Últimas Noticias

Un hombre de 82 años falleció ayer jueves en Banyeres de Mariola (Alicante), tras ser atropellado por un vehículo, según...

Hemos entrado en la segunda semana de abril y esto también se traduce en que avanza la cuenta atrás hacia las próximas Fiestas...

El equipo de Cope Alcoy pone a disposición de los ciudadanos el teléfono del oyente. A partir de ahora, a...

Hoy viernes te hemos contado que un hombre de 82 años fue atropellado ayer en Banyeres de Mariola. Además hemos...

Cerol original

La climatización de la Casa de la Cultura de Alcoy sigue estropeada: estudiar y trabajar a 10ºC

Hace más de un año que el edificio de la Casa de la Cultura de Alcoy no tiene climatización. Las temperaturas alcanzan los 30ºC en verano y llegan, incluso, a los 10ºC en invierno. Una situación que trabajadores y usuarios llevan tiempo denunciando.

Y es que esto afecta también a la Biblioteca Municipal, que se encuentra en el edificio. Los usuarios se quejan del impedimento que supone, en estos momentos, el frío. «No te puedes quitar la chaqueta cuando estás dentro porque, prácticamente, hace la misma temperatura fuera que dentro. La verdad es que así es bastante difícil estudiar», explica un joven estudiante. «No se puede estar por el frío que hace. Las veces que he ido a estudiar he tenido que ir con varias capas», añade otra.

Desde Comisiones Obreras (CCOO) de Alcoy denunciaron la situación ante la Inspección de Trabajo que se personó la semana pasada para evaluar la situación. Por el momento, están a la espera de la resolución.

El motivo de esta situación es que el sistema de calefacción y refrigeración está estropeado, por lo que desde el Ayuntamiento plantean varias soluciones. Por el momento se han facilitado calefactores a los trabajadores pero, para un edificio del tamaño del antiguo Banco de España de la ciudad, esta medida resulta insuficiente. La sustitución de la instalación es la solución. Hablamos de un proceso que, como explica Raül Llopis -concejal de Cultura y Seguridad, tendría un elevado coste. A la compra del nuevo aparato de refrigeración -que supondría más de 50.000 euros- se suma el precio de la propia instalación. Pero hay un inconveniente. No hay todavía presupuesto municipal para 2023 y, por tanto, no se sabe aún qué partida se podría destinar a este proyecto.

En un caso así se puede optar por una licitación anticipada. Sin embargo, este proceso tampoco es rápido. «Te puedes ir perfectamente  a los tres o cuatro meses. Por eso deberíamos buscar una solución intermedia que pueda dar una garantía. Estamos buscando si existe algún refrigerador que esté instalado en el Ayuntamiento y que no se utilice para poder colocarlo de manera momentánea», añade el concejal.

Paco Alentado, miembro de Comisiones Obreras, no obstante, lamenta la ‘falta de empatía y comprensión’ por parte del Consistorio. Y es que en este tiempo no se han reunido con ellos ni con los trabajadores.