Últimas Noticias

El pasado 17 de junio tuvo lugar la entrega de premios del Reto AITEX 2024, el concurso que premia las...

El salón de actos del IVAM-CADA de Alcoy ha acogido esta semana la presentación de una nueva edición de la...

Pepe Serna ha revalidado la presidencia de ATEVAL para los próximos cuatro años. Ha sido en el transcurso de un...

El equipo de Cope Alcoy pone a disposición de los ciudadanos el teléfono del oyente. A partir de ahora, a...

Quatretondeta no quiere quedarse sin su Farmacia

Los municipios pequeños de nuestras comarcas tienen por delante importantes retos y uno de ellos es mantener los servicios que todavía les quedan, algo imprescindible para evitar que siga avanzando la despoblación. Una de las localidades del Comtat que busca urgentemente quedarse si Farmacia es Quatretondeta, población en la que residen en estos momentos un total de 137 vecinos todo el año y que incrementa notablemente su censo en los meses de verano.

El próximo 7 de febrero puede ser la fecha en la que Quatretondeta se quede sin Farmacia debido a que la única que existe ahora mismo en la localidad dejará de funcionar una vez su propietaria deje el negocio. Desde el Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Alicante, a través de su página web, califican la oferta de ‘urgente’ puesto que es necesario encontrar a una persona que se haga cargo del servicio ya que de lo contrario la instalación tendrá que cerrar. También el alcalde de Quatretondeta explicaba en COPE ALCOY algunas de las características que tiene la Farmacia y animaba a cualquier interesado a dar el paso de estar al frente del mencionado servicio «venir aquí puede ser una buena oportunidad para que los profesionales que comienzan en el sector puedan iniciar su trayectoria laboral. El precio es muy asequible y el negocio es fácil de llevar porque estamos en un pueblo tranquilo que destaca por la cercanía de sus vecinos«, detalla Alejandro Montava.

 

La Farmacia de Quatretondeta, tal y como informa el Colegio de Farmacéuticos, tiene una facturación de unos 100.000 euros anuales. El horario de apertura y atención al público hay que pactarlo con el Ayuntamiento, pero actualmente es de lunes a viernes de 9 a 15 h. Los interesados en quedarse con el negocio pueden tener más información en el Consistorio o llamando al mismo alcalde a través del teléfono 653 39 40 71.

Condenan al contable de una farmacia de Alcoy por estafar casi 160.000 euros

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Alicante ha condenado a un hombre que trabajó como contable en una farmacia de Alcoy y donde se apropió de 159.145 euros en prejuicio de la propietaria. En concreto la condena asciende a tres años y cinco meses de prisión por un delito de estafa agravada.

El fallo de la citada sentencia le impone además el pago de una multa de 2.400 euros y le obliga a indemnizar a la perjudicada con la cantidad defraudada. Según se recoge en la sentencia, los hechos ocurrieron entre los años 2010 y 2015, cuando el contable, que se había ganado la confianza de la nueva dueña de la farmacia y se encargaba de la revisión de los pedidos y el pago de las facturas del comercio, facilitó por teléfono al principal proveedor de medicamentos del establecimiento un número de cuenta bancaria de su titularidad.

El acusado simuló ante la responsable de la empresa proveedora que contaba con la autorización de la boticaria. Empleado este argumento conseguía que se ingresara en esa nueva cuenta el dinero de los descuentos y bonificaciones con las que la distribuidora beneficiaba a sus clientes en función de las compras de fármacos que le hacían.

De este modo, el contable logró desviar, mediante transferencias periódicas, a su propio patrimonio un total de 129.100 euros. Paralelamente, en diciembre de 2011, redactó una orden de transferencia por importe superior a 30.000 euros para pagar una factura de la farmacia que ya había sido abonada con anterioridad en la que puso como destino su cuenta bancaria personal. Cabe destacar que la sentencia no es firme y sobre la misma cabe un recurso de casación.

Detención por contratación ilegal

Recordar que a finales de septiembre la Policía Nacional detuvo a una mujer en Alcoy por contratación ilegal de personas. Se trataba de la responsable de dos establecimientos, dos salones de juego en concreto. La mujer contrató a dos trabajadores de origen venezolano que se encontraban en España en situación irregular. Sin embargo, estos no estaban asegurados y no los había dado de alta. Trabajaban bajo condiciones abusivas, pues cobraran menos de lo inicialmente acordado y tan solo tenían una jornada libre cada 15 días.

Más de 3.000 medicamentos no tendrán uso tras la estafa en una farmacia del Comtat

Más de tres mil medicamentos en buen estado irán prácticamente al contenedor de la basura a causa del fraude presuntamente perpetrado por una farmacéutica de un municipio del Comtat. Esta, como ya te contaba COPE ALCOY ayer, fue detenida por la Guardia Civil mientras que se investiga a otras seis personas más por los presuntos delitos de fraude a la Seguridad Social, contra la salud pública, falsificación de documento público y contra la intimidad.

Los supuestos implicados en esta operación clonaron más de 500 tarjetas sanitarias de personas mayores para realizar dispensas simuladas de medicamentos, cuyo gasto cargaban al Sistema de Salud Nacional. Con este modus operandi estafaron casi 40.000 euros a la Seguridad Social que se suman al desperdicio de las cajas de medicamentos que se han echado a perder para poder ejecutar la operación «son medicinas en buen estado que nunca llegaron a dispensarse y fueron almacenadas en lugares poco apropiados, como el cuarto de limpieza de la farmacia, por lo que ya no podrán destinarse para personas que realmente lo necesitan«, recordaba este martes también en COPE ALCOY Abraham Segarra Jefe de Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Villena.

Así actuaban en la farmacia 

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de octubre cuando una inspección de la Conselleria de Sanitat detectó que una farmacia de un municipio de la comarca se estaba llevando a cabo una venta inusual de medicamentos financiados por el Sistema Nacional de Salud. A partir de ahí, se dio cuenta a la Guardia Civil y en una segunda inspección fueron intervenidas diferentes tarjetas sanitarias magnéticas clonadas, con información sanitaria de pacientes de la Generalitat Valenciana, y multitud de cajas de medicación sin código de barras. También se descubrieron habitaciones donde se acumulaban los medicamentos supuestamente dispensados en compañía de medicación caducada y productos químicos de limpieza, por lo que también se incumplía en el establecimiento la legislación que regula el almacenamiento de material sanitario.

Por otra parte, se halló una base de datos con información personal de internos de varias residencias de la provincia de Alicante y se identificó a una amiga de la farmacéutica que salía del negocio. En este momento se comprobó que la chica llevaba una caja que contenía más tarjetas magnéticas disponibles para ser clonadas y un archivador con informes médicos de pacientes junto a cierta documentación manuscrita a mano.

El modus operandi era claro: con las tarjetas clonaban se realizaba la venta de la medicación a los titulares a cargo del Sistema de Salud Nacional, pero el producto no era dispensado sino apartado sin su correspondiente cupón de precinto. El paso final, con el presunto conocimiento del titular de la farmacia, era cargar dicho gasto a la Seguridad Social, lo que generaba en el establecimiento un lucro económico ilícito.

En un primer momento ayer se habló de Cocentaina como el municipio en el que se ha producido esta estafa. No obstante, fuentes de la misma Guardia Civil, han confirmado a COPE ALCOY que se trata de un pueblo pequeño del Comtat donde se han producido estos hechos.

Destapan una estafa a la Seguridad Social cometida en una farmacia del Comtat

Agentes de la Guardia Civil han detenido a una farmacéutica del Comtat y ha investigado a otras seis personas, cinco de ellas responsables de residencias de la tercera edad junto a una amiga de la boticaria, por un fraude de más de 39.000 euros a la Seguridad Social. Se les atribuye la simulación de ventas de medicamentos para pacientes de los geriátricos a los que habían clonado las tarjetas sanitarias.

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de octubre cuando una inspección de la Conselleria de Sanitat detectó que una farmacia de un municipio de la comarca se estaba llevando a cabo una venta inusual de medicamentos financiados por el Sistema Nacional de Salud. A partir de ahí, se dio cuenta a la Guardia Civil y en una segunda inspección fueron intervenidas diferentes tarjetas sanitarias magnéticas clonadas, con información sanitaria de pacientes de la Generalitat Valenciana, y multitud de cajas de medicación sin código de barras. También se descubrieron habitaciones donde se acumulaban los medicamentos supuestamente dispensados en compañía de medicación caducada y productos químicos de limpieza, por lo que también se incumplía en el establecimiento la legislación que regula el almacenamiento de material sanitario.

Por otra parte, se halló una base de datos con información personal de internos de varias residencias de la provincia de Alicante y se identificó a una amiga de la farmacéutica que salía del negocio. En este momento se comprobó que la chica llevaba una caja que contenía más tarjetas magnéticas disponibles para ser clonadas y un archivador con informes médicos de pacientes junto a cierta documentación manuscrita a mano.

El modus operandi era claro: con las tarjetas clonaban se realizaba la venta de la medicación a los titulares a cargo del Sistema de Salud Nacional, pero el producto no era dispensado sino apartado sin su correspondiente cupón de precinto. El paso final, con el presunto conocimiento del titular de la farmacia, era cargar dicho gasto a la Seguridad Social, lo que generaba en el establecimiento un lucro económico ilícito.

La operación, realizada en colaboración con la Conselleria de Sanidad, ha permitido intervenir cerca de 3.000 cajas de medicamentos facturados a la Seguridad Social según la información facilitada por la misma Guardia Civil. También se interceptaron más de 500 tarjetas sanitarias clonadas junto a documentación médica de pacientes de residencias.

Ninguno de los implicados en los hechos tenía hasta ahora antecedentes y, según su grado de participación, se les han imputado los delitos de fraude a la Seguridad Social, contra la salud pública, falsificación de documento público, contra la intimidad por la cesión, difusión y revelación de datos médicos personales sin autorización de sus titulares. El Juzgado de Instrucción número 4 de Alcoy instruye ahora las diligencias por este fraude.