Últimas Noticias

El salón de actos del IVAM-CADA de Alcoy ha acogido esta semana la presentación de una nueva edición de la...

El equipo de Cope Alcoy pone a disposición de los ciudadanos el teléfono del oyente. A partir de ahora, a...

Hoy viernes hemos recordado los problemas que sufre el IVAM-CADA en su climatización. También hemos destacado que Pepe Serna seguirá...

Un pequeño terremoto ha sorprendido al municipio de L’Orxa en la mañana de este jueves 20 de junio. El seísmo...

La justicia es contundente: El Ayuntamiento de Alcoy tiene un año para reformar la Rosaleda

«Pocas veces nos topamos con un incumplimiento tan grave y craso de las previsiones de los arts. 117.3 y 118 de la Constitución Española». Estas palabras forman parte de la respuesta que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ha dado al Ayuntamiento de Alcoy, que le pidió que ampliara el plazo límite para que esté terminada la reposición de la zona verde de la Rosaleda.

Una resolución en la que sí que aceptan ampliar ese plazo de abril del 2024 a julio del 2024, tres meses después. Sin embargo, la justicia es contundente. Aseguran que el Ayuntamiento tiene los medios y los remedios para cumplir la sentencia siempre que no configuren las ofertas de las obras de modo que no sean asumibles por los posibles contratantes, como pasó hace unos meses cuando el concurso quedó desierto. «El Ayuntamiento, en el ejercicio de las potestades que le asisten, es el que debe instrumentar la ejecución en el plazo de un año, y no justo lo contrario, aparentar meramente que se ejecuta la sentencia», reza la resolución.

Y es que la sentencia lleva pendiente de ejecutarse desde 2007. El TSJCV que, este hecho, constata la “insinceridad de la desobediencia disimilada” por parte del Consistorio.

Advierten, de nuevo, de las posibles multas, a título personal, para el alcalde, Toni Francés, y la nueva edil de Urbanismo, Vanessa Moltó, si no se cumple la sentencia en el plazo establecido. «Advertimos que las multas a imponer eventualmente al Alcalde-Presidente y a la Concejal de Urbanismo serán inmediatamente ejecutivas y habrán de pagarse con su peculio personal. Sin que esta Sala admita cualquier maniobra de sustitución de la responsabilidad con cargo a la Corporación».

El proceso

Después de quedar el concurso público desierto, se realizó una revisión de los precios. El nuevo presupuesto es de  4.810.571,09 euros, prácticamente el doble de lo previsto inicialmente. Para poder financiarlo, el Ayuntamiento va a solicitar un préstamo de cuatro millones de euros. El concurso público, sin embargo, aún está pendiente de publicarse.

La Rosaleda costará cinco millones de euros a Alcoy, el doble de lo inicialmente previsto

El Ayuntamiento de Alcoy está obligado a reponer la zona verde de La Rosaleda. Así lo dicta una sentencia judicial. Sin embargo, el proyecto costará cerca de cinco millones de euros a la ciudad. En concreto, el presupuesto es de 4.810.571,09 euros.

El dato contrasta con el anterior proyecto que sacó a licitación el Consistorio en marzo de 2023, en un concurso que quedó desierto. Es decir, ninguna empresa se presentó, ya que el presupuesto -de unos 2’4 millones de euros- estaba por debajo del precio de mercado. Esto significaría que ejecutar las obras les haría perder dinero.

Ante esta situación, el Ayuntamiento se vio obligado a revisar los precios. Esto es algo que no había hecho hasta el momento porque consideraba que el aumento de los costes en algunas partidas se podría compensar con el presupuesto de otras. Y es que el proyecto fue redactado en 2020, antes de que aumentaran los costes de las materias primas, de la energía…

Aseguraba Natxo Gómez, presidente de la Federación Empresarial de l’Alcoià-Comtat (FEDAC) y vicepresidente de la Unión Empresarial de la Provincia de Alicante (UEPAL), en marzo que el desfase en los precios era de cerca del 50%. Y parece que así ha sido. «No entendíamos por qué el Ayuntamiento seguía sacando estos proyectos después de toda la crisis y la subida de precios. Parece que no había mucho interés en que salieran adelante algunas obras públicas», ha explicado Gómez este viernes en declaraciones a Cope Alcoy.

Pero, ¿podrían haber sido menores los costes si los precios se hubieran actualizado en su momento? Es probable que sí. La anterior licitación se aprobó a finales de diciembre de 2022. Sin embargo, el año cerró con una inflación del 5,7%. Por tanto, al revisarse los precios ahora, a los costes normales había que sumarle ese incremento.

Según ha asegurado Toni Francés, alcalde de la ciudad, en declaraciones a Cope Alcoy, la ejecución del nuevo proyecto se sacará en breves a concurso público. «Durante el mes de julio licitaremos el proyecto para que antes de final de año puedan comenzar las obras«.

Ultimátum de la Justicia

La licitación quedó desierta en marzo y en abril la Justicia dio un ultimátum al Ayuntamiento de Alcoy. Ante los retrasos, la Sala Contenciosa Administrativa del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciano (TSJCV) dictó una providencia en la que advertía al alcalde, Toni Francés, y al hasta ahora concejal de Urbanismo, Jordi Martínez, mediante notificación personal de posibles responsabilidades penales y de multas coercitivas.

«El proyecto fue un fracaso del Gobierno del momento. Se denunció desde el primer día. Partiendo de ahí, hemos llegado al nivel más extremo. El juez insta al Ayuntamiento amenazándolo. Si no consiguen sacar el proyecto, comenzarán a multar a personas del Gobierno. A partir de ahí se han puesto las pilas«, considera Gómez.

A esta providencia han respondido desde el Consistorio. «Nosotros contestamos a ese requerimiento con todos los documentos y pasos que hemos dado demostrando que nunca hemos estado parados y que no ha habido una voluntad de no ejecutar la sentencia«, ha asegurado Francés.