La Diputación promueve una campaña para incentivar el consumo de productos autóctonos y la economía local

La Diputación de Alicante ha lanzado la campaña #ApoyamosNuestraProvincia/#RecolzemLaNostraProvíncia con el objetivo de “apoyar a los productos autóctonos de la provincia y de fomentar su consumo entre los ciudadanos del territorio“.

La primera fase de este plan de incentivación, que cuenta con el respaldo de todos los grupos políticos de la corporación –PP, PSOE, Ciudadanos y Compromís--, se centrará en el periodo navideño, aunque la premisa es prolongar la propuesta, posteriormente, durante el año 2021.

la iniciativa surge con la finalidad de incentivar la economía local durante las próximas fiestas de Navidad, estimulando entre la ciudadanía la adquisición de artículos y géneros de elaboración propia, ya sea del sector agroalimentario, industrial, vitivinícola o artesanal“, explica la corporación provincial en un comunicado.

Asimismo, la campaña invita a comprar en pequeños o medianos comercios de proximidad para revalorizar el tejido productivo de la provincia y favorecer la recuperación financiera de autónomos, pymes, productores, distribuidores y comerciantes.

El presidente de la institución provincial, Carlos Mazón, presentó hace unas semanas esta estrategia promocional en un acto celebrado en la Sala de Exposiciones del Palacio provincial, donde indicó que nunca antes como ahora “ha sido tan necesario e importante defender las potencialidades que nos representan como provincia“.

Además, señaló que en este periodo de crisis social, sanitaria y económica a causa de la pandemia de Covid-19, “hemos tenido que redefinir estrategias, objetivos y recursos para reactivar nuestra economía, al tiempo que hemos tenido que reforzar la unión y colaboración público-privada para trazar planes consensuados que aprovechen nuestros recursos, experiencias, conocimientos y sinergias“.

Los portavoces de los grupos políticos de la institución provincial, Eduardo Dolón, del PP, Toni Francés, del PSPV-PSOE, Javier Gutiérrez, de Ciudadanos, y Gerard Fullana, de Compromís, acompañaron al presidente en la presentación de este plan, así como la vicepresidenta primera, Julia Parra, la vicepresidenta segunda, Ana Serna, el portavoz del equipo de Gobierno, Adrián Ballester, y el diputado de Desarrollo Económico y Sectores Productivos, Sebastián Cañadas.

PRODUCTOS

Por otra parte, los diputados provinciales quisieron potenciar este acto de presentación aportando algunos de los productos más representativos y genuinos de la provincia y de sus localidades.

Además de contar con una muestra de los siete consejos Reguladores con Denominación de Origen o Indicaciones Geográficas Protegidas, tales como la Uva de Mesa Embolsada del Vinalopó; las Cerezas de la Montaña; el Turrón de Jijona y el de Alicante; la Granada Mollar de Elche; los Nísperos de Callosa d’en Sarrià; los Vinos Alicante y las Bebidas Espirituosas y Tradicionales, se expusieron diferentes elementos autóctonos.

Eduardo Dolón apostó por traer sal de Torrevieja, mientras que Toni Francés hizo lo propio con una figura representativa del Belén de Tirisiti de Alcoi.

Javier Gutiérrez trajo unas tabletas de turrón de Xixona y de Alicante y Gerard Fullana optó por mistela y vino de Xaló. La vicepresidenta Julia Parra se decantó por completar la muestra de productos con un pan de Benimagrell, Ana Serna con otro pan de higo, nueces y almendras de Albatera, Adrián Ballester con alcachofas de la Vega Baja y, finalmente, Sebastián Cañadas con tomates de Mutxamel.

RIQUEZA

La riqueza gastronómica del territorio se extiende también a otros alimentos que están en vías de obtener estos distintivos de calidad, como la breva de Albatera, la alcachofa de la Vega Baja, la tomata de Mutxamel, los dátiles de Elche y la nyora de Guardamar del Segura.

No obstante, productos como la gamba roja de Dénia, el langostino de Guardamar del Segura, el arroz Bombón de Pego, los embutidos de Pinoso, las salazones y sus diversas variedades en municipios de costa, la sal de Santa Pola, el alficòs de la montaña o el chocolate de La Vila son solo otra muestra de la nutrida base de productos naturales, del mar y de la tierra, que forman parte de la dieta mediterránea y que estas navidades pueden estar en la mesa de cualquier familia alicantina.

El territorio también atesora manufacturas representativas como calzado, mármol, juguetes, alfombras, persianas, textiles, marroquinería, artesanía, maquinaria, plásticos, hilaturas y tecnología digital, así como empresas que dirigen su actividad al turismo, al ocio, a la cultura y al deporte, elementos que constituyen grandes ideas para regalar en estas fiestas que se avecinan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *