Últimas Noticias

El Ple de l’Ajuntament de Cocentaina va aprovar a finals de desembre l’agermanament entre la Vila Comtal i el municipi...

La Diputación de Alicante incrementará este año un 50% las ayudas a autónomos, pymes, micropymes y profesionales de la provincia....

Vicente Parras, técnico del Alcoyano, ha explicado que las posibilidades de que su equipo siga adelante en la Copa del...

El CD Alcoyano disputa a les 21 hores un dels partits més importants dels últims anys. El sorteig de la...

imagen de agenda cultural
banner home cope en directo
banner movil cope en directo

Síguenos en RRSS

imagen facebook cope alcoy
imagen twitter cope alcoy
Imagen instagram cope alcoy
imagen Youtube cope alcoy

Fiesta y Cultura

Alcoy ha suspendido la festividad de San Antonio Abad para este fin de semana, debido a la crisis sanitaria del...

El Ayuntamiento de Alcoy ha anunciado la suspensión de las actividades previstas con motivo de la festividad de San Antonio Abad,...

El Ayuntamiento de Alcoy, a través de la comisión de patrimonio del Consell Municipal de Cultura, ha restaurado la imagen...

Educación

El Campus de Alcoy de la Universidad Politécnica de Valencia mantiene la docencia online hasta el próximo 31 de enero...

Luis Jesús Quiles ha conseguido la mejor puntuación de la Universitat Politècnica de València (UPV) en su beca postdoctoral. Su...

El Centro Comercial Alzamora de Alcoy acoge hasta el día 15 de febrero la exposición FotCiencia17, una actividad enmarcada dentro...

Aspecte insòlit del Paratge de Santa Bàrbara en el dia de ‘La Corriola’

El Paratge de Santa Bàrbara de Cocentaina presentava en el dia de La Puríssima de 2020 un aspecte insòlit, i és que la crisi sanitària de la Covid-19 va impedir celebrar amb normalitat la festivitat de ‘La Corriola’ en aquesta zona natural tan pròxima a la Serra de Mariola. Enguany no es van veure les clàssiques imatges que deixa aquesta tradició com el toc incessant de la campana de l’ermitori, la missa de campanya, els jocs populars que organitzen els Júniors de les dues parròquies contestanes, la cercavila a càrrec de la Colla de Dolçaines ‘Mal Passet‘ o les evolucions de la ja consolidada ‘Muixeranga Penyeta Blanca’.

El fort vent va acompanyar un dia en el qual molts van aprofitar per a menjar-se a casa o a la caseta la singular ‘Corriola’, eixe pa redó acompanyat d’una llonganissa roja que ja els avantpassats de la Vila Comtal degustaven quan per aquestes dates pujaven a l’ermita de Santa Bàrbara per a demanar-li la protecció dels camps davant les tronades. A més a la Parròquia del Salvador i a la Parròquia de Santa Maria es va celebrar al matí la missa en honor a la Immaculada Concepció amb totes les oportunes mesures de seguretat davant del Coronavirus. Foren les campanes d’aquests dos temples, així com les del Convent dels Franciscans, les úniques que es van poder escoltar al poble durant el matí.

La tradició, malgrat la situació actual, es va imposar a la crisi sanitària i els forns així com les carnisseries van treballar a ple rendiment durant els dies previs per tal de preparar les viandes que donen forma a ‘La Corriola’. Aquesta, com es habitual, també va ser regalada pels iaios als seus néts així com pels padrins als seus fillols.

La ‘Corriola’, una Festa contestana carregada d’història

Cada 8 de desembre Cocentaina celebra el dia de ‘La Puríssima’ amb la tradicional ‘Corriola’, una Festa que té lloc al Paratge de Santa Bàrbara i en la qual els contestans mengen un pa redó en forma de politja acompanyat d’una llonganissa roja.

Des del Centre d’Estudis Contestans (CEC) han anat investigant els orígens d’aquesta antiga costum i la vinculen al cicle agrícola contestà així com a la mateixa festivitat de l’advocada davant les tronades, Santa Bàrbara, que té lloc el 4 de desembre. A continuació reproduïm un fragment d’un article escrit pel President del CEC, Pere Ferrer, on es parla de com podria haver nascut aquesta Festa de la ‘Corriola’. Diu així:

Durant aquests darrers anys, està corrent per Cocentaina una història inventada, fantasiosa també, sobre la celebració del dia de la Corriola. Aquesta història inventada sembla que va calant i consolidant-se com si fos verídica i, fins i tot, es representa teatralment. Durant la passada celebració de la Corriola, uns dies abans i després, la història va córrer com la pólvora pels mitjans de comunicació, no sols locals i comarcals, sinó, fins i tot, en l’àmbit de la Comunitat Valenciana, i fou també àmpliament difosa per internet. Davant d’aquesta història inventada no podem quedar-nos ni de costat ni parats. S’ha de tallar a temps, abans que es quede arrelada en la memòria oral i escrita com si fos verídica. Potenciar i divulgar com a bona aquesta història inventada és un greu error i un seriós atemptat a la rica història de Cocentaina. Mentir sobre la pròpia història d’un poble, el nostre, i difondre-la als quatre punts cardinals no té cap de sentit. Per tant, estem davant de l’obligació de posar-li remei el més prompte possible i informar sobre quina és la veritat, o una part, al nostre poble. I si no hi ha cap història per contar, perquè no la sabem, deixem-la com està, dintre del misteri, en el lloc on es troben tantes i tantes qüestions històriques del nostre país. Mai no he cregut el que ve contant-se d’aquesta celebració i sempre he deixat constància, en qualsevol lloc o fòrum d’opinió, què pense d’aquest engany. La història està fonamentada en diverses qüestions: del nostre convent que pujaven a l’ermita de Santa Bàrbara en fila per un camí estret, definit en el diccionari català-valencià-balear d’Alcover com “Corriolada”. Una altra versió és que els frares pujaven a l’ermita per un camí i en baixaven per un altre realitzant un recorregut circular, d’ací la forma de la corriola. I, com que tot es vol relacionar amb els frares franciscans, el fet que es celebre el dia de la Immaculada reforçaria aquesta història, tancant així el cercle de la corriola. I, si li posem un to humorístic, millor per engolir-se-la, així la forma de la llonganissa és semblant al tram final de la corda que toca la campana de l’ermita.

Davant d’aquesta forma de fer història, n’hi ha una altra que aconsella que, si no saps per què, és millor callar o investigar i treballar per poder traure del misteri i l’obscuritat els passatges desconeguts de la nostra història. I aquest és el camí: el de la investigació, on ens trobem la gent del Centre d’Estudis Contestans (CEC). Molts són els temes històrics, nous i desconeguts del nostre poble, que la gent del CEC i els seus col·laboradors han tret a la llum i, pel que fa a “La Corriola”, amb la informació que a hores d’ara disposem, podem donar a conèixer, almenys, una part d’ella, del per què, quan i com d’aquesta tradició. Són els germans Just i Joaquim Sansalvador els que donen certa llum al tema. En la pàgina 80 d’un dels manuscrits del seu cançoner, es troba una cançoneta força interessant: Santa Bàrbera va pels camps, buscant l’Esperit Sant. L’Esperit Sant no vol dir, que tres núvols veu venir. Un de foc, un de pedra, un de mala centella.

Després, continuen dient el següent: “Cançoneta del dia de la Sucà (Santa Barbara, 4 de desembre). Per la tarda grups de nens i nenes marxen a berenar a un turonet pròxim a Cocentaina on hi ha una ermita. Hom diu “La serreta de Santa Bàrbera”, lloc pintoresc. Aquesta notícia i cançó la varem arreplegar de Simfurosa Reig de 59 anys, una velleta filadora el dia 9 de setembre de l’any 1924.” El document dels germans Sansalvador, de Cocentaina, aclareix moltes de les qüestions relacionades amb la celebració de la Corriola; en primer lloc, queda clara la denominació antiga de “La Sucà” i que, per tant, l’actual denominació de “Corriola” deu correspondre per força a temps posteriors a la dècada dels anys 30 del segle passat, possiblement a partir dels anys 40. També diu que es celebra el dia 4 de desembre (festivitat de Santa Bàrbara) a la vesprada i, per tant, no tindria res a veure amb la festivitat de la Immaculada, un canvi de data que també podria haver-se realitzat per aquells anys durant els quals l’Església controlava i dirigia gran part dels comportaments socials i religiosos del nostre poble, o a causa del canvi de les festivitats escolars. Però la part més interessant d’aquest document es troba en la lletra de la cançó que els xiquets cantaven cada quatre de desembre de vesprada a la serreta de Santa Bàrbara. Si analitzem la lletra descobrim que, possiblement, ens trobem davant d’una celebració relacionada amb el cicle agrícola del nostre poble, ja que tots sabem massa que, a primers de desembre, els llauradors de Cocentaina inicien la collita de l’oliva, la qual, tot i que actual- ment no és una necessitat econòmica per viure, antigament era el principal conreu de Cocentaina. I una bona collita assegurava el pa per a tot l’any, però si passava el contrari portava la ruïna a moltes famílies. I això és el que demanaven els xiquets i les xiquetes cantant: que s’assegurara la collita d’olives, encarant-se a Santa Bàrbara perquè buscara pels camps l’Esperit Sant i li informara si venia alguna tempesta que poguera arruïnar la collita. I així Santa Bàrbara, com a patrona de les tempestes, sabria què fer i com beneficiar el llaurador de Cocentaina.

A la comarca catalana del Pallars Jussà, una zona productora d’oli d’oliva com la nostra, hem trobat una celebració amb certs paral·lelismes amb la Corriola. Ací, durant el temps de la collita també es celebra “La Sucà”, i consisteix que el llaurador, quan ha de molturar l’oliva,convida aquell dia els seus amics a l’almàssera a menjar pa xopat d’oli novell de la mateixa basseta on va a parar des de la premsa, acompanyat de xoriç i vi de la terra. Com es pot veure, al Pallars Jussà, en la “Sucà” es ve a celebrar la collita ja assegurada i sembla clar que el nom està relacionat amb l’acció de mullar el pa amb oli. El diccionari Català-Valencià-Balear d’Alcover descriu la paraula “Sucà” com: ‘sucada de pa amb oli novell’ i també ‘llesca de pa amb un raig d’oli i sal’.

La relació és molt pròxima a la nostra celebració de la Suca o Corriola: el pa és el principal protagonis- ta i, quasi amb tota seguretat, en temps antics, es menjaria com diu el diccionari d’Alcover “amb un raig d’oli i sal”, tot i que, en comptes d’acompanyar-lo amb xoriç, ací, a Cocentaina, ho fem amb llonganissa roja, el que ens fa pensar en una tradició portada al segle XIII pels primers pobladors cristians vinguts des de terres lleidatanes, on es troba la comarca del Pallars Jussà.

La crisi sanitària de la Covid-19 impedeix enguany pujar a l’ermita de Santa Bàrbara per a menjar-se la ‘Corriola’ i tocar la campaneta, però l’Ajuntament ha proposat des de casa mantenir viva aquesta tradició que tan arrelada tenen els veïns i les veïnes del municipi.

Cocentaina sube a Santa Bárbara para celebrar ‘La Corriola’

El paraje de Santa Bárbara de Cocentaina volvió a ser el epicentro de la tradicional fiesta de la ‘Corriola’ y numerosos vecinos acudieron hasta este enclave natural durante la mañana del domingo 8 de diciembre para disfrutar de una antiquísima costumbre cuyos orígenes se remontan en el tiempo.

La jornada festiva amaneció soleada, tras las bajas temperaturas registradas durante la noche, y la actividad comenzó pasadas las nueve y media de la mañana con la subida en romería hasta Santa Bárbara junto al acompañamiento musical de la Colla de Dolçaines i Tabals ‘Mal Passet’. Ya en el paraje llegó el momento de desayunar la tradicional ‘Corriola’ que da nombre a esta fiesta, una vianda consistente en un pan redondo que simula a una polea y que se acompaña de una longaniza roja a la que se le da forma de ‘bolteta’. Estos productos fueron adquiridos en su mayoría el día anterior y esto provocó que durante el sábado la actividad fuera incesante en las panaderías y las carnicerías de la Villa Condal ya que es tradición regalar la ‘Corriola’ a los nietos, sobrinos o ahijados.

La mañana incluyó una misa solemne a mediodía en honor a la Inmaculada Concepción, oficiada por el párroco de Santa María Don Eduardo Rengel, y desde primera hora del día no paró de sonar la campana del ermitorio ya que a las puertas del mismo se formaron largas colas para poder cumplir también con la tradición de hacer voltear el bronce.  Además los Juniors de las parroquias del Salvador y Santa María prepararon actividades para los más pequeños mientras que La Muixeranga ‘Penyeta Blanca’ realizó una actuaciones ante la ermita “ha sido un día de ‘La Corriola’ muy especial porque de nuevo ha subido mucha gente al paraje para disfrutar de esta fiesta. El tiempo nos ha acompañado, tras las lluvias que hemos tenido en los últimos días, y da mucha alegría ver como los niños se lo están pasando en grande tocando la campana y participando en los juegos”, comentó la edil de Tradiciones; Paqui Ruiz.

Recordar que el día de ‘La Corriola’  estuvo precedido de la clásica ‘Olleta de la Puríssima’ que celebraron las Filaes en sus respectivas sedes durante la noche del sábado 7 de diciembre y que sirvió de reencuentro entre los festeros y las festeras tras las Fiestas de Moros y Cristianos del mes de agosto así como antes de que lleguen los días de Navidad.

Cocentaina vuelve a subir a Santa Bárbara para degustar ‘La Corriola’

Cocentaina renovó este sábado 8 de diciembre la singular costumbre de ‘La Corriola’, una antiquísima fiesta que se celebra cada año coincidiendo con el día de la Inmaculada Concepción.

El escenario de esta arraigada tradición volvió a ser el paraje de Santa Bárbara, a las faldas de la Serra de Mariola, y lugar hasta el que subieron centenares de contestanos de todas las edades para degustar el pan redondo en forma de polea y la clásica longaniza roja en ‘bolteta’; dos viandas que dan nombre a esta peculiar jornada cuyo origen se remonta en el tiempo. El sol y las elevadas temperaturas se aliaron con un día de ‘La Corriola’ que resultó ser espléndido y que empezó a las nueve de la mañana con el ascenso de gran cantidad de vecinos al citado paraje acompañados de la música tradicional de la Colla Mal Passet. También estuvieren presentes en esta comitiva los Júniors de las dos parroquias locales ya que ambos movimientos se encargaron de organizar varios juegos para los más pequeños durante toda la mañana. La campana de la ermita de Santa Bárbara, que también es parte importante en la fiesta, no dejó de sonar en las primeras horas del día y junto a la cuerda de la misma se agolparon gran cantidad de niños dispuestos a hacer repicar el bronce “ha sido tan intenso el volteo que incluso se ha acabado rompiendo el badajo. A pesar de esto la jornada ha transcurrido con normalidad y en un gran ambiente de Fiesta. La tradición de ‘La Corriola’ se traspasa de  generación en generación y ayer podíamos ver como había gran actividad en las panaderías y carnicerías del pueblo porque nadie se quería quedar sin su pan y longaniza roja“, expresaba a los micrófonos de COPE ALCOY el alcalde accidental y edil de Medio Ambiente; Saúl Botella.

El día de ‘La Corriola’ finalizó con una misa de campaña en la explanada de la ermita, dedicada a La Puríssima, y que estuvo oficiada por el párroco del Salvador; Javier Sanchiz ayudado por el titular de la parroquia de Santa María; Eduardo Rengel.

Cocentaina disfruta del día de ‘La Corriola’ en el paraje de Santa Bárbara

Cocentaina ha vuelto a cumplir hoy, como cada ocho de diciembre, con la singular costumbre de ‘La Corriola’ y centenares de contestanos subieron al paraje de Santa Bárbara para degustar el pan redondo en forma de polea y la longaniza roja de ‘bolteta’ que da nombre a esta arraigada fiesta.

La campana de la ermita, que se escuchó desde toda la población durante gran parte de la mañana, advirtió a primera hora del día del inicio de esta jornada junto a la música tradicional que interpretaron los músicos de la Colla de Dolçaines i Tabals Mal Passet en un pasacalles que recorrió las calles de la Villa Condal desde la plaza de El Pla. Pasadas las nueve y media comenzó también desde la parroquia del Salvador una pequeña romería, incorporada hace pocos años al programa de actos del día de La Corriola, en la que numerosos vecinos acompañaron a la imagen de La Puríssima hasta la mencionada ermita portando en sus manos cañas con cintas azules. Una vez en el paraje muchas familias aprovecharon la hora del almuerzo para comerse La Corriola al mismo tiempo que repitieron el ritual de hacer voltear la campana del ermitorio, una acción de la que disfrutaron especialmente los más pequeños. Además los Juniors de las dos parroquias locales prepararon varios juegos infantiles con la colaboración del Ayuntamiento de Cocentaina “es una tradición muy nuestra de la que desconócenos los orígenes pero que ha pervivido en el tiempo gracias a que ha pasado de generación en generación. Los contestanos la esperan con ganas y ayer se pudo comprobar como los hornos y las carnicerías no daban abasto para poder atender la elevada demanda de Pan Redondo y longaniza roja”, explicaba la edil de Tradiciones, Susana Reig.

El día de La Corriola acabó pasado el mediodía tras celebrarse una misa de campaña en los exteriores de la ermita, oficiada por los párrocos de Santa María y El Salvador, en honor a la Inmaculada Concepción y a Santa Bárbara.

 

La tradición de ‘La Corriola’ llega mañana a Cocentaina

Cocentaina vivirá este viernes, como cada día de la Inmaculada Concepción, la tradicional fiesta de ‘La Corriola’ en la que los vecinos del municipio degustarán el clásico pan redondo que emula a una polea acompañado de una longaniza roja en forma de ‘volteta’. La singular costumbre tiene un origen desconocido y muchos historiadores locales la vinculan a que siglos atrás los agricultores aprovechaban la fiesta de La Puríssima para festejar a Santa Bárbara, cuya fiesta se conmemora el 4 de diciembre, al mismo tiempo que hacían peticiones para que salvaguardase las cosechas al ser esta la patrona contra los rayos y las tormentas.

La jornada comenzará a las nueve de la mañana con un pasacalles desde la plaza de El Pla a cargo de la Colla Mal Passet, un desfile que finalizará a las puertas de la iglesia del Salvador. Desde este templo saldrá después la romería hasta el paraje de Santa Bárbara para acompañar a la imagen de la Inmaculada en sus andas y la llegada a la ermita dará inicio el almuerzo popular. A continuación los Júniors de las dos parroquias contestanas llevarán a cabo varios juegos para los más pequeños y muchos harán cola para cumplir con la tradición de tocar la campana de la ermitaes lo que más esperan los niños. Desde primera hora de la mañana hasta el mediodía la campana no para de voltear y su sonido se aprecia prácticamente desde todo el pueblo” explica la edil de Tradiciones, Susana Reig.

El día de ‘La Corriola’ finalizará con una misa solemne de campaña en la plaza del mencionado paraje de Santa Bárbara, un entorno que ha sido adecuado en los últimos días por el Ayuntamiento de Cocentaina con el fin de que esté en perfectas condiciones para la fiesta de este viernes. Señalar que también en estos días previos colectivos como el del Centre de Respir o los colegios han llevado a cabo varios talleres para elaborar ‘La Corriola’.

Cocentaina celebra mañana ‘La Corriola’

Cocentaina celebra mañana jueves el tradicional día de ‘La Corriola’ coincidiendo con la festividad de la Inmaculada Concepción. De nuevo los hornos y las carnicerías de la Villa Condal han registrado en la jornada de hoy una notable afluencia ya que han sido muchos los vecinos que han comprado el clásico pan redondo en forma de polea y la longaniza roja en ‘bolteta’ que sirven para dar nombre a esta singular festividad. Además es costumbre que ‘La Corriola’ sea regalada por los abuelos a los nietos, los padrinos a los ahijados o los tíos a los sobrinos.

La actividad, si la climatología lo permite, comenzará mañana a partir de las nueve con un pasacalle a cargo de La Colla de Dolçaines i Tabals Mal Passet que servirá para recoger a los componentes de los Juniors de las parroquias de Santa María y El Salvador de cara a iniciar la subida hacia el paraje de Santa Bárbara. Desde este último templo partirá también una romería que servirá para acompañar a la imagen de La Puríssima hasta el ermitorio, una propuesta que se incorporó hace unos años a esta festividad.

A la llegada a Santa Bárbara será el momento del almuerzo y seguidamente los citados Juniors llevarán a cabo varios juegos para los más pequeños. Mientras tanto todo aquel que lo desee podrá acceder al interior de la ermita y cumplir con una de las acciones más esperadas, tocar la campana sin cesar “especialmente los niños disfrutan tocando la campana y desde el Ayuntamiento lo hemos preparado todo para que no falte de nada en el paraje desde la infraestructura hasta las papeleras”, detalla la concejala de Tradiciones; Susana Reig. Por último a las 12:30h del mediodía se celebrará una misa de campaña.

Multitudinaria Corriola en Cocentaina

Cocentaina ha celebrado este martes el día de La Corriola en el que numerosos contestanos han subido al paraje de Santa Bárbara para cumplir con la tradición y degustar el pan redondo con forma de polea acompañado de la longaniza roja que da nombre a esta singular costumbre. A las nueve de la mañana la música tradicional de la mano del pasacalle de la Colla Mal Passet ha animado a los primeros caminantes a subir al citado paraje mientras la campana de la ermita anunciaba desde los pies de la Serra de Mariola el inicio de la jornada. La comitiva se detuvo en la parroquia del Salvador desde donde partió la romería que, por segundo año consecutivo, ha servido para acompañar a la imagen de la Puríssima hasta el citado ermitorio junto a un nutrido grupo de vecinos que portaban cañas con cintas azules en las que muchos ataron la respectiva Corriola. Tras el almuerzo, los Júniors de las dos parroquias de la Villa Condal han llevado a cabo varias actividades para los más pequeños y sobrepasadas las doce del mediodía se ha celebrado la misa de campaña.

12301482_1630091803918337_2303398665532568611_n

El día de La Corriola ha transcurrido sin incidentes y con una excelente climatología que ha servido para que el paraje de Santa Bárbara registrara una masiva afluencia hasta casi las primeras horas de la tarde. Además a las puertas de la ermita se han vuelto a formar largas colas, especialmente de niños, que han aprovechado la ocasión para voltear la campana y hacerla sonar incesantemente sin apenas descanso durante toda la mañana.

Todo apunto en Cocentaina para La Corriola

Cocentaina celebra este martes la tradicional fiesta de La Corriola en la que numerosos contestanos aprovecharán el día festivo de la Inmaculada Concepción para subir al Paraje de Santa Bárbara y degustar el pan redondo en forma de polea que da nombre a esta arraigada costumbre junto a la longaniza roja. La actividad arrancará a las nueve de la mañana con un pasacalle a cargo de La Colla de Dolçaines i Tabals Mal Passet que culminará en la parroquia de El Salvador para que desde allí salga la romería con la imagen de La Puríssima hasta la citada ermita de Santa Bárbara. Una vez allí tendrá lugar el almuerzo de La Corriola y varias actividades preparadas por los Júniors de las dos parroquias contestanas “ellos han pensado organizar una Fireta con juegos similar a la que se hace en las fiestas de la Mare de Déu y el Ayuntamiento se ha encargado de adquirir los diferentes obsequios que se entregarán a los más pequeños”, detalla la edil de Tradiciones Susana Reig. Además la concejal recuerda que en estos días los operarios municipales han estado trabajando en adecuar la ermita y el Paraje “sobre todo de revisar la campana que durante el día de mañana no parará de sonar y que nos hemos encontrada que estaba un poco forzada para ser sustraída algo que afortunadamente no ha pasado. La hemos reforzado y mañana tañerá sin cesar”, recuerda.

El día de La Corriola continuará con la misa de campaña ante la ermita y después se devolverá a la Virgen de nuevo a la parroquia del Salvador aunque los que lo deseen podrán permanecer en el paraje durante toda la tarde.

Olleta de La Puríssima

Los festeros contestanos por su parte celebrarán esta noche la tradicional Olleta de La Puríssima en las sedes de las respectivas filaes. No faltará este clásico plato y la música festera que animará una jornada que sirve de convivencia así como reencuentro en el ámbito de las fiestas de moros y crisitianos contestanas.