casi 140.000 habitantes del área de salud de Alcoy nos merecemos todos los respetos. Botanic gestión 0.0