Últimas Noticias

Las llamas del incendio declarado en Vall d’Ebo el pasado sábado, y que acabó penetrando en El Comtat, están a...

El fuego de Vall d’Ebo sigue penetrando en El Comtat en una tarde en la que se complica la situación...

El Ayuntamiento de Alcoy ha comunicado este lunes la inmediata puesta en marcha de la piscina de las Paúlas. Será...

El Colegio Carmelitas de Alcoy ha preparado la I Pujada a La Serreta.  La prueba tendrá lugar el 17 de...

banner home cope en directo
banner movil cope en directo

Síguenos en RRSS

imagen facebook cope alcoy
imagen twitter cope alcoy
Imagen instagram cope alcoy
imagen Youtube cope alcoy
Sant JordietPortada Anuario Cope Alcoi 2021

Fiesta y Cultura

El Archivo Municipal de Alcoy ha restaurado siete volúmenes de los siglos XVIII y XIX, unas piezas que hasta el...

Beniarrés acogerá el próximo 7 de agosto una doble cita con la música de la mano de Orfeu Ensemble de...

La Asociación de San Jorge de Alcoy ha dado a conocer las obras que se han presentado al XXXIV Certamen de...

Educación

El Pleno del Consell del pasado 15 de julio autorizaba el número de unidades que hay que concertar en centros...

La vicerrectora de Transferencia, Innovación y Divulgación Científica de la Universidad de Alicante (UA), María Jesús Pastor ha encabezado esta...

El Reto SEAT Challenge 2022, organizado por la Cátedra AITEX – UPV, ha llegado a su fin. Las instalaciones de...

La xylella aboca a la comarca hacia el monocultivo

Los agricultores que han visto afectados sus campos de almendros por la Xylella Fastidiosa denuncian que las medidas aplicadas en los últimos años para erradicar la plaga han puesto en peligro el futuro del cultivo de este fruto seco en las comarcas de l’Alcoià y el Comtat.

En este sentido aseguran que la tala masiva de árboles, como medida de contención, ha resultado insuficiente y detallan que esta situación está abocando al interior de Alicante hacia el monocultivola Conselleria recomienda la plantación de olivos en los terrenos que antes tenían almendros una vez pase el periodo reglamentario que permita comprobar que ya no hay Xylella. Esto rompe por completo el ciclo agrario de estas comarcas de la montaña puesto que los productores se lo van a jugar todo a una carta, algo que además se une a que en estos momentos el aceite no se está pagando acorde a los costes de producción”, señala Ismael Blasco, del Grup d’Interés El Comtat Viu. De igual forma Blasco indica que los propios afectados vienen reclamando desde hace tiempo que solo se actúe eliminando el árbol que está enfermo y defiende que este proceso se realice complementándolo con la aplicación de insecticidas que únicamente incidan sobre la plaga para evitar así dañar el entorno.

Asimismo, afirman que el fin del cultivo de la almendra puede suponerla puntilla para unos pueblos que están gravemente afectados por la despoblación y que tienen en la producción de almendras un importante modelo de negocio que permite a muchas familias tener una salida laboral. Estamos ante un problema que nos afecta a toda la comarca y algunos municipios como Cocentaina han aprobado recientemente en pleno que se adopten las medidas necesarias para que la lucha contra la Xylella no siga suponiendo un calvario para nuestros agricultores. Esperamos que el resto de localidades siga este ejemplo para que así la Conselleria nos escuche”, concluye Blasco.

Indicar que los propios afectados por la Xylella han realizado numerosas acciones reivindicativas como manifestaciones en Alcoy y Cocentaina en los últimos años para recriminar a Agricultura lo que consideran una supresión indiscriminada de almendros que están en buen estado.

La Unió de Llauradors propone un Plan para hacer frente a los daños de la Xylella

La Unió de Llauradors ha propuesto a la Conselleria de Agricultura un plan de acción efectivo para hacer frente y minimizar los daños que la Xylella fastidiosa está provocando en las comarcas de Alicante tras consensuarlo con los agricultores y agentes implicados de las zonas afectadas.

El colectivo plantea arrancar de manera prioritaria todas las parcelas de almendros abandonadas en las zonas demarcadas. También reclama el arranque sólo de los árboles afectados dentro del radio de 100 metros del ejemplar infectado y no de otros cultivos, puesto que es el único sensible por ahora a la subespecie Multiplex que es la detectada en la zona. Asimismo se insta a la reducción del periodo de limitación de plantación de cinco a dos años o el incremento de las indemnizaciones, fundamentalmente para los frutos secos cultivados en secano, y que se contemple una indemnización por lucro cesante. Sobre el tratamiento fiscal, se pone sobre la mesa que las indemnizaciones que reciben los productores afectados se contemplen como pérdida patrimonial y que se exima del pago del IBI o de cualquier otro tributo a las fincas afectadas por la Xylella que han sido arrancadas.

Ramón Mampel, Secretario de La Unió de Llauradors, insiste en la necesidad de hacer un frente común entre todos los agentes implicados para combatir la bacteria de la Xylellasi no conseguimos controlarla ahora, los daños que provocará en la agricultura y paisaje valenciano serán desastrosos en el futuro. Si la información que se transmite no es precisa, crea dudas entre la gente y confusión, generándose por lo tanto un ambiente proclive a la proliferación de especulaciones interesadas que no interesa lo más mínimo“, apunta.

Recordar que la Unió de Llauradors ha realizado en los últimos meses más de 25 charlas informativas sobre la Xylella en las comarcas de la Marina Alta, Marina Baixa y El Comtat con la asistencia de más de 2.000 agricultores. Además ha visitado los campos y ha conocido de cerca la situación de la mano de los productores.

Primer caso de la xylella fastidiosa en Balones

La Conselleria de Agricultura ha detectado la presencia de la bacteria xylella fastidiosa en cultivos de la comarca. Los técnicos han confirmado la aparición de esta bacteria, que provoca la muerte de árboles en menos de un año, en Balones. La Generalitat ha informado al Gobierno central y a la Comisión Europea, e investiga el alcance del brote con el análisis de parcelas de L’Alcoià, El Comtat y La Marina.

En los dos focos declarados desde que el 29 de junio se confirmó la presencia de xylella en una parcela de Castell de Guadalest y el posterior positivo en tres muestras de almendro de Benimantell, los técnicos han tratado 18,2 hectáreas con insecticida, de ellas 5,53 en zona forestal. Han eliminado los arbustos del sotobosque y 304 almendros de cinco plantaciones.

Los nuevos positivos, tras los detectados en junio, los ha confirmado el laboratorio nacional de referencia del IVIA. La consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián, ha informado este lunes a los alcaldes de la provincia, de la detección en 26 nuevas parcelas de almendros, 23 de ellas dentro de la zona demarcada de la comarca de La Marina Baixa por los dos brotes precedentes y el resto a menos de 4 kilómetros, en Balones y Alcalalí.

 

La Unió de Llauradors informa en Benilloba sobre la Xylella fastidiosa

Más de 150 personas asistieron en Benilloba a la charla informativa sobre la Xylella fastidiosa y sus efectos en los cultivos que impartió esta semana Ferran Gregori, ingeniero técnico agrícola y responsable técnico también de los servicios agrícolas de la Unió de Llauradors i Ramaders.

Ferran explicó que el origen de la bacteria que afecta a la península se identificó en Costa Rica y señaló que con toda probabilidad ha sido el ser humano quien lo ha introducido. En este sentido dijo que la Xylella fastidiosa se encuentra claramente identificada en América y tan sólo Italia y las Islas Baleares en Europa, han sido dos puntos donde no se ha podido controlar. Además apuntó que en la península existen dos focos identificados en campos de almendros de Guadalest y Benimantell, por lo que aseguró que la Unió apuesta por su “erradicación” como medida más efectiva para hacer frente a esta bacteria.

Sobre la propagación detalló que son insectos de gran tamañocapaces de llegar al interior de los árboles” y que estos tienen un radio de acción de unos 100 metros, motivo por el cual el protocolo activado por la Conselleria prevé la erradicación de todos los árboles en un radio de 100 metros del punto de la infección y el establecimiento de una zona de contención de 10 kilómetros con controles exhaustivos.

Finalmente el técnico agrícola ha utilizado unos mapas elaborados por el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA) para señalar las zonas más susceptibles de ser afectadas por la bacteria e indicó que la comarca de El Comtat, a pesar de encontrarse relativamente cerca de los focos, “no se encuentra en peligro inminente por sus características medioambientales, aunque esto es ahora y no podemos asegurar que continúe así en el futuro“, concluyó.