La fórmula del Botànic para implantar la tasa turística en la Comunitat Valenciana

Ante la negativa inicial de los socialistas, verbalizada por el mismo Presidente Ximo Puig, los socios del botànic parece que han encontrado la fórmula para llegar a consensos en la tasa turística, no seria un impuesto autonómico sino municipal.

Los tres grupos del Botànic por tanto coinciden en que hay “espacio” para negociar una tasa turística gestionada por los municipios como propone el PSPV, que ha insistido en rechazar este impuesto a nivel autonómico, mientras Compromís y Unides Podem han considerado que este gravamen podría ser beneficioso para el sector.

Por parte del PSPV, Manolo Mata, ha remarcado que lleva “esperando desde 2018 la propuesta de los que quieren implantarlo”, Fran Ferri (Compromís) ha señalado en que es una cuestión que ya se negoció en el segundo pacto del Botànic pero que quedó fuera por falta de acuerdo y Estefanía Blanes (Unides Podem) ha recordado que no es una reclamación nueva pero que esperan abordarla de manera “consensuada”.

Mata se ha preguntado si la tasa turística “se tiene que sacar siempre en el mes de octubre, a semanas de los presupuestos e improvisar algo”. Por ello, ha pedido “sondear a los Ayuntamientos” y “hablar con el sector”, y ha aseverado que Catalunya aprobó la tasa “porque el sector aplaudió esa medida” ya que sus ingresos se reinvierten en promoción turística.

No obstante, ha insistido en que “no somos Catalunya ni Baleares”y que los socialistas no apuestan por un impuesto autonómico por la “diversidad espectacular entre situaciones” dentro de la Comunitat Valenciana. Así ha contrapuesto la situación de València, cuyo gobierno municipal contempla la tasa en el Pacte del Rialto, con la de destinos que compiten con precios bajos.

Por su parte, Fran Ferri (Compromís) ha incidido en que “no estaría de más” en que los que vienen a visitar la Comunitat Valenciana “contribuyeran de la misma manera que nosotros lo hacemos cuando vamos a Roma, Lisboa o Ámsterdam”. Además, ha indicado que se opondrán a las propuestas de la oposición en este sentido porque este impuesto todavía no existe.

Ferri ha considerado que la propuesta del PSPV tiene “muchos matices” aunque ve “mucho espacio para la negociación” en el seno del Botànic y que se explorará de aquí a diciembre. Así, espera “convencer” a los socialistas para este año.

Desde Unides Podem, la portavoz adjunta, Estefanía Blanes, ha remarcado que “es bien sabido que siempre han reclamado la tasa” ante “grupos que piensan que tal vez no es el momento”, y ha indicado que buscarán una aplicación “consensuada” de este gravamen.

Blanes ha abogado por una negociación en el seno del Botànic y también con el sector, para llegar un acuerdo e implantar esta medida que “se aplica en muchos otros lugares muy turísticos y no desincentiva el sector”.

Rechazo en la oposición

Por parte de la oposición, la síndica del PP, María José Catalá, ha indicado que esta propuesta es “muy negativa” para la ciudad de València –donde también es portavoz de los ‘populares’ en el Ayuntamiento–. Según ha considerado, València es una de las ciudades con “mayor presión fiscal de toda España”.

Para Catalá, “València necesita otra cosa, necesita dinamismo económico”, y ha criticado que “subir la carga impositiva sobre el sector turístico” manda el mensaje de que “no se cree en ellos y no se les va a ayudar”.

Por parte de Cs, Ruth Merino ha instado al PSPV a plantarse ante sus socios, Compromís y Podemos, y rechazar la tasa turística, porque “ya se pagan suficientes impuestos e imponer nuevos gravámenes va en contra del desarrollo y la inversión”.

Mientras, la síndica de Vox, Ana Vega, ha defendido “una reducción drástica de impuestos”y “no las ridiculeces que plantean los socios del Botànic”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *