Últimas Noticias

Com ocorre en moltes ocupacions públiques, en Sanitat hi ha places de difícil cobertura. Parlem de vacants que, després d’esgotar-se...

La indústria no deixa de ser notícia a la nostra ciutat. Com et contàvem aquesta setmana en Cope Alcoi, els...

El Casal de Sant Jordi va acollir ahir a la vesprada la celebració de l’Assemblea General Ordinària de l’Associació de...

L’Ajuntament d’Alcoi farà realitat d’ací a poc temps l’empresa pública, una iniciativa que pretén regular els serveis que es presten...

El TSJCV avala la prórroga del Pasaporte Covid otro mes más

La Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia Valenciano ha autorizado este viernes la prórroga hasta el próximo 28 de febrero de la vigencia del llamado pasaporte Covid, como había solicitado el Gobierno valenciano.

De esta forma, se amplía desde el 31 de enero, cuando vencía la vigencia actual de esta medida, hasta el último día de febrero la obligación de mostrar el Pasaporte Covid para acceder al interior de todos los establecimientos de hostelería y restauración, cines, gimnasios y centros deportivos, hospitales y residencias.

En la Comunitat Valenciana se aplica desde el pasado 4 de diciembre la obligación para los mayores de 12 años de mostrar el certificado que acredita que se ha recibido la vacunación completa contra la Covid, o se ha superado la enfermedad en los últimos seis meses, o se tiene una prueba diagnóstica negativa en las últimas horas, para acceder a una serie de locales.

La Sala de lo Contencioso concluye en su auto que la prórroga de la medida es «idónea, necesaria y proporcionada» a la vista de la evolución de la pandemia, y además aclara que la medida no afecta al exterior de los establecimientos de hostelería y restauración, según han informado fuentes del TSJCV.

El Tribunal considera que la prórroga de la exigencia del certificado está justificada por la expansión de la variante ómicron y el «incremento acelerado de la transmisión comunitaria no controlada y sostenida»del virus SARS-CoV-2, que «excede la capacidad del sistema sanitario«.

Se trata de una medida susceptible de conseguir el objetivo concreto -señala la Sala en su auto- con lo que queda cumplimentado el juicio de idoneidad, y también cumple el juicio de necesidad, pues resulta «indispensable si se quiere obtener el objetivo de reducir o -al menos- minimizar el incremento de la transmisión», añade.

Del mismo modo, tal y como ha establecido ya el Tribunal Supremo, los magistrados entienden que la obligación de presentar este documento es una limitación«tenue» de los derechos fundamentales que está justificada en su confrontación con la «potente presencia» de los otros derechos fundamentales como el derecho a la vida, a la integridad física y a la protección de la salud.

La medida, según la Sala, también es proporcionada«obtiene un buen encaje de las dos piezas más importantes (salud y economía -por este orden) de este insólito puzzle que representa la actual pandemia».

El Tribunal concluye que son medidas «equilibradas», ya que se derivan de ellas «más beneficios para el interés general -contención de la pandemia- que perjuicios sobre otros bienes o valores en conflicto».

El auto de la Sección Cuarta del TSJCV incluye una aclaración para precisar que, conforme a la redacción de la resolución administrativa, la exigencia del Pasaporte Covid no afecta al exterior de los establecimientos de hostelería y restauración, donde se ubican las terrazas de bares y restaurantes.

La prórroga de la exigencia del Pasaporte Covid para acceder al interior de determinados locales entrará en vigor a las 00:00 horas del día siguiente a su publicación en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV) de la resolución de la Conselleria de Sanidad que recoja esta disposición.

El PP denuncia que Conselleria no autorizó las obras de varias calles del Centro

El Partido Popular de Alcoy ha puesto sobre la mesa que el Gobierno Municipal del PSOE ha actuado de manera ilegal a la hora de ejecutar las obras para mejorar la Plaza Ramón y Cajal, la Placeta de La Creu Roja y la calle Sant Francesc así como vías cercanas. Desde el PP recuerdan que el hecho de que el Centro sea BIC implica que cualquier obra que se realice en el mismo tiene que adecuarse a la Ley de Patrimonio así como contar con el oportuno permiso de la Conselleria de Cultura.

Los populares destacan que, tras las consultas realizadas por su Grupo Municipal, pudieron constatar que Cultura no tenía ninguna documentación sobre el proyecto alcoyano y señalan que tras ello el organismo autonómico requirió al Consistorio todos los detalles del mismo sin obtener respuesta alguna. Además afirman que el Ejecutivo de Francés solo ha justificado que las obras podían desarrollarse con un informe de la arqueóloga municipal que tan solo decía que no había trascendencia alguna arqueológica en el proyecto «el Gobierno está dando una imagen horrible ante todos los propietarios y vecinos que, a la hora de hacer alguna actuación en el Centro, si que tienen que pedir todo este tipo de autorizaciones. Lamentamos que con estas acciones el Ayuntamiento esté arrasando la zona sin garantizar su máxima preservación y conservación», ha afirmado el portavoz popular: Quique Ruiz.

El Partido Popular de Alcoy ha pedido al Partido Socialista explicaciones por esta cuestión y ha instado al Gobierno a presentar todo lo que le ha requerido Cultura. Por último el principal partido de la oposición advierte que si la información que presente el Consistorio no se ajusta a la legislación, en cumplimiento de la misma, se tendría que volver al estado original los puntos del Centro en los que se ha intervenido.

El PP pide que se autorice el acceso a vecinos del Centro no empadronados

El Partido Popular de Alcoy exige al Gobierno Municipal que los vecinos del Centro que no están empadronados en la ciudad, y tienen propiedades en el barrio, puedan obtener permiso para acceder al área de la peatonalización.

Los populares explican que hay dos problemas que genera la ordenanza de peatonalización de Alcoy y que en estos momentos no están siendo atendidos. Por una parte destacan los vecinos que residen habitualmente en el Centro sin estar empadronados en la ciudad y por otra los vecinos del Centro que no están empadronados en Alcoy porque residen en otros municipios pero que tienen en el barrio su propiedad como única vivienda en la ciudad. Este segundo caso es especialmente preocupante, afirman,  porque la ordenanza solo permite obtener autorizaciones a los empadronados y los que residen en régimen de alquiler «hay personas que tienen que marcharse a trabajar fuera por la falta de oportunidades que genera el Gobierno del PSOE y encima cuando regresan a Alcoy no tienen permiso del Ayuntamiento para acceder a su vivienda. Los propietarios que no están empadronados no tienen derecho a tener permisos. La medida, pensada por el PSOE para penalizar a los propietarios de segundas residencias en el Centro, acaba por afectar a vecinos que tienen en el barrio su primera vivienda en la ciudad«, afirma el portavoz de los populares; Quique Ruiz.

Desde el PP abogan por estudiar una fórmula que no penalice a los propietarios de viviendas en el Centro, al menos a los que no están empadronados en la ciudad. También indican que la primera versión de la ordenanza sí preveía conceder un permiso por vivienda de segunda residencia «el gran riesgo es que el Ayuntamiento acabe por expulsar a una parte de los vecinos del Centro. La peatonalización de un barrio genera casuísticas complejas ante las que no se puede actuar a las bravas, como ha hecho el PSOE, porque provoca problemas«, matiza Ruiz.

Finalmente el Partido Popular insiste en que la ordenanza para peatonalizar el Centro presentaba muchas deficiencias en el momento en el que fue aprobada.

El Gobierno asegura que las obras de la Farmacia Amorós cuentan con la autorización de Consellería

El Grupo Municipal de Compromís denunciaba la pasada semana que se ha destruido una ornamentación de Art Decó de gran valor patrimonial ubicada en la fachada de la antigua Farmacia Amorós lo que, dicen, supone un ataque al patrimonio cultural de la ciudad.

Ahora el edil de Urbanismo, Manolo Gomicia, ha justificado esta situación destacando que el inmueble no se encuentra dentro del catálogo de bienes protegidos del Ayuntamiento ni tampoco en la revisión que se ha realizado para incorporarlo al nuevo plan general. Además detalla que las obras cuentan con la autorización de la Conselleria de Cultura «la obra tiene todos los permisos en regla, y sí, evidentemente está dentro del BIC de nuestro casco histórico por eso mismo se pide permiso a la Conselleria de Cultura, con informe positivo de la misma«, indica.  También el concejal se ha referido a las declaraciones de Màrius Ivorra «hacer unas declaraciones como éstas cuando los concejales de la oposición pueden pedir acceso a la información, es muy grave y dice muy poco de un partido político que tiene responsabilidad de gobierno. Pero, lo más grave es que son temas que afectan a personas particulares que están invirtiendo en recuperar y conservar nuestro casco antiguo, y los han puesto al foco informativo a pesar de tener el informe positivo de la conselleria de Cultura«, indica.

Desde Guanyar también lamentan esta situación y critican «la pasividad del Ejecutivo Local a la hora de preservar el patrimonio de la ciudad«, según detalla el concejal de la plataforma; Paco Paredes.