Nacho Gómez, Presidente de FEDAC: “en líneas generales la industria ha plantado cara a la crisis del Coronavirus”

Un año después del estallido de la crisis sanitaria del Coronavirus, el tejido industrial de las comarcas de l’Alcoià y el Comtat resiste las duras consecuencias económicas derivadas de la misma pandemia. Muchas de estas firmas mantuvieron la actividad hace un año, tras decretarse el Estado de Alarma, ya que implantaron rápidamente los protocolos necesarios para frenar la Covid-19.

Así lo aseguran desde la Federación Comarcal de Empresarios, FEDAC, quienes señalan la capacidad que han tenido muchas empresas de reinventarse para fabricar productos sanitarios. Además reconocen que la hostelería o el turismo se han visto gravemente dañados a causa de las restricciones para frenar la pandemia que han ido entrando en vigor durante los últimos meses “la crisis sanitaria nos ha hecho daño pero quizás no tanto como en otros puntos de la Comunidad Valenciana. Las empresas textiles, metalúrgicas o del plástico han sabido plantar cara a las dificultades que han ido surgiendo para crear nuevos productos atendiendo a la demanda que genera el contexto actual de pandemia. En cambio la restauración y el sector turístico afrontan un momento complicado por eso se están centrando ahora todos los esfuerzos en conseguir las máximas ayudas económicas para los mismos“, afirma Gomez.

Desde FEDAC insisten en que a partir de ahora las empresas asumirán nuevos retos como la salida de muchos empleados de los ERTE o la devolución de los préstamos que se solicitaron para afrontar la delicada situación económica de buena parte del 2020. Esto, indican, puede complicar el futuro de muchas firmas al venir de un año en el que prácticamente ha habido baja producción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *