Una Embajada con humor y sello propio

El humor no podía faltar en las Fiestas de Moros y Cristianos, y buen testimonio de ello lo da la tradicional ‘Ambaixada del Tonell’. Esta se celebra en cada ‘Dia dels Trons’ y está protagonizada por las Filaes Mare de Déu y Llana.

Ambas formaciones han tomado la Placeta Molina de Muro a partir de las 10:30h de la mañana ante numeroso público que no quería perderse un acto genuino que volvía a celebrarse tres años después de la última vez que tuvo lugar en 2019. Todo ello debido a que la pandemia del Coronavirus obligó a la suspensión de los festejos en honor a la Virgen de los Desamparados en 2020 y 2021. Como suele ser habitual, el Embajador acudió al lugar montado en burro e instó a los de la cruz a cederles el tonel de vino en un diálogo jocoso en el que no faltaron referencias a temas de actualidad como la Covid-19, la Guerra de Ucrania, el incremento de precios de los carburantes o los alimentos e incluso el cambio de itinerario de las Entradas. El cruce de acusaciones finalizó con acuerdo y los dos Embajadores se fundieron en un emotivo abrazo antes de emprender el camino hacia un buen almuerzo en el que las dos Filaes dieron cuenta del apreciado contenido del barril.

El punto y seguido a las Fiestas de Muro se pone hoy con los disparos de arcabucería en los que se emplearán más de 200 kilos de pólvora. Esta mañana tiene lugar la Embajada Mora, protagonizada por Pere Corredor de la Filà Moros del Rif, y por la tarde será el turno de la Cristiana a las 18:45 declamada finalmente por Manolo González de la Filà Arquers. Al anochecer será el turno de la Retreta y después una cena de hermandad de todas las Filaes, en la Plaça del Matzem, pondrá fin a cuatro intensas jornadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *