La Misa de Todos los Santos pasa del Cementerio a la Parroquia de San Mauro

La crisis sanitaria del Coronavirus impedirá la celebración de la tradicional misa en homenaje a nuestros difuntos que se celebra cada 1 de noviembre en el Cementerio Municipal de Alcoy. El oficio religioso, para evitar aglomeraciones y cumplir con las medidas de seguridad, se realizará en cada templo de la ciudad durante toda la mañana mientras que a las 12 del mediodía tendrá lugar la eucaristía interrparroquial. Será en la Parroquia de San Mauro y San Francisco con aforo limitado “este año no podemos estar en el Cementerio pero desde la iglesia podemos recordar perfectamente a nuestros difuntos, rezar por ellos e incluso traer flores para depositarlas ante la cruz“, explicaba en COPE ALCOY Don José Luís Llopis; titular de las Parroquias del Centro.

El lunes 2 de noviembre, coincidiendo con el Día de los Fieles Difuntos, los sacerdotes alcoyanos visitarán el Cementerio para rezar un responso en recuerdo a los que nos dejaron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *