Últimas Noticias

Alcoy avanza en los primeros días del mes de marzo después de que el pasado fin de semana la ciudad...

El equipo de Cope Alcoy pone a disposición de los ciudadanos el teléfono del oyente. A partir de ahora, a...

El Pleno del Ayuntamiento de Alcoy del pasado viernes 1 de marzo acordó solicitar al Consell la creación de un...

La icónica marca de Café Licor que produce Destilerías SINC, Cerol, dio a conocer el pasado jueves su renovada imagen....

Cocentaina cae en manos de las tropas árabes

Cocentaina vive en este lunes 12 de agosto las últimas horas de sus Fiestas de Moros y Cristianos en honor a San Hipólito Mártir. El día del Alardo pone fin a tres intensas jornadas y está marcado por las batallas de arcabucería entre las fuerzas de la cruz y de la media luna; unos combates en los que los festeros quemarán más de 500 kilos de pólvora según ha informado la Junta de Fiestas.

La jornada ha arrancado al despuntar el día con las guerrillas a las faldas de la Serra de Mariola y mientras el sol comenzaba a iluminar desde la Aitana la silueta del Castillo situado en la cima de la ‘Penyeta Blanca’. Unas horas más tarde, a las once, se ha efectuado la Estafeta Mora en la Plaza del Pla y numerosas personas han sido testigos del momento en el que el jinete entregaba a los cristianos la misiva que les animaba a donar la fortaleza a los moros. Tras la negativa de estos, materializada con la rotura del pergamino, el sarraceno ha iniciado una rápida carrera sobre caballo para informar a sus tropas de lo sucedido.

Los sonidos marciales de las fanfarrias creadas en 2018 por José Francisco Molina Pérez, e interpretadas por la Colla Mal Passet así como el Grup Raval Jussà de Albaida, han guiado al Embajador Moro y a su ejército hasta las inmediaciones del Palau Comtal. Allí Rubén Vilanova Domínguez ha declamado con intensidad la Embajada Mora, una intervención que ha terminado sin ningún acuerdo dando paso a la orden de quemar las murallas de Cocentaina «Alà ho vol, per tossud, infidel i insolent huí veurás cremar la Vila de Cocentaina. Soldats, per Mahoma, incendieu el Castell”. De esta forma se ha simulado el incendio del municipio por parte de las tropas sarracenas, un hecho ocurrido en el año 1304 y por el que los contestanos son conocidos con el sobrenombre de “Socarrats”. Recordar que los textos de las Embajadas fueron escritos en el año 2006 por el historiador Iván Carbonell Iglesias.

La mañana ha avanzado con la batalla de arcabucería entre las tropas de la cruz y de la media luna; un simulacro de combate que ha llenado de sonido y pólvora las calles de la localidad. Este ha dado paso a la lucha armada entre los Embajadores y los cargos festeros, a los pies del castillo, y la guerra ha terminado con la victoria de los moros; un hecho histórico que se ha inmortalizado izándose la bandera de la media luna en la torre más alta de la fortaleza.

Indicar que los actos del día del Alardo siguen a las 14:00h con la ‘Ambaixada de les Tomaques’, que protagoniza Cavallets y Bequeteros, y que tendrá lugar en el solar existente junto al colegio San Juan Bosco. Por la tarde, a las 18:30h, se efectuará la Estafeta y Embajada Cristiana seguida del acto de Acción de Gracias y el traslado del Sant Hipólit del Raval del Monasterio de la Mare de Déu del Miracle a la parroquia del Salvador.

Alcoy vuelve a ser cristiana

Las tropas de la cruz han regresado a Alcoy en la tarde de este domingo para reconquistar la ciudad después de haber quedado esta en manos de las fuerzas mahometanas al finalizar la batalla matinal. Tras la Estafeta, en la que se ha pedido la rendición al capitán moro, ha llegado la Embajada Cristiana en la que Ricard Sanz ha instado a los sarracenos a dejar Alcoy en un parlamento lleno de emotividad que no ha llegado a buen puerto. Y es que las palabras de nuevo han fracasado y han dado paso a los arcabuces para decidir el combate. La estruendosa batalla ha reducido a los moros en el entorno de la Plaza de España mientras los cuatro cargos festeros han tomado las armas en mano para luchar cuerpo a cuerpo en la defensa de la Villa de Alcoy.

Finalmente los cristianos han conseguido vencer al ejército capitaneado por Al – Azraq izándose inmediatamente la bandera de la cruz en lo alto del castillo. A continuación desde la parroquia de Santa María se ha efectuado el traslado de Sant Jordi El Xicotet en presencia del Sant Jordiet, Juan Anduix.

Por último en el templo, antes de la aparición, ha tenido lugar el acto de acción de gracias marcado por la emotividad y el recuerdo de las fiestas que están a punto de terminar.