Enfermos y mayores pueden ganar el Jubileo del Año del Santo Cáliz sin salir de casa

Las personas enfermas y mayores que no puedan peregrinar a la Catedral de Valencia y que quieran obtener la indulgencia plenaria durante el Año Jubilar Eucarístico del Cáliz de la Pasión que se celebra en la Archidiócesis pueden hacerlo desde sus casas.

Para facilitar la obtención del Jubileo por parte de estas personas, y también de aquéllas de colectivos vulnerables que no deben acudir de forma presencial a la Seo de Valencia a causa de la crisis sanitaria por la pandemia, el Arzobispado ha editado unos dípticos con preces del peregrino para enfermos y ancianos y se proporcionarán, a quien lo solicite, para que los que no puedan desplazarse a la Catedral, puedan realizar la peregrinación desde sus casas.

El “Manual de indulgencias”, libro oficial de la Iglesia donde se explica todo lo relativo a las indulgencias, “establece que los enfermos y los ancianos, o las personas solas que no puedan salir de casa, pueden obtener la indulgencia jubilar cumpliendo las condiciones habituales: rezar por el Papa, confesarse y participar en la Eucaristía, siguiéndola por radio o televisión, y recibir la comunión sacramental cuando el sacerdote les visite“.

Igualmente, “no es preciso que todos estos requisitos se cumplan en el mismo acto, sino que pueden realizarse en distintos días, y respecto a la oración, es suficiente rezarla alternando con otro o siguiéndola mentalmente mientras otro la reza“.

La Iglesia también permite ganar la indulgencia plenaria por un difunto. Para ello “han de cumplirse las mismas condiciones que para uno mismo: peregrinación a un templo jubilar encomendando a la persona fallecida, rezar por las intenciones del Papa, participar en la Eucaristía y comulgar“.

Del mismo modo, el Arzobispado también ha editado un díptico con la oración del peregrino para las personas que sí pueden acudir a la Seo, disponible en la entrada de la misma. Estos fieles podrán ganar el Jubileo peregrinando a la Capilla del Santo Cáliz y a la Capilla de San Pedro de la Catedral, único templo jubilar en la Archidiócesis, cumpliendo las condiciones: confesión sacramental, comunión eucarística y oración por las intenciones del Papa. Las misas del peregrino son los domingos a las 12 horas y los jueves a las 20 horas.

Tanto el díptico con la oración para el peregrino, como el que recoge las preces para enfermos y ancianos, y un tercer folleto específico para personas privadas de libertad en centros penitenciarios, se pueden descargar de la página web del Año Jubilar del Santo Cáliz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *