Últimas Noticias

Sucedió de nuevo y el Simposio Encuentro de Nuevas Tendencias en Música y Educación de Cocentaina (Sent-me) finalizaba el viernes...

El equipo de Cope Alcoy pone a disposición de los ciudadanos el teléfono del oyente. A partir de ahora, a...

Hoy lunes comenzamos la semana destacando que las comarcas de l’Alcoià y el Comtat también festejaron ayer la victoria de...

El transporte no es ajeno a la ausencia de mano de obra que acusan otros ámbitos de nuestra economía como...

El invierno más seco de la serie histórica eleva el riesgo de incendios de cara a primavera

Alcoy y nuestras comarcas despidieron ayer el invierno más cálido de la serie histórica y esto, unido también a la falta de lluvias de los últimos meses, hacen que en la primavera que hoy comienza se incremente de forma considerable el riesgo de incendios forestales. Así lo aseguran desde la Agrupación Contra Incendios Forestales de AlcoyACIF, entidad que desempeña una importante labor en las tareas de prevención así como control de los fuegos que se puedan producir en esta zona del interior de Alicante.

Desde ACIF recuerdan también la importancia de extremar todas las precauciones a la hora de realizar las quemas agrícolas en urbanizaciones próximas a la montaña o en entornos en los que pueda haber acumulación de vegetación  «hay que tener muy en cuenta que no se pueden hacer esas quemas cuando hay alerta 3 decretada por Conselleria, tal y como pasa cada vez más, o cuando las condiciones climatológicas sean adversas con fuertes vientos o altas temperaturas«, matizaba en COPE ALCOY Jordi Gutiérrez, presidente del colectivo. Gutiérrez también avanzaba que la situación puede ser complicada de cara al verano «hemos visto un gran incendio en Fanzara (Castellón), antes de terminar el invierno, y si no llueve en abril o mayo nos vamos a encontrar con vegetación muy seca en la montaña; lo cual favorece la proliferación de incendios si cae un rayo o si se produce alguna negligencia«, concluye.

En l’Alcoià y el Comtat el invierno se ha despedido también con un destacado incendio en el término municipal de Muro, concretamente en la pedanía de Turballos. Se originó el pasado domingo tras descontrolarse una quema agrícola e inmediatamente comenzaron las labores de extinción con medios aéreos y terrestres. El fuego arrasó finalmente 29 hectáreas de monte en el entorno de la Cova de la Dona según informaron desde el Consorcio Provincial de Bomberos de la Diputación de Alicante.

Recta final a un invierno seco. La falta de lluvias incrementa el riesgo de incendios forestales

El invierno toca prácticamente a su fin después de unos meses en los que han sido noticia las altas temperaturas e incluso las escasas precipitaciones que se han dado tanto en Alcoy como en los municipios de nuestras comarcas. Prácticamente se pueden contar con los dedos de las manos los días en los que ha hecho frío y apenas se han registrado fuertes heladas ni tampoco ha nevado en nuestras montañas. La excepción la encontramos en la madrugada del pasado 2 al 3 de marzo, fecha en la la nieve apareció tímidamente cubriendo de un fino manto blanco cimas altas como La Serrella, Aitana o Montcabrer.

Esta situación tiene también sus consecuencias para nuestro entorno natural y eleva incluso el riesgo de incendios forestales de cara a los meses de primavera, contexto que también ha estado vigente este invierno. Todo ello debido al estado en el que se encuentra la mayor parte de la vegetación «estamos ante un auténtico polvorín y por eso es necesario actuar para evitar situaciones como la que ocurrió en Vall d’Ebo en el verano de 2022. El principal objetivo pasa ahora mismo por una correcta gestión forestal de las administraciones o particulares con el fin de trabajar en frenar que pueda originarse un gran siniestro«, aseguraba Tono Belda, profesor del Departamento de Ciencias de la Tierra y del Medio Ambiente de la Universidad de Alicante, en declaraciones a COPE ALCOY. Belda también remarca los efectos que ha dejado en los cultivos el invierno tan anómalo que hemos tenido este año «hay árboles frutales que necesitan unas 300 horas de frío intenso, para hacer una fructificación correcta, y que esto no se haya producido de forma adecuada va a condicionar notablemente a las cosechas. También la falta de lluvias hace que los sembrados no proliferen como toca y la posibilidad de una helada tardía genera en estos momentos mucha incertidumbre a los agricultores», concluye. 

Hay que destacar que al frío solo le hemos visto un poco la cara en estos primeros días de marzo. No obstante, la situación cambia en unos días y a partir de finales de semana van a subir considerablemente las máximas en nuestras comarcas. Durante el puente de San José tendremos máximas que rozarán los 25 grados para despedir un invierno que ha hecho historia.

Aquí puedes escuchar la entrevista con Tono Belda:

Alerta en nuestras montañas: nivel extremo por riesgo de incendios forestales en octubre

Nuestras montañas están en alerta. El Centro de Emergencias de la Generalitat Valenciana (GVA) ha informado del nivel extremo por riesgo de incendios forestales en toda la provincia de Alicante. Una situación atípica y preocupante porque nos encontramos a mediados de octubre.

Sin embargo, estamos teniendo un inicio del otoño extremadamente cálido, con temperaturas que han superado los 30ºC en las últimas semanas. Y a eso hay que sumar otro dato: que no llueve. Según el pluviómetro del Círculo Industrial de Alcoy, no se han registrado precipitaciones en todo este mes. «Estamos en el mes de octubre y sigue haciendo calor. Es cierto que tuvimos bastante precipitación en la primavera, que hizo que creciera bastante vegetación. Esa materia orgánica la tenemos ahí a expensas del peligro. Y mientras continúe esta situación, seguirá siendo un peligro. Tenemos que estar alerta», ha asegurado Tono Belda, profesor de Departamento de Ciencias de la Tierra y Medio Ambiente de la Universidad de Alicante (UA), en declaraciones a Cope Alcoy.

Sin embargo, parece que descenderán las temperaturas de cara a los próximos días. Para el fin de semana se espera que las máximas no superen los 20ºC y que las mínimas caigan -incluso- hasta los 9ºC el sábado.

Prevención de incendios

Con una situación como esta, resulta fundamental que se lleven a cabo tareas de prevención de incendios forestales. «En nuestro término municipal y en otras poblaciones de la comarca se han hecho tratamientos forestales para evitar ese riesgo de incendios, sobre todo junto a los caminos y urbanizaciones. Pero esto no es suficiente. La gestión forestal debería ser más intensa», insiste Belda.

Además, la agricultura también puede ayudar en este sentido. «Se tendría que fomentar el papel de la agricultura, favorecer a esos propietarios que tienen terrenos, porque estas propiedades también actuarían de cortafuegos. Tenemos un abandono de los bosques y de los campos de cultivo y sus propietarios deberían tener más facilidades y ayudas para tener limpios los terrenos».

La nueva ola de calor agrava el riesgo de incendios forestales

La ola de calor por la que atravesamos esta semana en las comarcas de l’Alcoià y el Comtat agrava también el riesgo de incendios forestales. Por este motivo se incrementan las labores de vigilancia por parte de organismos como ACIF al igual que se insta a la ciudadanía a extremar al máximo todas las precauciones a la hora de salir al monte en estas jornadas marcadas por las altas temperaturas.

Desde la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) recuerdan en su previsión para este martes que el calor será sofocante y señalan que llegaremos a los 43 grados en Alcoy siendo las mínimas de 24 grados y para el miércoles la misma AEMET prevé 41 grados de máxima así como 26 de mínima en la ciudad. En este contexto pueden darse también las llamadas tormentas secas, las cuales suponen un gran riesgo al producirse la maña combinación de la regla 3’/30/30 «se da cuando factores meteorológicos como son la humedad, viento y temperatura concurren en unas condiciones concretas que derivan en un incremento considerable del riesgo de fuegos. Tenemos un claro ejemplo reciente en Vall d’Ebo, el pasado agosto, donde con estas condiciones se inició uno de los peores incendios del verano de 2022″, explicaba en COPE ALCOY ayer lunes el meteorólogo alcoyano; Jordi Payà.

Cerca de 100 voluntarios para la prevención de incendios 

Recordar que ACIF ya ha puesto en marcha su dispositivo especial de prevención de incendios para el verano, un operativo integrado por unas cien personas. Todas ellas trabajarán en las labores de extinción personas a vehículo pero también a caballo que recorrerán aquellos puntos de difícil acceso que se encuentran en parajes naturales como La Serreta o la Font de la Salut. A esto se le suman las tareas de vigilancia desde los puntos que ACIF tiene habilitados para este fin «desde aquí se sigue la información que llega desde las cámaras, para detectar cualquier columna de humo que pueda aparecer en el término municipal, y también se reciben los avisos que pueda dar la ciudadanía a través del 112″, explicaba días atrás en COPE ALCOY Jordi Gutiérrez; Presidente de ACIF. Gutiérrez también apuntaba que la campaña de prevención de fuegos entró en vigor el pasado 15 de junio y estará en marcha hasta el 1 de septiembre «no obstante, como hacemos siempre, estaremos pendientes de la evolución de la situación climatológica puesto que si no llueve en agosto nos veremos obligados a ampliar la vigilancia hasta finales de septiembre«, concluye. Por último ponen en valor la colaboración ciudadana para dar aviso en el momento en el que se detecta alguna señal de incendio forestal en nuestras montañas ya que ello permite actuar de inmediato e incluso evitar un siniestro de mayores dimensiones.

La prevención de incendios forestales, el gran objetivo del verano

La Agrupación Contra Incendios Forestales de Alcoy, ACIF, ha puesto ya en marcha el dispositivo de prevención de incendios forestales para este verano. El operativo fue presentado el pasado viernes por la tarde en las instalaciones de la institución y al acto acudieron representantes políticos así como José María Ángel, Secretario Autonómico de Seguridad y Emergencias en funciones de la Generalitat Valenciana.

Trabajarán en las labores de extinción personas a vehículo pero también a caballo que recorrerán aquellos puntos de difícil acceso que se encuentran en parajes naturales como La Serreta o la Font de la Salut. A ello se le suman las tareas de vigilancia desde los puntos que ACIF tiene habilitados para este fin «desde aquí se sigue la información que llega desde las cámaras, para detectar cualquier columna de humo que pueda aparecer en el término municipal, y también se reciben los avisos que pueda dar la ciudadanía a través del 112″, explicaba en COPE ALCOY Jordi Gutiérrez; Presidente de ACIF. Gutiérrez también apunta que la campaña de prevención de fuegos entró en vigor el pasado 15 de junio y estará en marcha hasta el 1 de septiembre «no obstante, como hacemos siempre, estaremos pendientes de la evolución de la situación climatológica puesto que si no llueve en agosto nos veremos obligados a ampliar la vigilancia hasta finales de septiembre«, concluye.

Desde ACIF recuerdan que, pese a que ha llovido mucho en la recta final de primavera, el riesgo de incendios sigue ahí muy presente. Es por ello que instan a que se adopten todas las precauciones a lo largo del verano a la hora de salir al monte al igual que piden que se tengan en cuenta las recomendaciones que se lanzan desde las administraciones públicas cuando hay periodos de ola de calor. Por último ponen en valor la colaboración ciudadana para dar aviso en el momento en el que se detecta alguna señal de incendio forestal en nuestras montañas ya que ello permite actuar de inmediato e incluso evitar un siniestro de mayores dimensiones.

Alcoy se beneficia de las ayudas de la Diputación para la prevención de incendios

La prevención de incendios forestales comienza antes del verano y en esa importante tarea trabaja la Diputación de Alicante. El ente provincial destinará este año para este mismo fin un total de 1,4 millones de euros, lo cual se traduce en un incremento en la cuantía económica de este plan de más de un 290%.

Desde la misma Diputación de Alicante explican que las ayudas van enfocadas en dos vertientes. Por una parte se subvenciona a los Ayuntamientos a redactar los Planes Locales de Prevención de Incendios Forestales mientras que en otro orden de cosas se invierte en la ejecución de las iniciativas que contemplan los citados planes de prevención. En l’Alcoià i el Comtat los municipios que han resultado beneficiarios para esta última línea son Agres, Alcosser, Alcoy, Alfafara, Banyeres de Mariola, Beniarrés, Benilloba,  Benifallim, Castalla, Cocentaina, Ibi, Onil, Orba, L’Orxa, Planes, Quatretondeta, Tibi Tollos. 

En el caso de Alcoy, la ciudad del Serpis obtendrá obtendrá un total de 40.000 euros en materia de prevención de incendios. Será para la ejecución de diferentes acciones como  la realización de trabajos de conservación en el camino de Les Llacunes, un proyecto para el que se prevén 17.857 euros. La misma cantidad se ha destinado para la reparación de la instalación de red de hidrantes con el fin de prevenir incendios forestales en el entorno del Más de la Cova. Por último se van a destinar 4.286 euros para el mantenimiento de la faja auxiliar paralela a la CV-796 (entre la CV-795 y el área de uso público del Preventori) «hemos redoblado nuestros esfuerzos para mantener las convocatorias que venimos impulsando en este ámbito y para crear nuevos planes de subvenciones, como el destinado explícitamente a la recuperación medioambiental de los municipios afectados por los incendios forestales que el pasado verano asolaron parte del territorio de la provincia, especialmente en la zona de La Vall d’Ebo«, afirma al respecto el diputado Miguel Ángel Sánchez.

Indicar que la Diputación de Alicante lleva desde 2020 ayudando a los municipios a redactar estos planes. Desde la institución señalan que son documentos esenciales para cumplir con los requisitos legales que establece la Ley 3/1993 de la Comunitat Valenciana.

Prevención de incendios en Alcoy, ¿aún estamos a tiempo?

La temporada de incendios ya ha comenzado. El primer gran fuego ha sido el de Villanueva de Viver, en Castellón, que ha calcinado 4.700 hectáreas. En Alcoy y comarca también se han vivido los primeros incendios forestales. El peligro de que nuestros montes ardan está ahí.

Una situación que ya se vivió el pasado verano con la oleada de incendios que sufrió la Comunitat Valenciana -el más grave el de la Vall d’Ebo-. Se puso en evidencia la necesidad de mejorar en prevención de incendios. Sin embargo, las actuaciones en esta materia han sido escasas.

Pero, ¿seguimos a tiempo de preparar nuestros montes de cara al verano? «Estamos casi a final de primavera. Son épocas en las que muchas aves nidifican y otros animales están en época de reproducción. Además, el uso de maquinaria es un peligro y más este año que tenemos una sequía tan importante«, explica Tono Belda, profesor del departamento de Ciencias de la Tierra y Medio Ambiente de la Universidad de Alicante (UA), en declaraciones a Cope Alcoy.

En la ciudad, las diferentes urbanizaciones rurales deben contar con un plan de autoprotección de incendios forestales, actuaciones que deben ser sufragadas por los propios vecinos. En el caso del Estepar, el coste de las mismas resulta complicado de asumir por parte de la urbanización. «Se trata de la ejecución de un cortafuegos perimetral de autoprotección en todo el contorno de la zona urbana del Estepar, que contempla una superficie de un 1.356.394,43 metros cuadrados. Dada la extensión y magnitud, es económicamente inviable la ejecución», aseguraba Amalia Payá, edil popular, en el Pleno Municipal de este martes.

El Ayuntamiento de Alcoy ha anunciado una inversión de la Conselleria de Transición Ecológica de 37.000 euros para realizar diferentes actuaciones de prevención en El Estepar, concretamente en el entorno del Barranc de la Batalla. «Recordamos que el perímetro es muy grande. Sobre todo vamos a trabajar en la parte de poniente y norte del Braranc de la Batalla. Son las zonas más peligrosas teniendo en cuenta la dirección del viento, el combustible que hay…», explicaba Jordi Silvestre, edil de Transición Ecológica, durante el Pleno.

Sin embargo, para su ejecución hay que tener en cuenta ciertos riesgos. «Toda inversión siempre es buena, pero la lástima es que en muchos casos llega tarde. Habría que ver si se puede hacer ahora, porque el uso de maquinaria en la sierra tiene un riesgo añadido. No sería la primera vez que trabajar en el campo provocara otro incendio. Hay que ver cómo hacerlo bien», asegura Belda.

Adelantan la suspensión de la quema de restos agrícolas

La Conselleria de Transición Ecológica de la Generalitat Valenciana ha tramitado una resolución para anticipar la prohibición de autorizaciones de quema de restos de cultivos y otros elementos en zonas próximas a terrenos forestales. La medida se adopta ante la actual situación de peligro de incendios forestales debido a las altas temperaturas que se están dando en este inicio de la primavera.

Esta resolución ha entrado en vigor en el día después de su publicación en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV) y se enmarca en el contexto de emergencia climática que afecta de manera especial la Cuenca Mediterránea, informa la Generalitat.

La legislación actual establece que podrá realizarse la quema de márgenes de cultivo o de restos agrícolas o forestales, fuera del periodo comprendido entre el 1 de julio y el 30 de septiembre.

Una actividad en las condiciones contempladas en la normativa y dentro las zonas autorizadas que estén situadas fuera de zonas forestales, y en aquellas colindantes o con una proximidad menor de 500 metros.

La resolución plantea, entre otros aspectos, que «para conseguir una más eficaz prevención de la iniciación de posibles incendios forestales se considera conveniente ampliar el periodo de restricción de quemas de residuos agrícolas».

La consellera de Transición Ecológica, Isaura Navarro, que ha firmado la resolución, ha explicado al respecto que ante esta situación de emergencia climática es necesario adoptar nuevas medidas de prevención, como avanzar la prohibición de quemas agrícolas para que no suframos más problemas.

«De hecho, se ha duplicado el número de incendios respeto al año pasado en este período» y«estamos en una situación de sequía prolongada que nos obliga a adoptar este tipo de medidas», ha indicado Navarro.

Durante 2023 se han producido 91 incendios forestales, multiplicándose por dos respecto a 2022, quince puntos por encima de la media de los últimos 10 años.

Imagen: cope.es

Tollos, el municipio del Comtat más afectado por el incendio de Vall d’Ebo

Los datos oficiales confirman que Tollos ha sido el municipio del Comtat con más superficie quemada a consecuencia del incendio de Vall d’Ebo declarado tras caer un rayo en la noche del pasado 13 de agosto. Según la información facilitada el municipio ha visto arrasadas unas 1.300 hectáreas que forman parte de las más de 12.000 que quemó un fuego que quedó finalmente extinguido el 27 de agosto, justo quince días después de haberse iniciado. El siniestro se ha cebado con parajes emblemáticos como ‘El Barranc de Malafí’, la ‘Font de Paet’ o los llamados ‘Masos de Capa i Mona’.

El alcalde de esta localidad del Comtat ha recordado en COPE ALCOY este martes los momentos de angustia que se vivieron cuando el día 15 de agosto se les comunicó que el pueblo tenía que ser desalojado por prevención. Además agradece la labor desempeñada por los efectivos de todas las administraciones, especialmente del Consorcio de Bomberos de la Diputación de Alicante, a la hora de trabajar para frenar unas llamas que bordearon la localidad a cincuenta metros «lo primero que sientes es pena, al ver como la gente sale llorando de sus casas sin saber cuando podrán regresar a ellas. Después vives con incertidumbre los días ya que, cualquier cambio desfavorable del viento, puede traer consecuencias muy difíciles e incluso llegas a sentir miedo por ver unas llamas que están muy cerca y que se lo pueden llevar todo por delante«, apuntaba Félix Frau.

 

Desde el Consistorio de esta localidad del Comtat remarcan la necesidad de coordinar esfuerzos entre todas las administraciones implicadas para que los montes de la comarca puedan estar limpios y en buen estado. Además pone el acento en que los campos también estén trabajados con el fin de evitar que se conviertan en un polvorín en verano. Para ello defiende que haya más ayudas dirigidas a los agricultores para que puedan hacer esta tareas «si todos nos coordinamos podremos tener recursos de cara a frenar incendios de esta virulencia en los próximos años y si nos alineamos podemos también conseguir que la recuperación tras todo lo vivido se más rápida«, concluye Félix Frau.

 

Indicar que el incendio de Vall d’Ebo afectó también a otros pueblos del Comtat. En Benimassot se quemaron más de 480 hectáreas, en Planes superaron las 380, en Famorca fueron más de 155, en Balones cerca de 30 y en Fageca unas 0’02, Famorca vio arrasadas unas 155 hectáreas.

Foto: Jorge Payà

La Generalitat refuerza la vigilancia ante el riesgo extremo de incendios forestales

El Secretario Autonómico de Seguridad y Emergencias, José María Ángel, anunció el viernes que durante estos días se van a intensificar las labores de vigilancia con vuelos de reconocimiento en las tres provincias en las zonas de máximo riesgo de incendios forestales, según los criterios de AEMET.

Ángel se reunió con el Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat junto al director general de Interior, Salvador Almenar, y subrayó que «el dispositivo de prevención y extinción de incendios de la Comunitat está operativo para prevenir incendios forestales ante la previsión de altas temperaturas derivadas de la ola de calor».

Se va a establecer una coordinación permanente durante las 24 horas con todas las administraciones implicadas, según Ángel, quien ha valorado la labor que desarrollan las 66 torres de vigilancia de la dirección general de Prevención de Incendios Forestales distribuidas por la Comunitat.

El secretario autonómico ha apelado a la prudencia y a la responsabilidad de la ciudadanía y ha pedido a los excursionistas que extremen la precaución, «pero además que digan a sus familiares qué rutas van a realizar y tomen las medidas para evitar cualquier accidente«, ha matizado.

Según informa la Generalitat, también recomendó que la actividad en los bosques y parques naturales sea mínima, «con el objetivo de reforzar la seguridad de estos espacios y preservar su salud«.

Recordar que el dispositivo de prevención de incendios forestales para la campaña de 2022 está integrado por alrededor de 750 personas en la época de mayor riesgo, entre ellas agentes medioambientales, personal técnico forestal de guardia y servicio de vigilancia preventiva. Los cerca de 230 agentes medioambientales de la Comunitat Valenciana son un cuerpo con una gran experiencia profesional, y desde sus inicios han realizado labores en materia de prevención de incendios, resaltan desde la Generalitat. Además, en cada dirección territorial existe un técnico de guardia que se encarga de la coordinación y toma de decisiones en el ámbito provincial ante incidencias que entran a través del servicio 112 CV y que se trasladan a través de la Central de Prevención de Incendios. Por su parte, el Servicio de Vigilancia Preventiva, que prestan alrededor de 500 personas en la época de mayor riesgo, realiza actuaciones de información, conciliación, educación y vigilancia en materia de prevención de incendios.