Restauran la túnica de la antigua imagen del Nazareno de Cocentaina

La Cofradía del Nazareno de Cocentaina ha encargado la restauración de la túnica de la antigua imagen de este paso de la Semana Santa Contestana, una pieza original del Siglo XVII que guardaban las Clarisas en el interior del Monasterio de la Mare de Déu del Miracle. El proyecto lo están llevando a cabo los Talleres de Restauración del Museo de Arte Sacro de Orihuela y en el mismo está trabajando la restauradora Pilar Vallalta, especialista en este tipo de tejidos.

Desde esta Cofradía de la Villa Condal destacan que la túnica es un Bien Protegido, al ser el único elemento que se ha conservado de aquella antigua imagen del Nazareno que fue destruida en la Guerra Civil, y recuerdan que la citada pieza fue empleada para cubrir al actual Nazareno hasta prácticamente principios de la década de los noventa. En este sentido la Presidenta de la entidad, Lourdes Nadal, asegura que en los últimos años ha existido cierta inquietud entre los cofrades por recuperar esta túnica con el fin de que el municipio pueda contemplar la riqueza artística de la mismael paso del tiempo y las condiciones climatológicas han afectado mucho a las telas, especialmente en la parte interior, pero gracias a esta intervención se asegurará su conservación de cara al futuro. Hemos tenido que hacer muchos trámites para obtener permisos de la Consellería de Cultura pero finalmente se ha podido hacer esta esperada actuación. Estamos muy agradecidos a las Monjas por haber guardado un objeto de tan gran valor y a José Alberto Cortés, Director del Marq de Alicante, por el asesoramiento que nos ha brindado de cara a poder realizar estos trabajos“, afirma.

El proceso finalizará en breve y la Cofradía tiene intención de organizar una charla para explicar todos los detalles del mismo. Además para la noche del Miércoles Santo 8 de abril, jornada en la que procesionará la Cofradía, se quiere que la imagen vuelva a portar la túnica al mismo tiempo que está en fase de estudio la posibilidad de exponerla al público dentro de una vitrina que aseguraría todas las garantías de conservación y que estaría expuesta en las dependencias del Monasterio de las Clarisas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *