La Generalitat Valenciana prorroga las restricciones y el cierre de la hostelería hasta el 1 de marzo

El President de la Generalitat, Ximo Puig, ha presidido hoy la reunión de la Mesa Interdepartamental para la Prevención y Actuación ante la COVID-19, para analizar la evolución de la pandemia en la Comuntiat y acordar nuevas medidas.

Tras la reunión el President de la Generalitat Ximo Puig ha explicado que “la situación actual de la pandemia constata que el esfuerzo realizado por la sociedad se ha traducido en resultados esperanzadores” y que estamos mejor, “pero no estamos bien, por tanto queda camino para salir de la zona critica en la que nos encontarmos“.

Puig ha asegurado que hemos registrado una mejora, “en estos 15 días de restricciones han bajado 39% las hospitalizaciones, la incidencia del virus se ha reducido en un 49% y se situa ahora en 777 casos por cada 100.000 habitantes, y hemos logrado que las altas hospitalarias tripliquen los nuevos contagios en la última semana“.

Las medidas que estan funcionando- ha asegurado Puig- para argumentar que han de persistir. Las medidas han funcionado más rápido de lo esperado. En este sentido ha explicado que si a finales de enero había 72.000 enfermos en los hospitales, ahora son 42.000. “En 10 días, 30.000 enfermos menos, y en las grandes ciudades perimetradas la incidenica del virus ha caido un 40%

Juntos estamos salvando vidas” ha afirmado Puig por ello ha asegurado que la Generalitat Valenciana ha acordado prorrogar todas las medidas vigentes hasta el 1 de marzo.

Se mantienen por tanto durante otros 15 días el toque de queda a las 10 de la noche, el cierre perimetral de las ciudades de más de 50.000 habitantes los fines de semana y festivos, el cierre de los comercios a las 6 de la tarde así como el cierre de la hosteleria y la restauración. Además sigue vigente la limitacion a un máximo de dos personas las reuniones sociales tanto en el ámbito público como en el privado, excepto convivientes.

Ha asegurado que las restricciones “durarán solo el tiempo que sea necesario” y “ni un día más“, porque “afectan a nuestra vida cotidiana, a los derechos y generan situaciones injustas” que se han intentado compensar con el Plan Resistir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *