El Gobierno apuesta por mantener el paso del bus por el Centro

El Gobierno Municipal del PSOE plantea dos propuestas para el nuevo contrato del bus urbano de Alcoy tras recoger las iniciativas que se han ido planteado en el proceso participativo para este fin. Hay que señalar que este último  se ha desarrollado en la ciudad durante los últimos meses y la semana que viene está prevista la presentación de las conclusiones alcanzadas a aquellos que han tomado parte en esta actividad.

Por una parte se propone mantener las líneas actuales con una serie de mejoras: la línea 1 subiría hasta La Salle, la línea 2 llegaría hasta el entorno de Horta Major, por Isabel La Católica, y se incorporaría además una bolsa de horas para probar la viabilidad se servicios hasta los Polígonos, el Polideportivo Municipal o las piscinas. Otro de los principales cambios propuestos son nuevos recorridos para el fin de semana que contemplarían evitar San Nicolás y San Lorenzo, con microbuses, y que seguirían el trazado de la peatonalización del Centro. También se crearía una nueva línea, que comunicaría el Viaducto con toda la ciudad, desde el Cementerio y el Polideportivo Municipal hasta todos los barrios alcoyanos “lo que pretendemos es que cuando se cierre al tráfico el Centro, por cualquier acto festivo, los usuarios del autobús no se queden sin servicio o tengan que hacer movimientos extraños para pillar aquel bus que les deja más cerca de su casa. Es una forma de darle un orden a las líneas y evitar las modificaciones o suspensiones del servicio que actualmente se producen cuando hay esos cierres a causa de diversas actividades“, ha indicado el edil de Movilidad; Jordi Martínez.

El concejal insiste en que en el proceso participativo han estado presentes las Asociaciones de Vecinos, los trabajadores de la empresa concesionaria del bus e incluso usuarios del servicio que acuden a los institutos o centros educativos de la ciudad. Además Martínez ha reiterado que no se va a suprimir el paso de ninguna línea de bus por el Centro de Alcoyen ningún momento hemos planteado esto. Son bulos que surgen de aquellas personas que están contrarias al proceso de peatonalización del barrio y que algunos partidos han aprovechado para sacar rédito político. Sobre la mesa están las dos opciones: dejar las líneas como están, con algunas modificaciones, o aplicar cambios para tener un servicio más eficiente“, ha concluido el munícipe.

La propuesta del Ejecutivo Socialista para el nuevo pliego de condiciones del bus urbano implica de igual forma redactar un contrato de servicios para adjudicar el mismo, la instalación de más sistemas en las paradas para conocer el posicionamiento de los diferentes buses cuando están circulando, la implantación de auditorias del servicio o estudiar nuevas paradas en puntos de gran concentración de usuarios como la Plaza Ferrándiz y Carbonell; cerca del CADA y el Campus de la UPV.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *