Últimas Noticias

Los alumnos del Colegio Carmelitas de Alcoy han podido disfrutar recientemente del premio conseguido en el XIX Certamen de Villancicos organizado...

El equipo de Cope Alcoy pone a disposición de los ciudadanos el teléfono del oyente. A partir de ahora, a...

Los registros que están dejando en la comarca las tormentas es una de las noticias que hemos destacado este miércoles....

Hoy miércoles os hemos contado que las tormentas siguen siendo protagonistas en Alcoy y nuestras comarcas. También hemos recordado el...

Descargar Els Capitans

¿Cómo afecta a la salud de las personas una mala calidad del aire?

La calidad del aire en Alcoy mejora. Así lo demuestran los datos ofrecidos por el Ayuntamiento y que pueden consultarse en el portal Alcoi Smart City. Y es que en todos los parámetros que se calculan se ha registrado mejoría respecto a años anteriores.

Cuando se habla de calidad del aire, las autoridades se refieren a la densidad de diversos contaminantes atmosféricos: ozono a nivel de suelo, partículas, monóxido de carbono, dióxido de nitrógeno y dióxido de azufre. Pero, ¿cómo afecta a los ciudadanos que estos valores sean favorables o no? Como explica Antonio Belda, profesor del Departamento de Ciencias de la Tierra y del Medio Ambiente de la Universidad de Alicante (UA), que se superen los límites establecidos perjudica a la salud de las personas -que son los que viven en las ciudades. «Puede comportar patologías, sobre todo del sistema respiratorio, para las personas más sensibles que llevan mucho tiempo expuestas a ese aire que está contaminado». Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una mala calidad del aire supone un factor de riesgo importante para enfermedades respiratorias y cardiovasculares agudas -la neumonía, por ejemplo- y crónicas -accidentes cerebrovasculares, entre otras.

Mejorar la calidad del aire es, por tanto, una necesidad que debe llevarse a cabo desde las Administraciones. «A nivel europeo se están estableciendo unas líneas estratégicas desde hace unos años. Hay muchas opciones, empezando por las zonas verdes. Actúan como un filtro que reduce muchos de estos parámetros que pueden llegar a ser negativos. También hay medidas ligadas a la industria y, sobre todo, es necesaria una buena gestión de los vehículos. Se pueden reducir las emisiones teniendo unos vehículos más ecológicos», explica el profesor en declaraciones a Cope Alcoy.

Sin embargo, también es posible contribuir como ciudadanos. «Se pueden reducir las emisiones utilizando el transporte público, caminando y usando la bicicleta», añade Belda.

Datos contradictorios para la Carrasca

Desde la Colla Ecologista La Carrasca confirman que se está produciendo, desde la pandemia, esta mejora en la calidad del aire. No obstante, no se basan en los datos del Ayuntamiento. «La mejora la constatan los datos que extraemos de la Red de Contaminación de la Generalitat. Los parámetros están dentro de los límites, a excepción del ozono. Este se encuentra en el umbral, ya que durante este pasado año se produjeron 25 superaciones», ha explicado Ximo Cardenal, miembro de La Carrasca, en declaraciones a Cope Alcoy.

Respecto a las cifras que ofrecen los sensores, los ecologistas consideran que no están validadas científicamente. «El Ayuntamiento coge los datos y a final de año los suman y sacan la media. Esto no tiene ningún valor científico, ya que se tienen que validar». Ponen el ejemplo del medidor situado en el polideportivo de la Zona Norte, colocado a unos 50 metros del de la Generalitat. «Está dando datos completamente distintos a los del medidor de la Generalitat. No es posible que durante el año pasado tuviéramos de tres a cinco microgramos por metro cúbico de dióxido de azufre y que el medidor del polideportivo esté dando valores de 200 microgramos por metro cúbico. Esto nos hace sospechar que no están funcionando bien«. Y tampoco se pueden dar valores de 0, como ocurre con algunos medidores del Ayuntamiento, ya que es imposible que la contaminación sea nula.

Seis nuevos sensores

Alcoy contará con seis nuevos sensores ambientales para medir la calidad del aire. Y la instalación se hará en el plazo de un mes, según informan desde el Ayuntamiento de la ciudad.

Dos de ellos -con el objetivo de reforzar el control de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE)- se colocarán en Casa Blanca y Sant Jaume, que tras la peatonalización del Centro son dos de las calles que han ganado un mayor tráfico. También se instalarán dispositivos en el IVAM CADA Alcoi, El Camí, La Rosaleda y Espronceda.

Se suman a los que ya están en funcionamiento, que están localizados en la avenida del País Valencià, cantó El Pinyò, calles Oliver y Juan Gil-Albert, polideportivo de la Zona Norte y exterior del Centre Esportiu Eduardo Latorre.

Imagen: Cope