Alcoy también plantó Fallas en los años treinta

Alcoy también tuvo su propia fiesta de Fallas a pesar de ser esta una tradición que está más arraigada a lo largo y ancho de la provincia de Valencia. Fue en los años treinta del siglo pasado y esta costumbre apenas ha llegado hasta nuestros días quedando tan solo como testimonio la Falla que se quemaba cada año por San José en El Partidor hasta que la crisis sanitaria del Coronavirus impidió esta celebración.

Las Fallas llegaron a Alcoy en 1933 de la mano de Juan Arques Blanes, un dibujante y pintor local que había trabajado unos años en la ciudad de Valencia para diferentes artistas falleros. Según explica Josep Lluís Santonja, Director de la Red de Bibliotecas alcoyanas, el propio Arques promovió que se plantara una Falla en la Placeta del Carbó y que al mismo tiempo se organizaran diversos actos como una verbena, ‘despertaes’, corridas de toros, tracas, juegos infantiles, adorno de calles e incluso una tómbola en La Glorieta. La principal curiosidad de aquellas primeras Fallas de la II República es que se celebraron en verano y de esta forma en la mañana del 30 de junio de 1933, según relatan las crónicas, aparecieron plantados seis monumentos en diferentes zonas de Alcoy.

El apoyo vecinal a la nueva Fiesta, según Santonja,  llevó a organizar una nueva edición apenas una semana después de ‘La Cremà’. En tan solo un mes se constituyeron diez barrios falleros más, se crearon comisiones falleras con sus correspondientes bellezas y se acordó trasladar el certamen a la festividad de la Virgen del Carmen, concretamente entre los días 12 y 15 de julio.

Ya un año más tarde, en 1934, saldría la Revista El Fallero que recogía toda la actualidad de las Fallas alcoyanas y que  agotó sus cerca de 2.500 ejemplares en tan sólo dos días. Después, en 1935, se reorganizaron los barrios falleros y se crearon ocho fallas infantiles. Los alcoyanos pudieron disfrutar de las críticas de los monumentos y también de un amplio programa de actos tanto institucionales com festivos en cada barriada fallera. Aquel año, remarca Josep Lluís Santonja, llegaron a plantarse monumentos de hasta más de diez metros de altura.

Para el verano de 1936 el Ayuntamiento había previsto una ayuda económica de 4.000 pesetas para las Fallas  y la concesión de tres premios a las mejores fallas infantiles. Se crearon nuevos barrios falleros y se prepararon cuidados monumentos que jamás llegaron a ser plantados en las calles de la ciudad a causa del golpe militar del 18 de julio que desembocó en la Guerra Civil. Buena parte de las figuras fueron almacenadas y terminaron siendo vendidas a Alicante y Valencia al finalizar la contienda. Finalizaban así las Fallas de Alcoy, unas Fiestas que surgieron con una identidad propia alejadas de la tradición valenciana que prevalece siempre por estas fechas de San José.  

Dos años seguidos sin las Hogueras de Alicante

El Ayuntamiento de Alicante ha anunciado esta tarde la supensión de las Hogueras de San Juan previstas para el mes de junioLa pandemia obliga a cancelar por segundo año consecutivo las fiestas de la ciudad. Una decisión que se ha tomado esta tarde tras una reunión entre el el equipo de gobierno local, la Federación de Hogueras y el Gremio de Constructores.

Una vez analizada la evolución de la vacunación contra la Covid-19 y tras constatar que el proceso, tal y como ha reconocido el Gobierno, no llegará a alcanzar la inmunidad comunitaria hasta después del verano, se ha decidido no celebrar las fiestas oficiales de Alicante en los días tradicionales de junio y se ha emplazado a la federación a convocar, cuando las circunstancias lo permitan, una asamblea de sus miembros para decidir si es viable el traslado a otras fechas que permitan su celebración con normalidad. Esta decisión se hará oficial con la publicación de un bando o un decreto firmado por el alcalde en los próximos días.

Cabe recordar que el año pasado las Hogueras fueron aplazadas en primer lugar de junio a septiembre y finalmente quedaron canceladas. En la reunióntambién se ha acordado dejar sin efecto las fechas previstas para la celebración de los actos previos a las Hogueras, como son la elección y proclamación de las belleas del foc adulta e infantil. Serán también los festeros los que propongan nuevas fechas para estos actos en el transcurso de la asamblea prevista..

El MAF reabre sus puertas de nuevo

El Museu Alcoià de la Festa (MAF) abrió sus puertas el pasado martes 9 de marzo tras haber estado cerrado en las últimas semanas a causa de las restricciones que estaban en vigor para frenar el avance del Coronavirus. Las instalaciones se podrán volver a visitar  en su horario habitual de martes a sábado salvo el domingo día 14 de marzo que permanecerá cerrado. A partir del día 16 se recuperará el horario habitual sin ninguna excepcionalidad.

El museo mantendrá todas las medidas higiénico-sanitarias preceptivas ajustando asimismo su aforo al establecido para las instalaciones museísticas en los distintos decretos publicados por las autoridades.

La Virgen de los Desamparados cumple 60 años como patrona regional de la Comunitat Valenciana

La Virgen de los Desamparados cumplirá mañana, 10 de marzo, su 60 aniversario como patrona regional de la Comunitat Valenciana, título que le otorgó el papa San Juan XXIII, el 10 de marzo de 1961 a petición de los obispos de Valencia, Orihuela-Alicante y Segorbe-Castellón, así como de los alcaldes de esas ciudades y de los presidentes de las Diputaciones de las tres provincias de la región, Valencia, Alicante y Castellón.

Mediante un breve pontificio en pergamino y escrito en latín, cuyo original se exhibe hoy en el Museo Mariano (MUMA) de la Basílica de la Virgen, en Valencia, el Pontífice declaraba “a la bienaventurada Virgen María, bajo el título de Nuestra Señora de los Desamparados, Celestial Patrona Principal ante Dios de toda la Región Valenciana”.

La petición al Papa por parte de las autoridades civiles y eclesiásticas valencianas, inicialmente promovida por la Cofradía de la Virgen de los Desamparados, le había sido enviada tres meses antes por el entonces arzobispo de Valencia, monseñor Marcelino Olaechea en un libro encuadernado en rojo y con los tres escudos de Valencia, Alicante y Castellón.

El volumen incluía documentos escritos sobre pergaminos, acompañados de una selección de fotografías de imágenes, impresos, estampas, altares y actos que corroboraban las afirmaciones de los solicitantes sobre la historia de la Virgen de los Desamparados, desde su origen a comienzos del siglo XV, y la “creciente y arraigada devoción continuamente manifestada en la región valenciana”.

Un volteo de todas las campanas de las iglesias valencianas acogió el 29 de abril de 1961 el anuncio oficial por el Arzobispado de Valencia del patronazgo regional de la Virgen de los Desamparados aprobado por el Papa.

Finalmente, el 13 de mayo de 1961 tuvo lugar en una multitudinaria celebración en Valencia, la conmemoración del patronazgo ante la imagen original de la Virgen de los Desamparados, en la explanada del Puente del Real, en el mismo lugar donde precisamente había sido coronada solemnemente en 1923.

Indicar que en l’Alcoià y el Comtat está muy arraigada la devoción a la Virgen de los Desamparados. Es la patrona de Muro y de Alcoleja al mismo tiempo que se venera en la Parroquia de Santa María de Alcoy o la Parroquia del Salvador de Cocentaina.

‘Feliz Vida, Tías Locas’, un corto de Jorge Hinojosa que reivindica la igualdad

El alcoyano Jorge Hinojosa ha creado el cortometraje titulado ‘Feliz Vida, Tías Locas’, una producción que surge con motivo del Día Internacional de la Mujer y que está siendo difundido a través de las redes sociales. Para la ocasión Hinojosa ha contado con la actriz Paula Bou mientras que le acompañan en el proyecto otros profesionales del sector audiovisual como Claudia Ripoll (Dirección de Fotografía), Santi Aura (Cámara, Audio y Edición), Lucía Pascual (Maquillaje y Peluquería) o Javier Hernández (Música y FX Sonido).

La pieza audiovisual hace un llamamiento a avanzar en la plena igualdad de género al mismo tiempo que denuncia los comportamientos sexistas hacía las mujeres que siguen produciéndose en nuestra sociedad actual. Además se ha hincapié en cuestiones como el lenguaje o la desigualdad a la que a diario se enfrentan las mujeres “es un corto que se difunde con ocasión del 8 de Marzo para reivindicar el papel fundamental de las mujeres en nuestro día a día, un asunto que no solo debería de abordarse en esta jornada sino en todo el año“, afirma Hinojosa.

Indicar que este no es el primer proyecto en el que trabajan juntos Paula Bou y Jorge Hinojosa. En otoño ya crearon  ‘Zoomvid-19’, un corto que consiguió un premio en un concurso nacional sobre el compromiso de cumplir con las medidas individuales para hacer hacer frente al Coronavirus.

Restauran la peana procesional de la imagen de San Jorge

La Asociación de San Jorge ha iniciado los trabajos de restauración y conservación de la peana procesional de la imagen ecuestre del patrón de nuestra ciudad, San Jorge. Las labores propias las está realizando la restauradora alcoyana Andrea Sanz Catalá, y el objetivo principal de esta intervención es devolver la visión estética e histórica de la pieza, utilizando siempre tratamientos totalmente respetuosos y sin alterar el que fuera su aspecto original.

El anda se encuentra en buen estado de conservación y su ornamentación es la original de 1940. A causa del uso habitual, se han detectado algunas pérdidas o faltantes en detalles de la ornamentación, agresiones provocadas por la carcoma, fisuras en la madera o retoques y repintes. Además las reintegraciones volumétricas o reposición de faltantes se realizarán en madera a cargo de Vicent Reig “Borumballes”.

El anda procesional fue un encargo al taller valenciano Royo – Rabasa de Valencia, cuya firma se encuentra en perfecto estado de conservación en la parte interior de la peana, a ambos lados.

Estas son las indicaciones de la Conferencia Episcopal para la Semana Santa

Después de un año entero, nuestro mundo sigue afrontando la lucha contra la pandemia del la covid-19 y sus consecuencias, auténtico drama que ha afectado a casi todas las dimensiones de la vida de las personas.La Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos nos recuerda que la pandemia también ha influido en la vida litúrgica de la Iglesia, y que “las normas y directrices contenidas en los libros litúrgicos, concebidas para tiempos normales, no son enteramente aplicables en tiempos excepcionales de crisis como estos”.

De cara a las celebraciones de la Semana Santa y del Triduo Pascual, en este año 2021, que por segunda vez se desarrollan estas circunstancias difíciles, la Comisión Episcopal para la Liturgia de la Conferencia Episcopal Española quiere acoger las indicaciones de la Congregación para dichas celebraciones, publicadas en la Nota para los Obispos y las conferencias episcopales sobre la Semana Santa 2021, del pasado 17 de febrero.

Se ha hecho un esfuerzo para adaptarlas a la realidad y circunstancias de nuestro país, y ofrecerlas a los Obispos de España, máximos responsables y moderadores de la vida litúrgica en sus respectivas diócesis, como instrumento y orientación para vivir el momento central del Año Litúrgico y de la vida de la Iglesia.

Con esa finalidad, y teniendo en cuenta la situación de la pandemia en España en este año 2021, se proponen a continuación las siguientes observaciones de carácter general y las de cada una de las celebraciones de la Semana Santa y del Triduo Pascual.

Las observaciones de carácter general

1. Siempre que sea posible, desde un discernimiento responsable que ha de hacer cada fiel, se recomienda la participación presencial en la celebración, formando parte activa de la asamblea.

2. Aquellos fieles que, por razón de edad, enfermedad, o de prudencia sanitaria, no puedan participar presencialmente en las celebraciones, síganlas por los medios de comunicación.

3. En todas las celebraciones se deberán respetar las normas emanadas de las autoridades sanitarias en la lucha contra el virus: el aforo de los templos, las recomendaciones sanitarias e higiénicas para hacer de los lugares de culto espacios sanos y seguros, el uso de la mascarilla, disponibilidad de gel hidroalcohólico, distancia social, ventilación de los espacios, etc.

4. Prepárense con sumo cuidado las celebraciones, eligiendo bien las alternativas que propone la Liturgia y acogiendo de buen grado las indicaciones para adaptarlas a este tiempo de pandemia.

5. En las distintas celebraciones se ha de reducir al mínimo necesario el número de ministros que intervienen –acólitos, lectores, etc.–, sin que ello desdiga de la dignidad de la celebración.

6. El canto no está prohibido, siempre y cuando no exista alguna indicación expresa de las autoritarias sanitarias y se haga con las medidas de precaución adecuadas –uso de mascarilla en todo momento y distancia de seguridad entre las personas–. No es aconsejable el canto o la música grabados.

7. Evítese la distribución de subsidios para el canto en soporte de papel, o cualquier tipo de folleto explicativo de la celebración, por el riesgo que conllevan ante un posible contagio.

8. Instrúyase a los fieles para recibir la comunión de manera segura y ordenada, atendiendo a las disposiciones del Obispo diocesano, procurando que este gesto central de la celebración se haga de la mejor manera posible.

9. Para el bien de los fieles, en el caso de que los aforos permitidos en las iglesias sean un grave problema para la participación, el Obispo diocesano puede autorizar a que se hagan varias celebraciones en el mismo templo en horas sucesivas, siempre y cuando esto se haga verdaderamente para utilidad de los fieles y en circunstancias de real necesidad.

10. De cara a que los enfermos y las personas en confinamiento o de alto riesgo puedan seguir las celebraciones desde sus casas, se anima a que sean retransmitidas las presididas por el Obispo en la catedral, como signo de unidad de la diócesis. Procúrese que estas celebraciones sean verdaderamente ejemplares en su preparación y desarrollo. Se excluyen, en cualquier caso, las grabaciones en diferido de las mismas.

11. Cuando no se puedan realizar las celebraciones con participación del pueblo, ofrézcase a los fieles la posibilidad de celebrar la Liturgia de las Horas, especialmente las Laudes y las Vísperas de cada día y el Oficio de Lectura. A tal efecto el subsidio La Hora de Jesús, que contiene los textos de las celebraciones de la Semana Santa y que incluye también la Liturgia de las Horas para estos días, puede ser un instrumento muy útil. También se recuerda que se puede hacer uso de la aplicación oficial de la Liturgia de las Horas para dispositivos móviles, recientemente publicada por la Conferencia Episcopal.

12. Los sacerdotes que estén afectados por el virus y estén confinados procuren también celebrar los distintos ritos, en la medida de lo posible y si su salud se lo permite.

13. Se recomienda vivamente que se cuide y fomente el Sacramento de la Penitencia. Se ruega a los sacerdotes una mayor disponibilidad para que los fieles puedan celebrar este Sacramento, con todas las medidas de precaución, distancia social y discreción.

El domingo de Ramos en la Pasión del Señor

1. Para la conmemoración de la entrada del Señor en Jerusalén se evitará la forma primera descrita por el Misal –procesión–.

2. En las catedrales se utilizará la forma segunda –entrada solemne–, al menos en la misa principal. Los fieles permanecerán en sus lugares y se hará la bendición y la proclamación del evangelio desde un lugar, dentro de la iglesia, en el que los fieles puedan ver el rito. En la procesión al altar puede participar una representación de los fieles junto con el Obispo y los ministros.

3. En las parroquias y demás lugares de culto se utilizará la forma tercera –entrada simple–.

La Misa crismal

1. A juicio del Obispo la fecha de la Misa crismal puede trasladarse al día que parezca más adecuado.

2. Si las normas sobre aforos no permiten la asistencia de todos los sacerdotes de la diócesis y es necesario también limitar el número de fieles, procure el Obispo que al menos pueda hacerlo una representación del presbiterio –por ejemplo, el consejo episcopal, o el consejo presbiteral, o los arciprestes– y un grupo de fieles, y que la celebración sea retransmitida, de modo que quienes hubiesen querido asistir, muy en particularmente el resto del clero, puedan al menos seguirla por estos medios.

El Jueves Santo

1. De forma excepcional, al igual que el año pasado, los sacerdotes tienen la facultad de celebrar este día la Misa sin el pueblo, si concurren circunstancias que así lo aconsejen –por ejemplo, el contagio con el virus del propio sacerdote o el confinamiento de una población–. Quienes no tengan la posibilidad de celebrar la Misa rezarán preferentemente las Vísperas.

2. Ha de omitirse el rito del lavatorio de los pies.

3. Dado que este año la celebración se hará, en la mayor parte de los casos, con alguna participación del pueblo, no se omita la procesión y la reserva del Santísimo Sacramento para la adoración y la comunión al día siguiente. Facilítese, en la medida de lo posible, que los fieles puedan dedicar un tiempo de adoración, respetando siempre los horarios de restricción de la libre circulación de los ciudadanos que se establezcan en cada lugar.

4. Si se van a celebrar varias Misas de la Cena del Señor en la misma iglesia, háganse siempre por la tarde, y omítase, salvo en la última, la reserva solemne del Santísimo.

5. Si no se va a celebrar el Triduo completo en alguna iglesia, no se haga la reserva eucarística solemne. Además, si no se ha celebrado la Misa vespertina de la Cena del Señor, evítese una adoración eucarística desvinculada de dicha celebración.

6. Si la celebración es sin participación del pueblo, se omite la procesión, y la reserva se hace en el sagrario habitual.

El Viernes Santo

1. Se ha de asegurar la celebración de la Pasión del Señor, por lo menos, en la Catedral, en los templos parroquiales, al menos en los principales, y en aquellos de mayor capacidad dentro de las zonas pastorales establecidas en cada Diócesis.

2. En la oración universal se utilizará el formulario habitual con el añadido de la intención especial que la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos publicó el pasado año (Decreto Prot. N. 155/20). El texto de la intención, que se añade entre la IX y la X, es el siguiente: IXb. Por quienes sufren en tiempo de pandemia.

La oración por las personas que están sufriendo

Oremos también por todos los que sufren las consecuencias de la pandemia actual: para que Dios Padre conceda la salud a los enfermos, fortaleza al personal sanitario, consuelo a las familias y la salvación a todas las víctimas que han muerto.

Oración en silencio. Prosigue el sacerdote:

Dios todopoderoso y eterno,

singular protector en la enfermedad humana,

mira compasivo la aflicción de tus hijos

que padecen esta pandemia;

alivia el dolor de los enfermos,

da fuerza a quienes los cuidan,

acoge en tu paz a los que han muerto

y, mientras dura esta tribulación,

haz que todos

puedan encontrar alivio en tu misericordia.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

R. Amén.

En el momento de la adoración de la cruz el celebrante lo hará con una genuflexión o una inclinación profunda. El resto de la asamblea lo hará por medio de una genuflexión o inclinación profunda cuando la cruz sea mostrada, y lo harán cada uno sin moverse de su lugar. Se podría invitar, también, a todos los participantes a la liturgia a que hagan un momento de oración, en silencio, mientras se contempla la cruz. Se evitará, en cualquier caso, la procesión de los fieles en este momento de la celebración.

La Vigilia Pascual

1. Se procurará su celebración al menos en la Catedral y en las iglesias parroquiales principales, que posean un aforo suficiente para que puedan participar los fieles con seguridad.

2. Dependiendo de las normas civiles que se hayan establecido en cada lugar sobre restricción de la libre circulación de los ciudadanos, elíjase una hora adecuada para el comienzo de la celebración que facilite a los fieles la participación en la misma y el regreso a sus casas al finalizar.

3. El “inicio de la vigilia o lucernario” se puede hacer a la entrada del templo. El celebrante principal deberá estar acompañado por un número limitado de ministros, mientras todos los fieles se mantendrán en sus lugares. Se bendice el fuego, se hacen los ritos de preparación y se enciende el cirio tal como indica el Misal. El sacerdote y los ministros, manteniendo la distancia de seguridad, hacen la procesión por el pasillo central y se cantan las tres invocaciones “Luz de Cristo”. No es recomendable repartir entre los fieles las velas y que las vayan encendido del cirio y luego pasen la luz unos a otros. Después de las invocaciones se canta el Pregón Pascual.

4. Sigue la “Liturgia de la palabra”. Por razones de brevedad puede acortarse el número de las lecturas, pero procúrese darle la relevancia adecuada a este momento de la celebración. En ningún caso se debería reducir a una Liturgia de la Palabra normal de un domingo, únicamente con tres lecturas.

5. La “Liturgia bautismal” se celebra tal y como viene indicada en el Misal. La presencia de la asamblea aconseja no omitir el rito de la aspersión después de la renovación de las promesas bautismales. Tómese la precaución, sin embargo, de evitar el contacto con el agua que se va a bendecir cuando esta se prepare, y que el sacerdote higienice las manos con gel hidroalcohólico antes de la aspersión.

6. No parece aconsejable, dadas las circunstancias, celebrar el bautismo de niños durante la Vigilia Pascual. Si se han de administrar los sacramentos de la Iniciación Cristiana a adultos o si al final se celebra el bautismo de algún niño, hágase con todas las medidas higiénicas y sanitarias que garanticen que los signos y ritos se hagan adecuadamente, pero de forma segura, especialmente los que implican el contacto, como las unciones.

7. Quienes no puedan participar en la solemne Vigilia Pascual pueden rezar el Oficio de lectura indicado para el Domingo de Pascua en la resurrección del Señor, con el deseo de unirse a toda la Iglesia en la celebración del misterio pascual.

Esperando que estas orientaciones sean acogidas de buen grado en las Iglesias particulares que peregrinan en España, seguimos rezando por el fin de la pandemia, por los difuntos, los enfermos y sus familias, y por todos los que dedican su esfuerzo a paliar las consecuencias de esta crisis que estamos viviendo, esperando que la celebración de los días de la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor sean un auténtico encuentro con Él, que fortalezca la fe, esperanza y caridad de todos los fieles.

Llega a Alcoy una exposición de Carlos Cutis sobre los milagros eucarísticos

El Monasterio del Santo Sepulcro de Alcoy acoge la exposición del Beato Carlo Acutis titulada ‘Los Milagros Eucarísticos en el Mundo’, una muestra que se ha ubicado en la iglesia donde se venera al Jesuset del Miracle.

Hay que destacar que Carlo Acutis fue un adolescente que tuvo gran interés por la Virgen María y Jesucristo. Su vida se basó en vivir la fe, la esperanza, el amor a Dios y al prójimo. Dedicó su tiempo a usar las nuevas técnicas de comunicación como YouTube para transmitir a través de las mismas el Evangelio. Murió a los 15 años de edad de leucemia. Respecto a la exposición cabe mencionar que la misma presenta cerca de 163 paneles con fotografías en las que se representan los Milagros Eucarísticos principales, que ocurrieron a lo largo de los siglos a varios países del mundo, y que han sido reconocidos por la iglesia católica.

La citada muestra se podrá visitar durante todo el mes de marzo de forma presencial en el mismo templo donde también se halla la Capilla de Adoración Perpetua al Santísimo Sacramento de Alcoy.

Así es Ángel, el fraile franciscano que cocina para 100.000 suscriptores en YouTube

Fray Ángel es franciscano, lleva más de una década dedicándose a la cocina en el Real Monasterio del Santo Espíritu de Gilet (Valencia) y desde allí prepara cada lunes recetas tradicionales de la gastronomía española para su canal de YouTube, que acumula ya más de 100.000 suscriptores.

La culpa de esta afición a enseñar y promocionar la comida de un convento franciscano la tiene Fray Altamiras, considerado autor del primer recetario popular de cocina española en 1745, en cuyas páginas descubrió que “pocas cosas han cambiado” incluso en los ingredientes y en la forma de cocinar, explica a EFE.

En pleno confinamiento por la pandemia de coronavirus, Fray Ángel, que no ha estudiado nunca cocina, se decidió a “abrir ventanas para que les vieran y llevar a las redes sociales estas recetas sencillas y elaboradas con ingredientes de temporada, cuyo secreto”, según señala, es “la sencillez” y “hacer mucho con poco“.

El fraile cocinero desvela cuál es la clave de la cocina: El afecto. Las personas necesitamos afecto, que nos quieran y ser queridos; eso es el alimento fundamental de cualquier persona”, y añade que la cocina es el lugar de la casa “donde se quiere” y donde uno “se deja querer“.

Según explica Fray Ángel, la cocina de los franciscanos cuida mucho al agricultor, al tendero, al carnicero, al panadero y al repostero de los alrededores, ya que se surten de la cercanía.

Cuando se le pregunta cuál es su plato preferido, asegura que el que le guste a sus hermanos. “Como son valencianos, les gusta mucho el arroz al horno, o el arroz con acelgas; sobre todo platos de cuchara, calientes y estofados”, explica.

Afirma que no se imaginaba el éxito que ha tenido su canal de cocina en YouTube, aunque confiesa que tampoco se acaba de dar cuenta de todo lo que significa esa repercusión y que sigue “siendo el que era“,y desvela que sus recetas podrían acabar en un libro, pues ya ha recibido alguna propuesta de un editor.

Detrás de la cámara está Amparo Obrer Castellblanch, quien graba cada semana al fraile mientras cocina la receta que luego se sube al canal de YouTube y le hace las veces de ayudante, y quien asegura que está muy contenta por el éxito de Fray Ángel. Cada vez que termina de cocinar su receta, Fray Ángel muestra el resultado, cuenta una historia sobre San Francisco de Asís y termina siempre de la misma manera: “Paz y Bien” (el saludo franciscano), junto a un “que aproveche y hasta el próximo lunes”.

Bivia difon les obres del patrimoni bibliogràfic d’Alcoi en domini públic

El portal del patrimoni documental d’Alcoi BIVIA posa en marxa el seu nou projecte per al 2021 amb el pas al domini públic del patrimoni bibliogràfic local anterior a l’any 1940.En total van a posar-se a disposició pública un total de 110 publicacions, d’autors morts abans de 1940 o bé de publicacions propietat de l’Ajuntament d’Alcoi.

Fins al moment s’han pujat les següents publicacions:

  • Certamen literario con motivo del VI Centenario del Patronazgo de San Jorge màrtir (1876)
  • Monografía histórica, de José Moya (1922)
  • Guía general de Alcoy (1947)
  • El arte de Cabrera, del P. Lluís Fullana (1950)
  • Himno oficial de Alcoy – Himno de Fiestas (1974)

Assenyalar que durant l’any 2020 es van realitzar un total de 615.831 consultes en aquest portal web; bivia.info.