Últimas Noticias

La Fira de Tots Sants de Cocentaina del 2020 també aposta fortament per la cultura amb nombroses activitats que es...

Els més de 100 expositors oficials Fira de Cocentaina 2020 ja han rebut el material promocional distintiuque estarà visible en...

El Club Esportiu Alcoyano ha comunicat un cas positiu de Covid-19 en la seua plantilla, un fet que ha obligat a confinar...

El Patín Alcodiam Salesiano de Alcoy ha comunicado que suspende toda la actividad deportiva tras detectarse un positivo por Covid-19...

imagen universidad politècnica de valencia cope alcoyImagen Fira de Tots Sants 2020
banner home cope en directo
banner movil cope en directo

Síguenos en RRSS

imagen facebook cope alcoy
imagen twitter cope alcoy
Imagen instagram cope alcoy
imagen Youtube cope alcoy

Fiesta y Cultura

La crisi sanitària del Coronavirus ha impedit la celebració de les Festes de Moros i Cristians d’Alcoi del 2020, un...

L’Ajuntament d’Alcoi fa una crida a la responsabilitat davant la celebració del Mig Any de 2020, una jornada que coincideix...

El Teatre Calderón d’Alcoi ha acollit durant aquest mes d’octubre l’espectacle anomenat ‘Crida de Festa’, un muntatge destinat a evocar...

Educación

El Campus de Alcoy de la UPV participará en el programa internacional ‘Erasmus Mundus’ relacionado con ingeniería textil. De esta...

El Campus de Alcoy de la Universidad Politécnica de Valencia ha celebrado en este lunes el acto oficial de apertura...

La Oficina de Internacional del Campus de Alcoy de la Universitat Politècnica de València (UPV) mantiene su actividad a pesar...

La imagen de Sant Hipòlit recupera el esplendor de antaño

La imagen procesional del patrón de Cocentaina, San Hipólito Mártir, luce un nuevo aspecto tras el  proceso de restauración a la que ha sido sometida durante los últimos meses. El resultado de esta importante intervención ya se puede comprobar en la parroquia de Santa María de la Villa Condal, lugar en el que se venera la citada imagen durante todo el año, puesto que el patrón ya está ubicado en el altar mayor para presidir los actos religiosos que en su honor se celebran durante las Fiestas de Moros y Cristianos.

El proyecto para poner en valor esta escultura lo ha llevado a cabo la restauradora contestana Inma Ribelles Albors mediante una minuciosa actuación que se ha desarrollado en las dependencias internas de la misma iglesia de Santa María para evitar trasladar la imagen al exterior. La mencionada restauración se ha centrado, en su mayoría, en eliminar la capa de suciedad que cubría a San Hipólito Mártir debido al paso del tiempo al mismo tiempo que se han retocado elementos que estaban dañados por la manipulación humana. A ello se le ha añadido la reposición de partes desaparecidas y la correcta fijación de los ángeles que están situados al lado del santo formando el conjunto escultórico que sale a la calle cada mes de agosto durante la Procesión General del segundo día de la trilogía festera contestana “el trabajo realizado ha permitido que, una vez retirada la capa de suciedad que enmascaraba los estratos originales, se puedan apreciar con todo detalle los colores de la imagen y que incluso se resalten los volúmenes o los detalles mínimos que por ejemplo aparecen en la vestimenta del patrón“; afirma Inma Ribelles. También Quino Palací, Vicepresidente de Culto de la Junta de Fiestas, se muestra satisfecho por la restauración realizada ya que esta es la primera que se hace a toda la escultura en su conjunto “hasta el momento se habían hecho actuaciones puntuales en algunas partes pero esta ha afectado a toda la imagen y ha permitido que la misma recupere el esplendor que tuvo en 1.941 cuando fue creada por el escultor José Vila Rafel para sustituir a la anterior que desapareció durante la Guerra Civil”; indica.

Los detalles del proceso de restauración fueron explicados ayer martes por Inma Ribelles en el transcurso de una charla que ofreció la propia restauradora en la iglesia de Santa María al finalizar el Octavario dedicado al patrón de Cocentaina.

Las tropas cristianas lucen con esplendor durante la Entrada a Alcoy

A las diez en punto de la mañana ha comenzado la Entrada Cristiana de Alcoy del 2019 tras la habitual orden de Avant l’Entrà que se ha dado desde el balconet del Partidor. Miles de personas se agolpaban en las 22.000 sillas colocadas en el trayecto de un acto que, a diferencia de ayer, ha transcurrido bajo un sol primaveral y con las altas temperaturas como protagonistas. 

La Orden Trinitaria guía a los guerreros de la cruz. 

La Filà Tomasinas, por su condición de Capitán Cristiano, ha abierto el desfile con un boato inspirado en la Orden Trinitaria creada en Francia en el 1.191 y que se encargó de velar por los prisioneros moros y cristianos. La guardia de ambas tropas ha precedido a los caballeros del máximo representante de las tropas de la cruz y este ha desfilado junto a su hija Laura como favorita en una carroza que incorporaba un gran dragón dorado. Juan Enrique Miralles, el Capitán Cristiano de 2019, ha lucido un diseño creado por Ignacio Trelis en el que predominaban los colores negros debajo de abundantes metales y junto a una capa roja adornada por elementos dorados. La marcha cristiana  ‘Terra Trinitas’ del compositor contestano Francisco Valor, e interpretada por la Unión Musical Contestana, le ha servido de banda sonora en este instante tan especial. Las damas y los consejeros, al igual que una original coreografía en la que las vidrieras de palacio cobraban vida durante un baile de la corte en el que estaban representados numerosos países del mundo; han dado paso a la escuadra especial, creada por Juan Climent, y cuyos componentes portaban una vestimenta guerrera marcada por las pieles, los cueros y los metales. El Ateneu de Cocentaina con ‘Arcun’, de Óscar Cháfer, ha puesto la guinda musical al paso de los esclavos por las calles del Centro de la ciudad. Recordar que Juan Enrique Miralles ha recibido también las llaves de la ciudad a su llegada a la Plaza de España, pasadas las once de la mañana, mientras sonaban con fuerza las campanas de Santa María. 

Los Cides ponen el ecuador al marcial desfile cristiano

Tras el paso del Capitán, la Entrada Cristiana ha seguido con el desfile de los Navarros, Almogávares,  Mozárabes, Vascos, Guzmanes, Labradores y Cides. Estos últimos han aportado la Escuadra del Mig, diseñada por Santi Carbonell y Víctor Ferrer a partir de una idea original de J.M Piñero, y en la que los tonos marrones emulando la madera han conferido un aspecto tribal a todos los integrantes de la misma. El Ateneu Musical de Rafelguaraf con ‘El Díví, de Francisco Valor Lloréns, ha acompañado el desfile de los Cides y a esta escuadra especial en su discurrir por el casco antiguo alcoyano. Después de ellos han desfilado los Asturianos, Andaluces, Aragonesos, Alcodianos y Cruzados

Venidos de las montañas del norte para reconquistar Alcoy

En la recta final de la Entrada Cristiana han desfilado los Montañeses con su Alférez, Modesto Moiña, al frente. El boato ha estado inspirado en la reconquista de estas tierras por parte de los guerreros que llegan a la ciudad procedentes de Santander, tras cruzar oscuros bosques, y con el claro objetivo de salvar a Alcoy del ataque de las tropas moras. Un original ballet emulando aves ha precedido a las favoritas y a las damas mientras que una segunda vistosa coreografía ha servido de antesala al Alférez rodeado de sus caballeros y portados en volandas mientras lucían unos trajes blancos combinados con el verde y los metales . A los sones ‘Muntanyés’, de José Olcina Conejero e interpretada por la Agrupación Musical d’Ontinyent, hemos visto a un deslumbrante Modesto Moiña portando un traje muy guerrero que el mismo se ha encargado de diseñar. La Escuadra de Negros, ideada por Antonio Aracil, ha puesto la guinda a este espectáculo y lo ha hecho con un diseño medieval en el que no han faltado los colores verdes y los azules con cuernos de marfil junto a la cabeza. La llegada del ejército de Jaume I ha finalizado con los sones de ‘Iurde’ de Rogelio Mira Rico interpretados por la Societat Musical Nova d’Alcoi; pieza que ha servido para acompañar a esta última Escuadra Especial. 

El ‘Crist dels Llauradors’ de Cocentaina recupera su esplendor tras su restauración

La Cofradía del Crist dels Llauradors de Cocentaina, que data del siglo XVI, ha concluido el proceso de restauración de su imagen titular que se venera en la Capilla de la Comunión de la Iglesia de Santa María.

Los trabajos comenzaron el pasado verano y han sido llevados a cabo minuciosamente en los últimos meses por la restauradora Inma Ribelles. Estos han consistido en la retirada de los barnices que impedían contemplar la policromía original al mismo tiempo que se han eliminado los repintes que fueron detectados en diferentes puntos de la mencionada imagen. Por otra parte se han limpiado los restos depositados por insectos y la cera procedente de los cirios. Todo ello se ha completado con una limpieza total de la suciedad acumulada en el conjunto de esta imagen que es tan apreciada en la Villa Condal. Al margen de esta intervención también se han restaurado otros elementos ornamentales como los clavos o la Cruz sobre la que se asienta el Crist “los cambios más importantes se aprecian en la supresión de los repintes de la zara y la zona del pecho pero también en la Cruz . La limpieza de esta nos ha permitido hallar el color verde original, un hecho que era propio en las imágenes de la época en referencia al Evangelio de San Lucas que habla de la vera Cruz”, destacó el pasado martes la propia Inma Ribelles en el espacio La Mañana de COPE ALCOY.

Recordar que la imagen del Crist dels Llauradors tiene más de cuatrocientos años y procesiona en cada Semana Santa Contestana en actos como la Procesión del Silencio del Jueves Santo o la del Santo Entierro en el Viernes Santo. El pasado 28 de octubre fue bendecida tras este proceso de restauración por parte del párroco de Santa María, Eduardo Rengel, y fue expuesta durante la Fira de Tots Sants en el templo; siendo contemplada por numerosos visitantes. En esta exposición se pudo ver con detalle el proceso ejecutado y también un documento del archivo parroquial que revela que en 1.595 se adquirió en Cocentaina el compromiso de costear y sacar en procesión el Viernes Santo una imagen de Cristo Crucificado.