Últimas Noticias

Alcoy rindió todos los honores a San Jorge en un 23 de abril inédito que coincidió con el ‘Dia del...

El equipo de Cope Alcoy pone a disposición de los ciudadanos el teléfono del oyente. A partir de ahora, a...

Hoy miércoles recuperamos la programación habitual tras las Fiestas de Moros y Cristianos de Alcoy. En esta jornada hemos hecho balance...

Hoy miércoles recuperamos la programación habitual tras las Fiestas de Moros y Cristianos de Alcoy. En esta jornada hemos hecho...

Cerol original
Descargar Els Capitans

El PSOE de Alcoy pide explicaciones a Carlos Pastor por los sobrecostes en el Teatro Calderón

Un tercer perito confirma que hubo sobrecostes en las obras del Teatro Calderón, cuya reforma terminó en 2007. En concreto, más de un millón de euros que se pagaron al constructor Enrique Ortiz por unas facturas que no están justificadas.

El Ayuntamiento de Alcoy ha recibido esta semana el informe del perito que asegura que, en las obras del Calderón, hubo irregularidades. «La conclusión es que existe un exceso de abono. Se evidencia que ahí hubo una mala práctica y una mala gestión y que Ortiz le debe, presuntamente, al pueblo de Alcoy un millón que no hubiera tenido que cobrar nunca», ha explicado Lorena Zamorano, edil de Régimen Jurídico. En concreto, la cantidad asciende a 1.007.313’71€.

Con un proceso penal abierto, el objetivo del Ayuntamiento es que Ortiz sea condenado por estafa y falsedad documental y devuelva ese dinero. El PSOE ha aprovechado la ocasión y pide explicaciones de lo que sucedió al candidato del PP, Carlos Pastor. «Ahora sería el momento de que Carlos Pastor, que también era asesor técnico -durante aquel momento- de ese Partido Popular que estaba malgastando los recursos de esta ciudad, hablara y diera una explicación a todos los alcoyanos de qué ha pasado con esos recursos», ha insistido Vanessa Moltó, número 4 en la candidatura socialista.

 

Más de 15 años después

Este tercer informe pericial llega ahora, pero la cosa viene de lejos. Nos remontamos a marzo de 2007, cuando el entonces alcalde Jorge Sedano, del PP, inaugura la remodelación del Teatro Calderón y arranca, de nuevo, la programación.
La obra termina y el contrato se liquida en marzo de 2008, es decir, se abona a la empresa de Ortiz, a la que le fue adjudicada la reforma. Sin embargo, en diciembre de 2008 llegan nuevas facturas.

«La Junta de Gobierno aprueba un reconocimiento de deuda en favor de Ortiz de, por una parte, 2.100.000 euros correspondientes a unos contratos de obra y, por otra, de contratos de equipamiento por valor de 202.000 euros. La primera parte llega a pagarla el PP y cuando llegamos nosotros al Gobierno en el 2011 nos llama la atención que aparezcan facturas de contratos que ya estaban terminados y liquidados», asegura Zamorano.

 

En ese momento, encargan un estudio para que analice esas partidas. Y el perito concluye que ha pagado de más. Cerca de 1.300.000€ que no estaban justificados.

El Ayuntamiento se remite al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 2 de Alcoy, que confirma que el dinero no se puede reclamar porque ha prescrito, pero el Juzgado elabora una nueva pericial que vuelve a evidenciar que más de un millón de euros se tiene que devolver.

Es en 2015 cuando se denuncia por estafa y falsedad documental a Ortiz. Sin embargo, el proceso es constantemente recurrido por Ortiz. Se considera que haya una tercera pericial. Con estos resultados, el Ayuntamiento quiere seguir reclamándole a Ortiz ese dinero. «Lo que haremos es solicitar que se abra un juicio por la vía penal y que se juzgue este hecho por falsedad documental y por estafa», concluye la edil de Régimen Jurídico.

Admitido el recurso contra Enrique Ortiz por los sobrecostes en las obras del Teatre Calderón de Alcoy

La sección segunda de la Audiencia Provincial de Alicante ha admitido el recurso de apelación interpuesto por el Ayuntamiento de Alcoy contra el auto por los sobrecostes de las obras del Teatro Calderón, los cuales ascenderían a más de un millón de euros, según ha informado el consistorio en un comunicado.

El juzgado número 2 de Primera Instancia de Alcoy declaró el sobreseimiento de las diligencias previas de la denuncia presentada por el Ayuntamiento contra el empresario Enrique Ortiz por sobrecostes en las obras del Teatre Calderón.

Fue el consistorio quien presentó recurso contra dicho auto al considerar que existen suficientes pruebas con las periciales aportadas para abrir juicio oral, y que en todo caso es responsabilidad del propio juzgado el que se lleve a término la pericial judicial solicitada de oficio, situando en caso contrario al Consistorio «en una situación de indefensión«, según recoge el propio comunicado.

Las denuncia se basa en la «presunta comisión de un delito de estafa y falsedad documental» por parte de la constructora Ortiz e Hijos, S.A, adjudicataria de las obras de reforma del Teatro Calderón, y de la Dirección Facultativa, al detectarse hasta en dos periciales, una de ellas judicial, sobrecostes abonados por el Ayuntamiento que no estarían justificados y que ascendieron a más de un millón de euros.

Ahora, el Auto de la Audiencia Provincial de Alicante da la razón al Ayuntamiento, e insta al Juzgado de Instrucción de Alcoy a llevar a cabo una nueva pericial judicial admitiendo los argumentos del consistorio y considerando que la decisión adoptada por el juzgado le genera indefensión.

Asimismo, el Ayuntamiento ha advertido que la pericial, cuya práctica no pudo llevarse a término por renuncia sucesiva de los peritos designados por el juzgado, fue acordada como necesaria por el propio Juez instructor para avanzar en la instrucción, y que su imposibilidad de práctica, fue el motivo de archivo de la causa en fase de instrucción.

La Audiencia Provincial ha acordado, también, la obligatoriedad de que se lleve a efecto dicha prueba, siendo tarea del juez instructor el remover los obstáculos que puedan surgir.

El Supremo dicta el final del proyecto del Bulevar de Alcoy

El contratista Enrique Ortiz tendrá que devolver 1´ 5 millones de euros al Ayuntamiento de Alcoy, más intereses, después de que el Tribunal Supremo haya desestimado el recurso que este mismo presentó tras la sentencia del TSJ que avalaba la rescisión del contrato del Bulevar. El fallo del alto tribunal confirma que el contrato se rescindió por causas imputables a la empresa constructora debido a que esta última presentó un proyecto con numerosas deficiencias y que era complicado de  ejecutar.

El alcalde, Antonio Francés, valoraba positivamente en MEDIODÍA COPE ALCOY esta resolución y hablaba del futuro del proyecto del Bulevar «desde el Gobierno Local no renunciamos a esta infraestructura y queremos que sea un proyecto que se aleje totalmente de la idea que perseguía el PP y que consistía en plantear el Bulevar como un vial pensado para los vehículos y no para la ciudadanía. Ya estamos trabajando con los vecinos para consensuar un proyecto y de hecho el Presupuesto de este año ya reserva una partida para ello. Si el proceso avanza nos gustaría que las obras pudiesen comenzar el próximo año«, matizó el primer edil.

Con esta resolución se pone fin a un proyecto que fue aprobado antes de las elecciones municipales del 2011 con el único voto a favor del Gobierno Local del Partido Popular y contando con los informes negativos de los técnicos del Consistorio. Hay que recordar que tras aquellos comicios, el nuevo Ejecutivo Local, formado por PSOE, Esquerra Unida y Compromís; decidió rescindir el contrato con Ortiz para paralizar el Bulevar debido a que la actuación urbanística había sido muy contestada por la ciudadanía, presentaba numerosas deficiencias y además no era rentable para las arcas municipales en plena crisis económica. Ortiz la recurrió y en 2015 el Tribunal le dio la razón en primera instancia condenando al Ayuntamiento de Alcoy a pagar 4,2 millones de euros en concepto de compensaciones por los gastos que incluían también el aval que el propio Consistorio había incautado, el lucro cesante y los intereses. La citada sentencia, como ya informó COPE ALCOY en su momento, fue anulada por el TSJ el pasado año dando por tanto la razón al Ayuntamiento de Alcoy a pesar de que este ya había abonado más de un millón de euros más el aval de 500.000 euros. Tras esta resolución Ortiz presentó un recurso de casación ante el Tribunal Supremo que no ha sido aceptado, con lo cual  la sentencia ya es firme y Ortiz tendrá que hacer frente al pago de los 1´5 millones de euros abonados por el Consistorio.

El Tribunal de Cuentas no ve indicios de responsabilidad en el anterior Gobierno por las obras del Calderón

 

El Tribunal de Cuentas ha absuelto al ex alcalde Jorge Sedano y varios ediles del anterior Gobierno Municipal del Partido Popular de la responsabilidad de pagar  1.070.000 euros por los supuestos sobrecostes en las obras del Teatre Calderón. Hay que recordar que esta mañana han prestado declaración los concejales que en la Junta de Gobierno del 22 de diciembre del año 2008 aprobaron abonar 2´3 millones de euros al contratista Enrique Oritz por varios trabajos que quedaban por realizar en la obra de reforma del citado Teatro. Según recoge el Diario Información algunos han acudido a declarar personalmente, mientras otros lo han hecho representados por sus abogados, después de que en su momento ya se presentaran las correspondientes alegaciones. Además se detalla que el tribunal ha entendido que por ahora no hay indicios de responsabilidad contable, a la vez que considera que se han apreciado contradicciones en las peritaciones, con lo cual la causa quedaría archivada en los próximos días en el caso de que alguien no presente una nueva denuncia.

Apuntar que existe la posibilidad de que el Ayuntamiento de Alcoy pueda recurrir esta decisión aunque la edil de Régimen Jurídico, Lorena Zamorano, ha asegurado que por el momento se descarta esta posibilidad «al no existir pruebas de que la  Junta de Gobierno hiciera algún delito», indica.

 

 

 

Alcoy pide ampliar los sobrecostes de Ortiz a 1´2 millones

El Ayuntamiento de Alcoy ha solicitado por escrito una ampliación de la querella contra el contratista Enrique Ortiz y el director de las obras del Calderón con el objetivo de pedir al Juzgado de Instrucción número 2 de Alcoy que amplíe hasta los 1´2 millones de euros el importe de los supuestos sobrecostes de los trabajos de ampliación del Teatro. La edil de Régimen Jurídico, Lorena Zamorano, ha explicado este jueves en Cope Alcoy que para hacer esta petición el Consistorio se ampara en dos informes periciales, uno encargado por el propio Ayuntamiento y uno elaborado por un perito elegido por el juzgado que acabó declarando prescrito el caso por la vía contencioso administrativa, y que cifran los sobrecostes entre 1 y 1´2 millones de euros.

En este sentido la concejala ha detallado que se ha dado este paso ahora para evitar que el caso se archivara «se reclamaron las partidas que no estaban así que una vez presentados los informes al Juez hemos creído conveniente ampliar toda la querella para poder reclamar la totalidad de las cantidades que figuran en las periciales», apunta. También Zamorano destaca que las investigaciones previas continúan «confiamos en que se vuelva a citar a Enrique Ortiz para declarar y que se abra juicio oral para recuperar un dinero que nunca tuvo que haber salido de Alcoy», detalla.

Recordar que en el Tribunal de Cuentas sigue abierto otro procedimiento con el fin de determinar si el Ejecutivo Municipal de Alcoy, que en su día acordó en Junta de Gobierno el pago de los citados sobrecostes, tiene que asumir responsabilidades.

Ortiz no se presente en el Juzgado

El contratista Enrique Ortiz no se ha presentado este lunes en los Juzgados de Alcoy para acudir a declarar por los sobrecostes de las obras del Teatro Calderón de Alcoy. Según explica el Diario Información ha sido un empleado el que ha acudido, acompañado de poderes notariales, para poder prestar declaración aunque el juez no ha aceptado este procedimiento como válido con lo cual procederá a citar a Ortiz en los próximos días. El mismo Diario Información explica que quien si ha acudido a declarar es el arquitecto Octavio Raduán que ha he negado que en su momento se emitieran certificaciones de obras nunca realizadas.