Últimas Noticias

La pedanía de l’Alcúdia celebró a principios de julio sus tradicionales fiestas en honor a San Pedro Apóstol, una costumbre...

El equipo de Cope Alcoy pone a disposición de los ciudadanos el teléfono del oyente. A partir de ahora, a...

La marcha del McDonald’s a Cocentaina ha sido de nuevo una de las noticias que os hemos contado en este...

El alcalde de Alcoy se ha pronunciado este jueves sobre la marcha del McDonald’s a Cocentaina después de que COPE...

Santo Entierro de Cocentaina, una Procesión llena de singularidad

Cocentaina vivió ayer un intenso Viernes Santo en una de las jornadas más destacadas de la Semana Santa de la capital del Comtat. Los actos religiosos se sucedieron prácticamente desde la medianoche, momento en el que tuvo lugar por las calles del barrio de la Vila la Procesión del Silencio y en la que un buen número de fieles acompañó a la talla del Crist dels Llauradors del siglo XVI en un recorrido totalmente a oscuras por parte del casco antiguo.

La mañana de Viernes Santo arrancó con el Vía Crucis interparroquial, desde la iglesia del Salvador, y siguió con los oficios de la Pasión y Muerte del Señor que tuvieron lugar en cada templo. Pasadas las siete de la tarde salió la imagen de Jesús del Huerto del Convento de los Franciscanos y un cuarto de hora después hicieron lo propio La Dolorosa, desde la parroquia del Salvador, y El Nazareno desde el Monasterio de la Mare de Déu del Miracle. Estas dos últimas tallas protagonizaron además un emotivo Encuentro de Despedida en la calle Bisbe Estanya antes del inicio de la Procesión General del Santo Entierro.

Cabe destacar que la misma Procesión del Viernes Santo está llena de singularidades en la Villa Condal. La primera la encontramos en la Cruz de San Cristóbal, que abre la comitiva cada año, y que da paso a la imagen que representa al patrón de los conductores acompañada por representantes del sector del transporte que integran esta Cofradía contestana. Después tomaron parte el resto de pasos siguiendo la estructura gremial de antaño: Jesús del Huerto representando a la construcción, el Cristo de la Columna recordando a los papeleros, el Ecce Homo con su estrecha vinculación al textil y El Nazareno unido al comercio contestano. Después fue el turno de La Dolorosa, que tiempo atrás aglutinaba al calzado, y el Crist dels Llauradors cuya protección siempre han buscado los agricultores contestanos. Cerró la Procesión la talla de Cristo Yacente en el Sepulcro guiada por la Archicofradía del Santísimo Sacramento, una de las más antiguas del municipio.

Otra de las particularidades del Santo Entierro en Cocentaina es la presencia de ‘Les Capelletes’, pequeñas corales de pequeños y adultos, que acompañan a los pasos interpretando ‘Motetes’ destacando los del Nazareno y La Dolorosa que fueron creados por el compositor contestano Gustavo Pascual Falcó, autor del internacional pasodoble ‘Paquito El Chocolatero’. Asimismo destacan las conocidas como ‘Llagrimetes’, unas niñas ataviadas de traje blanco que portan los atributos de La Pasión ante el Cristo Yacente.

La Procesión partió desde la parroquia de Santa María a las 20:30h y finalizó ante la misma casi hora y media después. A las puertas del templo, y ante todas las imágenes participantes en el acto, tuvo lugar una oración final pronunciada por Fray Fernando Fuertes; Guardián del Convento de los Franciscanos.

Viernes Santo de recogimiento y devoción en toda la comarca

La tarde del Viernes Santo estuvo reservada ayer para la celebración de las procesiones del Santo Entierro por los diferentes municipios de las comarcas de l’Alcoià y el Comtat. Estos actos, en los que se volvió a respirar fe y devoción, salieron a la calle con total normalidad pese a que los cielos estaban cubiertos, soplaba el viento y en algún momento llegó a pensarse que podría sorprender la lluvia.

Durante toda la tarde hubo procesiones en Agres, Alfafara, Penàguila, Ibi, Castalla u Onil. En Banyeres de Mariola el Santo Entierro, según informó el párroco Don Ramón Micó, recorrió las vías del casco antiguo con pasos como el de María Magdalena, El Nazareno, La Dolorosa, El Cristo Crucificado o el Santo Sepulcro. Precisamente en este municipio volvió a ser muy participativo el Vía Crucis matinal, acto que arranca al amanecer del Viernes Santo y que discurre desde la Parroquia de Nuestra Señora de la Misericordia hasta la ermita del Santo Cristo. En el mismo toman parte las imágenes del Nazareno, La Dolorosa y Santa María Magdalena, patrona de la localidad, y desde la ermita de esta última se van meditando las estaciones del mismo Vía Crucis hasta llegar al Santo Cristo. Allí espera Cristo Crucificado y después todas las imágenes regresan al templo tras rezarse los siete dolores de la Virgen María a las puertas de la capilla de La Malena. También en Muro hubo Procesión de Viernes Santo con la participación de Cofradías como la del Cristo de la Columna, el  Ecce Homo, El Nazareno, El Cristo Crucificado, el Cristo Yacente o La Virgen de los Dolores.

Tras el Santo Entierro, la Semana Santa llegará a su fin el Sábado Santo con la Vigilia Pascual que acogerán las iglesias entre la tarde y la medianoche. Muchos municipios también celebrarán Domingo de Pascua el Encuentro Glorioso entre la Virgen María y Cristo Resucitado.

Viernes Santo de fervor y tradición en Alcoy

La Semana Santa de Alcoy vivió ayer uno de los días más señalado con ocasión de la celebración del Viernes Santo, jornada que conmemora la pasión y muerte de Cristo. Los Vía Crucis en cada iglesia, junto a los Santos Oficios, centraron toda la actividad en la mañana y la tarde a la espera del momento de la procesión del Santo Entierro.

Esta arrancó pasadas las 20:00h desde la parroquia de Santa María y minutos después se efectuó la salida de Jesús Nazareno desde su capilla ubicada en la calle Sant Blai. El Gremio de Labradores guió a uno de los pasos que despiertan mayor devoción en la ciudad y que acompañaron numerosos fieles portando cirios e incluso muchos descalzos en señal de penitencia, agradecimiento o promesa.

Al Nazareno le siguieron la Virgen de la Soledad y el Santísimo Cristo Agonizante, dos talles portadas a hombros por costaleros y costaleras que despertaron también la admiración del numeroso público que contemplaba el acto; especialmente desde la calle Santo Tomás. A continuación, llegó la Cofradía del Cristo Yacente y Nuestra Señora de los Dolores guiando a La Dolorosa; la cual fue portada por mujeres gracias a la implicación de las damas que acompañan este año al Capitán Cristiano de la Filà Cruzados. Después pudo procesionar este año el Cristo Crucificado, tras haber bajado a Santa María en la tarde del Miércoles Santo durante el acto del Vía Crucis, El último lugar lo ocupó Cristo Yacente en el sepulcro sobre unas andas en las que los adornos florales de color blanco copaban todo el protagonismo.

La procesión siguió por las principales calles del Centro hasta llegar a la altura de la iglesia de San Mauro y San Francisco. Desde ahí descendió después para enfilar San Nicolás, la Plaza de España y la calle mayor con la intención de finalizar en la Placeta del Fossar. Allí quedaron expuestas todas las imágenes y para finalizar la procesión Don José Luís Llopis, titular de las Parroquias del Centro, pronunció una oración. Señalar que algunos concejales de la Corporación Municipal, encabezados por la teniente de alcalde Lorena Zamorano, tomaron parte en la comitiva de una Procesión del Santo Entierro que volvió a ser muy participativa.

Emotiva y solemne procesión del Santo Entierro en Cocentaina

Cocentaina también está inmersa en la Semana Santa, unos días repletos de tradiciones que llenan de fervor las calles de la capital del Comtat. La procesión del Santo Entierro del Viernes Santo volvió a ser una expresión de devoción y en la misma tomaron parte todas las cofradías del municipio haciendo de este acto uno de los más participativos de los días de pasión.

La mencionada procesión comenzó pasadas las 20:30h desde las puertas de la parroquia de Santa María, lugar al que habían llegado las diferentes imágenes después de salir de sus respectivos templos. Como suele ser tradición, la Cruz de Sant Cristóbal abrió la comitiva dando paso a la imagen del patrón de los conductores portada por todos aquellos que se dedican al sector del transporte. Se trata de una tradición única de la Villa Condal que marca la diferencia con el resto de procesiones del Santo Entierro que se celebran a lo largo de la comarca. Seguidamente, y desde el Convento de los Padres Franciscanos, tomó parte el paso de Jesús del Huerto representando al gremio de la construcción así como la carpintería. El Cristo de la Columna, que hicieron posible antaño los papeleros, dio paso al Ecce Homo representando al textil. Seguidamente, y desde el Monasterio de la Mare de Déu del Miracle, llegó El Nazareno que aglutina a los comerciantes y que despierta una enorme devoción en el pueblo. La procesión siguió con el paso de La Dolorosa, venerada en la iglesia del Salvador, y que estuvo precedida por un buen número de penitentes portando la indumentaria que tanto identifica a esta cofradía contestana. Después llegó el Crist dels Llauradors, con la talla más antigua de Cocentaina que data del siglo XVI, y cerró el acto la Archicofradía del Santísimo Sacramento acompañando al Cristo Yacente.

En la procesión se repitieron costumbres como la presencia de ‘Les Capelletes’, pequeñas corales de niños y adultos, que cantan ‘motetes’ ante los pasos de Jesús del Huerto, El Nazareno o La Dolorosa creados en muchos casos por el recordado compositor contestano Gustavo Pascual Falcó. También destacó la presencia de ‘Les Llagrimetes’ ante el sepulcro, niñas ataviadas de blanco que portan los instrumentos de la pasión. La procesión del Santo Entierro terminó de nuevo en Santa María con una oración final ante todos los pasos participantes.

Cocentaina mantiene la tradición de la visita a los monumentos en Semana Santa

Cada Jueves Santo se preparan en las iglesias y las parroquias los llamados monumentos, una capilla o altar donde se reserva al Santísimo Sacramento tras la Misa Vespertina de la Cena del Señor. En este lugar permanece Jesús Sacramentado hasta los oficios del Viernes Santo y desde el Sagrario se recogen las hostias consagradas el día anterior para administrarlas en la comunión de esta celebración en la que se conmemora la Pasión y Muerte de Cristo.

Los monumentos, en la misma noche de Jueves Santo, quedan a veneración de los fieles durante toda la madrugada y también en la mañana del Viernes Santo e incluso primeras horas de la tarde. Ante ellos se comparten horas de oración o la hora santa y se cumple con la tradición de visitarlos recordando así el tiempo en que Jesucristo estuvo en oración en Getsemaní, que fue tomado preso y llevado ante diferentes tribunales antes de la Crucifixión.

En Cocentaina la tradición sigue manteniéndose viva y numerosas personas han pasado en las últimas horas por el Convento de los Franciscanos, la Parroquia del Salvador, el Monasterio de la Virgen del Milagro y la Parroquia de Santa María para visitar los mencionados monumentos. En ellos no faltan los adornos florales, multitud de detalles que recuerdan al pan y al vino e incluso las palmas que fueron bendecidas durante la celebración del pasado Domingo de Ramos.

La procesión del Santo Entierro, un acto lleno de tradiciones 

La Semana Santa Contestana está repleta de costumbres únicas y junto a esa tradicional visita a los monumentos destaca también la procesión general del Santo Entierro. Esta parte a las 20:30h de la tarde de Viernes Santo desde la Parroquia de Santa María, y en ella participan las ocho cofradías que integran la Semana Santa de la Villa Condal. El cortejo lo abre, curiosamente, la imagen de Sant Cristòfol y a ella le siguen el resto de pasos que todavía mantienen la estructura gremial de antaño. En algunos destacan las llamadas ‘Capelletes’, unas corales de niños o adultos que cantan ‘motetes’ ante las imágenes.

El Santo Entierro vuelve a Cocentaina después de 3 años

Cocentaina también ha celebrado de nuevo el Viernes Santo después de dos años de pandemia y tras un 2019 en el que las imágenes tampoco pudieron salir a la calle a causa de las intensas lluvias. Esta vez sí que ha podido ser y los pasos han vuelto a recorrer el casco antiguo de la Villa Condal desde las 20:30h de la tarde.

La Procesión del Santo Entierro contestana la han encabezado la Cruz de San Cristóbal y la imagen del patrón de los conductores, una tradición que es única en la Comunitat Valenciana y mediante la cual los chóferes están presentes en un acto que todavía mantiene la estructura gremial de antaño.

A continuación ha sido el turno de la Cofradía de Jesús del Huerto, procedente del Convento de los Franciscanos y que aglutina a la construcción, mientras que después han tomado parte el Cristo de la Columna (industria papelera) y el Ecce Homo (gremio del textil). A continuación ha desfilado El Nazareno, con sede en el Monasterio de la Mare de Déu del Miracle y representando al comercio, seguido de La Dolorosa que representa al calzado y que está profundamente arraigada en la Parroquia del Salvador. En estas dos últimas se han podido ver las tradicionales ‘Capelletes’ que han acompañado a las dos imágenes cantando ‘motetes’. Finalmente ha recorrido las calles contestanas el Crist dels Llauradors, que data del Siglo XVI y que se venera en la Iglesia de Santa María, y por último el Cristo Yacente de la Archicofradía del Santísimo Sacramento ha cerrado la comitiva.

El acto ha finalizado a las puertas de la Parroquia de Santa María con una oración final en recuerdo de la Sepultura de Jesús. En este 2022 se han visto algunas novedades como el embellecimiento de las andas de Jesús del Huerto o un nuevo acompañamiento musical para el Cristo Yacente.

El Viernes Santo arranca en Banyeres con un emotivo Vía Crucis

Los municipios de l’Alcoià y el Comtat siguen celebrando la Semana Santa con actos únicos y tradicionales. Uno de ellos ha tenido lugar en Banyeres de Mariola al amanecer de este Viernes Santo.

Se trata del Vía Crucis, un acto que ha arrancado de la Iglesia de Santa María a las 07:30h y que ha discurrido hasta la Ermita del Santo Cristo. La jornada, que ha despuntado fría y algo ventosa, no ha restado participación y centenares de personas han acompañado los pasos de La Dolorosa y El Nazareno hasta la Ermita de Santa María Magdalena. De allí, ha salido la imagen de Santa María Magdalena que es la patrona también de la localidad. A continuación ha arrancado el mismo Vía Crucis donde el párroco, Don Ramón Micó, ha meditado las 14 estaciones haciendo también relación entre ellas y cuestiones que nos afectan en nuestra vida diaria: la guerra, el odio, el pecado, la enfermedad o la muerte de un ser querido.

El Vía Crucis ha terminado en la explanada del Ermitorio donde se encontraba la imagen del Santísimo Cristo. Tras la oración, todas las imágenes han regresado a la Parroquia para volver a salir esta tarde en la Procesión del Santo Entierro. Antes de ello, a las puertas de La Malena, se han recordado los siete dolores de la Virgen María.

Se saltan el confinamiento en pleno Viernes Santo

Un pequeño grupo de contestanos se saltaron el confinamiento en la tarde del Viernes Santo y efectuaron una breve procesión por la zona del Más de Moltó ante la mirada atónita de algunos vecinos de la barriada. En las imágenes, que han circulado por las redes sociales en las últimas horas, se puede ver como en el improvisado desfile tomaban parte unas cinco personas ataviadas con las vestimentas de penitentes de algunas de las cofradías de la Villa Condal. La Guardia Civil, según ha podido saber COPE ALCOY, tomará declaración durante este Sábado Santo a los protagonistas de este incidente.

Viernes Santo pasado por agua en toda la comarca

La lluvia también ha obligado a suspender los actos previstos para este Viernes Santo en el conjunto de las comarcas del Comtat y de l’Alcoià.

En Cocentaina, tras los Oficios de La Pasión, se ha acordado por parte de la Junta Central de Cofradías no llevar a cabo la procesión del Santo Entierro. Ante este hecho todas las iglesias han permanecido abiertas para que los que lo deseasen pudiesen visitar cada uno de los pasos que dan forma a la Semana Santa Contestana. Recordar que en el desfile procesional del Viernes Santo de la Villa Condal participan cada año las imágenes de Sant Cristòfol, Jesús del Huerto, el Cristo de la Columna, el Ecce Homo, el Nazareno, la Dolorosa, el Crist dels Llauradors y el Cristo Yacente.

La situación se ha repetido también en Muro, Banyeres de Mariola, Ibi, Castalla, Onil o Benilloba. En esta última población también se ha suspendido el ‘Mercat Tradicional’ previsto para el Viernes y Sábado Santo.

Viernes Santo de tradición y recogimiento en Cocentaina

Cocentaina celebró ayer por la tarde uno de los actos más destacados y arraigados de su Semana Santa, la Procesión del Santo Entierro. El acto, que tuvo a la lluvia como invitada en su inicio, pudo celebrarse finalmente con normalidad y la climatología no impidió que saliesen a la calle los pasos de las diferentes Cofradías contestanas.

La Procesión del Viernes Santo de la Villa Condal comenzó sobrepasadas las ocho y media de la tarde desde la iglesia de Santa María y estuvo encabezada por la Cruz de San Cristóbal dando paso a la imagen de este santo acompañada por el Gremio de los Conductores. De esta forma se cumplió con una tradición única del municipio que diferencia la Semana Santa Contestana de la del resto de localidades de la Comunidad Valenciana. Seguidamente tomaron parte las restantes imágenes siguiendo la estructura gremial de antaño: Jesús del Huerto (construcción), el Cristo de la Columna (papel), el Ecce Homo (textil), el Nazareno (comercio), la Dolorosa (calzado) y el Crist dels Llauradors. Esta última talla, restaurada recientemente, es una de las más antiguas de la Semana Santa de Cocentaina ya que data del siglo XVI. Cerró la comitiva el Santo Sepulcro con el Cristo Yacente acompañado por la Archicofradía del Santísimo Sacramento. Indicar que en la Procesión del Santo Entierro de Cocentaina no faltaron tampoco ‘Les Capelletes’, pequeñas corales formadas por niños e incluso adultos, que acompañaron a los pasos de Jesús del Huerto, el Nazareno y La Dolorosa interpretando melodías conocidas con el nombre de ‘Motetes’.

El desfile procesional recorrió varias calles de la zona de La Vila y finalizó de nuevo a las puertas de Santa María con una oración mientras se daba a besar a los fieles y miembros de las Cofradías el ‘Lignum Crucis’.

La Vigilia Pascual y el Encuentro ponen fin a la Semana Santa

Los actos de la Semana Santa Contestana seguirán este Sábado Santo con el Rezo de Laudes interparroquial a partir de las nueve de la mañana. Por la noche todas las iglesias acogerán la celebración de la Vigilia Pascual y al finalizar esta, sobre la 1 de la madrugada, se producirá el Encuentro Glorioso entre Cristo Resucitado, la Dolorosa y San Juan en la Plaza de El Pla.