Últimes Notícies

L’esport torna a ser notícia a la nostra ciutat. Dijous passat vam conéixer, de mans d’Alberto Belda, regidor d’Esports, i...

Alcoi va tancar el dilluns les festes patronals en honor a Sant Maure després d’un intens mes on s’han celebrat...

Demà dijous, 8 de desembre, tornarà a celebrar-se la tradicional festa de ‘La Corriola’ a Cocentaina, un antiquíssim costum que...

Avui dimecres hem recordat que Cocentaina celebra demà la festa de ‘La Corriola’ al paratge de Santa Bàrbara coincidint amb...

El IPC crece un 10,9% interanual en la Comunitat Valenciana en agosto

El Índice de Precios de Consumo (IPC) en la Comunitat Valenciana subió un 10,9% en agosto respecto a un año antes y la tasa intermensual creció en un 0,4%. Así se desprende de los datos hechos públicos este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En el conjunto de España, el IPC subió un 10,5% en agosto con relación al mismo mes de 2021, tres décimas inferior a la del mes anterior. Además la tasa de variación mensual fue del 0,3%, y la inflación subyacente se situó en el 6,4%; esto se traduce en 0,3 puntos más que en el mes pasado.

La tasa interanual de la Comunitat se sitúa por encima de la media en España (10,5%), liderada por Castilla-La Mancha (12,6%) y Galicia (11%).

Por otra parte cabe destacar que los precios que más subieron en julio en la Comunitat respecto a un año atrás fueron, con una gran diferencia, los de Vivienda (27,1%). A ello le siguieron los de Alimentos y bebidas no alcohólicas (14,5%) y Transporte (12,1%), así como de los de Hoteles (8,3%) y Menaje (7,4%).

También hay que destacar que subieron, en menor medida, los precios de Bebidas alcohólicas y tabaco (4,7%), Vestido y calzado y Otros (4,6%), Ocio y cultura (3,3%), Medicina (1,6%) y Enseñanza (1,3%), mientras que los de Comunicaciones (-2,3%) son los únicos que bajaron.

En datos intermensuales respecto a julio, la mayor subida fue también la de los precios de Vivienda (10,7%), seguida de Alimentos y bebidas no alcohólicas (10,5%) y Transporte (9,7%), mientras que la mayor caída de precios la registró Vestido y Calzado (-12,7%).

El precio del alquiler de vivienda en la Comunitat sube un 3,24% respecto al año pasado

El piso tipo de alquiler en la Comunitat Valenciana ha registrado en julio un precio medio de 7,01 euros por metro cuadrado, lo que supone un 3,24 por ciento más que en el mismo mes del año pasado.

Se trata de un repunte mensual del 1,89%, según refleja el informe mensual de precios de alquiler elaborado por pisos.com.

Con estos datos, la Comunitat Valenciana fue la octava autonomía con la mensualidad más barata para los inquilinos, por detrás de Castilla y León (4,74 €/m2), entre otras. Por su parte, el piso tipo de alquiler en España tuvo en julio de 2022 un precio medio por metro cuadrado de 10,24 euros. Esta cifra arrojó una subida mensual del 0,20%. En la comparativa interanual, subió un 5,89%.

En cuanto a las capitales valencianas, Alicante (2,77%) fue la segunda que más repuntó del país. València (1,98%) subió de forma más contenida y Castelló de la Plana (-0,52%) arrojó un ajuste leve. De un año a otro, todas las capitales valencianas subieron, liderando València (16,62%) los incrementos nacionales.

En el apartado de precios, a nivel nacional, Valencia (10,98 €/m*) fue la octava capital más cara en alquiler. Por su parte, Castellón de la Plana (7,05 €/m*) fue la más asequible de la región.

Todas las provincias valencianas subieron en el último mes. Alicante (2,26%) arrojó el noveno incremento más alto de España. Interanualmente, Valencia (10,81%) fue la séptima que más creció del país. Castellón (-0,19%) y Alicante (-1,81%) registraron descensos poco abultados.

Con 7,89 euros por metro cuadrado en julio de 2022, Valencia fue la décima provincia española más cara. Castellón, con 5,32 euros por metro cuadrado, fue la más asequible de la autonomía.

El director de Estudios de pisos.com, Ferran Font, ha explicado en COPE VALENCIA que «el alquiler sigue exigiendo a los inquilinos un gran esfuerzo económico, algo que resulta aún más difícil de llevar en un contexto inflacionista, ya que al repunte de la mensualidad se le suma una cesta de la compra y unas facturas de suministros también más caras«.

Por otro lado, ha advertido que «la oferta es escasa y los pisos se alquilan en cuestión de días, y eso teniendo en cuenta que las condiciones requeridas a la demanda son cada vez más duras y el mantenimiento de las viviendas no es tan frecuente como sería deseable«.

A la hora de evaluar las posibles soluciones que podrían contribuir a equilibrar el mercado, el directivo considera que «la implantación del bono social de alquiler todavía es desigual a nivel territorial, por lo que todavía es pronto para valorar su efectividad«. En cualquier caso, cree que «este tipo de estrategias basadas en ayudas directas ya se implantaron en el pasado y no funcionaron conforme a las expectativas que se tenían«.

Por último, Font ha comentado que «para no provocar desajustes artificiales en las rentas, lo mejor es promover más inventario en alquiler, sobre todo, para los colectivos más golpeados por la actual situación económica«.

Aprobado el tope al precio del gas para bajar la factura de la luz

El Consejo de Ministros dio luz verde el viernes a la limitación al precio del gas que se emplea para generación eléctrica, un mecanismo que permitirá rebajar la factura de la luz cerca de un 30 % para los consumidores acogidos a tarifas indexadas al mercado mayorista (pool).

«Por primera vez no pagan los mismos. Por primera vez las medidas que se adoptan (…) tienen como finalidad fundamental reducir los beneficios extraordinarios de las eléctricas» y que «haya beneficios netos para todos los consumidores«, defendió la vicepresidenta tercera del Gobierno y Ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, al anunciar la aprobación.

El mecanismo que se ha negociado con Bruselas establece que durante los próximos doce meses el gas costará una media de 48,8 euros/megavatio hora (?/MWh), casi la mitad del precio que marca hoy esta materia prima, y beneficiará tanto a consumidores domésticos como a industriales afectados por la escalada de la electricidad en el mercado mayorista.

La medida, aprobada de forma simultánea por los Ejecutivos español y portugués, recibe el visto bueno más de un mes después de que el Consejo Europeo reconociera la dificultad de ambos países para hacer frente a los elevados precios de la energía debido a su bajo nivel de interconexión eléctrica con el resto de la región.

Los precios se moderan durante abril

La inflación en España se moderó en el mes de abril hasta el 8,4 % interanual, 1,4 puntos por debajo de la tasa registrada en marzo (9,8 %), debido principalmente a los descensos de los precios de la electricidad y los carburantes, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por el contrario, siguió presionando al alza el encarecimiento de los alimentos y bebidas no alcohólicas, mayor este mes que en abril de 2021.

La inflación subyacente, que no incluye ni alimentos frescos ni energía, registró un aumento de un punto en abril, hasta colocarse en el 4,4 %, la más alta desde diciembre de 1995.

Fuentes del Ministerio Asuntos Económicos explican que «se trata de un rebaja significativa que rompe la tendencia alcista de los últimos meses«, e insisten en que «se pueden apreciar los primeros efectos de las medidas adoptadas por el Gobierno» para paliar los efectos económicos de la guerra en Ucrania y reducir el coste de la energía para las familias.

«Esperamos que la inflación siga reduciéndose en los próximos meses, una vez que se ponga en marcha la medida para limitar los precios del gas, que permitirá reducir sensiblemente el precio de la electricidad«, añaden las fuentes.

Se refiere el Ministerio al acuerdo alcanzado esta semana con la Comisión Europea para limitar durante un año el precio del gas en el mercado mayorista de la electricidad en la península Ibérica y abaratar así el coste de la luz, una rebaja que los consumidores notarán a partir de mayo.

En tasa interanual, el IPC no bajaba tanto en un solo mes desde enero de 1987, hace más de 35 años, mientras que en la mensual, los precios registraron en abril una bajada del 0,1 % respecto a marzo, según el indicador adelantado del IPC, su primer índice mensual negativo en un mes de abril en 30 años, desde 1992.

Respecto al índice de precios de consumo armonizado (IPCA), que mide la evolución de los precios con el mismo método en toda la zona euro, se situó en el 8,3 % en tasa interanual y en el -0,2 % en la mensual.

La inflación en España está más de dos puntos por encima de la media Europea

No es una cuestión temporal. Desde hace meses los precios no dejan de subir y como aseguran los expertos en Bruselas este alza se puede convertir en algo habitual si se alarga la invasión rusa en Ucrania.

La inflación viene marcada fundamentalmente por los altos precios de la energía que desde hace tiempo registran históricos en España y también en otros países europeos.

El IPC, el índice de precios al consumo en España, fue de 9,8 por ciento el pasado mes de Marzo. Unas cifras que en líneas generales se mantienen en otros países europeos. De todas formas, España es de la cuatro grandes economías del euro (Alemania, Francia, Italia y España) el país que está teniendo una inflación más elevada. Alemania ayer actualizó sus datos y publicó una inflación del 7,3 por ciento. En Francia, en pleno proceso electoral, la inflación se situó en Marzo en el 5,1 por ciento mientras que en Italia, que acaba de firmar un contrato energético con Argelia, está en el 7 por ciento.

La inflación en la media de la Unión Europea está en el 7,5 por ciento, es decir, más de dos puntos menos que en España.

A los precios de la energía hay que sumar el encarecimiento de los carburantes que están provocando problemas en los transportes. En países como Bélgica el precio de la gasolina ha llegado a superar los dos euros el litro.

A todo esto hay que sumarle los problemas que está generando la guerra impulsada por Rusia en Europa. Ucrania es uno de los grandes exportadores de cereales fundamentalmente trigo y cebada. Esta invasión está poniendo en peligro las exportaciones lo que inevitablemente tiene consecuencias en los precios.

Dependencia de la energía rusa

Además, en los últimos días Rusia ha bloqueado en varios puertos de Ucrania buques que estaban preparados para llevar la mercancía a otros puntos del mundo, algo que también va a alargar el problema de los precios.

La semana pasada, la Unión Europea aprobó el quinto paquete de sanciones contra Rusia por la invasión en Ucrania. Una de las grandes medidas es que en los próximos meses Europa dejará de comprar carbón a Rusia. Muchos países están pidiendo ser más ambiciosos y dejar de comprar también gas y petróleo algo que supone para las arcas de Vladimir Putin unos 1.000 millones de euros al día.

En esta nueva guerra fría que se está viviendo entre Europa y Rusia la energía es el protagonista estrella. Europa busca alternativas para dejar de depender de Rusia pero conscientes de que buscar otros mercados puede encarecer más la energía.

El objetivo es dejar de financiar la guerra de Rusia en Ucrania. De todas formas este cambio modificará el mercado eléctrico. La incertidumbre se va a alargar en los próximos meses porque nadie sabe lo que pasará en Ucrania. Además, en medio de todo la energía seguirá siendo un vector fundamental de toda la sociedad, si sigue subiendo los precios continuarán al alza en Europa.

Colas también en las gasolineras de nuestras comarcas

La mayoría de las gasolineras de nuestras comarcas han registrado también durante buena parte de la jornada colas para repostar combustible. Muchos vecinos de l’Alcoià y el Comtat han aprovechado la ocasión de llenar el depósito y ahorrarse 20 céntimos por cada litro de diésel o gasolina. Es el caso de María, vecina de Cocentaina, y que no se lo ha pensado dos veces al salir de casa y ha decidido llenar el depósito en Alcoy antes de emprender el camino hacia su lugar de trabajo en Onil:

Por su parte María José, vecina en este caso de Alcoy, también se ha levantado pronto en  para llenar el depósito antes de ir a trabajar a Castalla. En su caso destaca que el descuento implantado por el Gobierno Central supone un alivio para los bolsillos del ciudadano de a pie:

 

Recordar que de esta rebaja, 15 céntimos serán a cargo del Estado y 5 céntimos lo asumirán las petroleras. Estará en vigor hasta el 30 de junio y será al margen de las ofertas que están realizando también las compañías del sector.

Gasolineras valencianas amenazan con un cierre patronal por los gastos que les supone el descuento de Sánchez

Las gasolineras valencianas han trasladado a la Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicio (CEEES) su disponibilidad a un cierre patronal ante los gastos que tienen que asumir por la bonificación de 20 céntimos por litro de combustible.

Esta decisión, que se ha adoptado tras una asamblea de la federación valenciana para analizar el real decreto-ley de medidas de respuesta a las consecuencias económicas y sociales de la guerra en Ucrania, que ayer aprobó el Gobierno y que ya publica el Boletín Oficial del Estado (BOE), depende de la reunión prevista para esta tarde de la Confederación nacional.

La Federación Mediterránea de Empresarios de Estaciones de Servicio (FEDMES) ha criticado la premura en la entrada en vigor del descuento mañana viernes, una medida que ven necesaria pero mal aplicada e inviable para algunas estaciones que no podrán hacer frente al adelanto del descuento.

Han recordado que desde las estaciones de servicio se ha venido reclamando la rebaja del IVA del 21 al 10%, como se ha hecho en otros países de Europa, una reducción que sí se prorroga para la electricidad pero no se aprueba para el combustible.

Asimismo, desde la Federación insisten en que una de las opciones para aplicar la rebaja del precio del combustible sería bonificar por adelantado a las gasolineras ya que las pymes pueden tener que soportar gastos mensuales medios de 60.000 euros, y lamentan que para la devolución por parte del Estado transcurrirán dos meses y medio.

También aducen poca antelación para reflejar en las facturas a través del sistema informático el descuento de 20 céntimos en la factura, teniendo en cuenta que faltan menos de dos días para su entrada en vigor.

En la Comunitat Valenciana hay unas 1.100 estaciones de servicio que tienen 4.500 empleados.

El IPC se dispara hasta el 9.8%, la mayor subida de precios en 37 años

El IPC se ha disparado este mes de marzo hasta alcanzar el 9,8%, 2,2 puntos por encima de la tasa registrada en febrero (7,6 %) y la mayor cifra desde 1985, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los datos adelantados este miércoles correspondientes al índice de precios de consumo (IPC) reflejan que este significativo aumento se debe a las subidas generalizadas en la mayoría de sus componentes, sobre todo de la electricidad, los carburantes combustibles, y los alimentos y bebidas no alcohólicas.

La inflación subyacente, que no incluye ni alimentos frescos ni energía, registró un repunte de cuatro décimas en marzo, hasta colocarse en el 3,4 %, la más alta desde septiembre de 2008.

En contraste con esta subida de precios, los salarios solo suben un 1,5%, por lo que los trabajadores siguen perdiendo poder adquisitivo.

Es el primer dato desde el comienzo de la guerra de Ucrania, después de un año de subidas generalizadas. Desde el Ministerio Asuntos Económicos aseguran que «un 73 % de este alza se debe al impacto de la invasión de Ucrania sobre los precios de la energía y los alimentos no elaborados» y por ello urgen la puesta en marcha del Plan Nacional de respuesta adoptado ayer.

El Ministerio confía en que este plan «permitirá revertir esta tendencia alcista, frenar el aumento de costes a empresas y familias e iniciar a corto plazo la reducción de la inflación hasta niveles más moderados», añaden las mismas fuentes y según informa Cope.es.

Los precios de consumo suman 13 meses al alza, desde marzo de 2021, una senda solo interrumpida en enero, cuando la inflación se moderó 4 décimas (al 6,1 % interanual).

Respecto al mes anterior, los precios registran en marzo una subida del 3 %, la mayor en más de 44 años, desde agosto de 1977.

El índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA, que permite hacer comparaciones con otros países europeos) se situó también en 9,8 % interanual, igual que la tasa general, pero subió un 3,9 % mensual, 9 décimas más que la tasa general.

Los precios de los combustibles han influido en buena medida en el repunte del IPC en marzo, a la espera de que el INE publique la información detallada de este indicador el próximo 13 de abril.

El precio medio del gasóleo tipo A en las gasolineras españolas se situaba el martes en 1,849 euros por litro, un 23,59 % por encima del registrado en la última semana de febrero, y el de la gasolina de 95 octanos era de 1,823 euros por litro, un 13,37 % más, según datos registrados en el Geoportal del Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

El encarecimiento de las gasolinas ha estado marcado por la cotización al alza del precio del petróleo Brent, que aumentó un 6,52 % en marzo, hasta casi 112 dólares por barril este miércoles, si bien en el mes el precio máximo llegó a 127,98 dólares el día 8 y el mínimo, a 98,02 dólares una semana después.

La huelga de transporte y Ucrania ponen en jaque la cadena de suministro: ¿Qué es y qué sucedería si colapsa?

La crisis se agrava. Los nueve días de paro indefinido en el transporte y los 27 de la guerra de Ucrania ponen en jaque a la cadena de suministro española cuya cuerda se tensa cada día más.

El sector industrial advierte de que avanzamos hacia una parada total. No llegan materias primas, no se pueden mandar los productos a los clientes y por tanto la cadena de suministros -desde la búsqueda de materias primas su transformación y fabricación, transporte o la entrega al consumidor final-, puede llegar a colapsar.

El fallo de alguno de estos eslabones está empezando a pasar factura a algunas empresas que trabajan al límite forzando a algunas ante la falta de materias primas.

Huelga de transportes

Uno de los golpes a la cadena de suministros es la huelga de transportistas que está provocando el desabasteciendo de productos en los supermercados, tiendas y grandes almacenes.

Empresas de alimentación como Danone ya han advertido de que en un plazo máximo de 24 horas, se verá abocada a interrumpir su actividad debido a la huelga de transportistas. Otros como el grupo Lactalis (Puleva, Lauki, RAM, El Ventero o Président) han apelado al «diálogo y a la negociación» para «evitar un mayor colapso» en la cadena láctea.

También se ven afectados el sector de la automoción por la falta de piezas o el de la construcción ante la ausencia de hormigón.

Con estos paros el transporte reclama medidas urgentes para reducir las consecuencias del imparable incremento del precio de los combustibles. Denuncian que están ahogados, que la situación es insostenible y que trabajan a pérdidas.

Guerra en Ucrania

A los paros del transporte se suma la guerra de Ucrania que ha ahondado más en esta ruptura de la cadena de suministro. En este caso, hay sectores económicos muy expuestos como la alimentación -de cereales como el trigo, el maíz, el centeno o la cebada- la automoción, la tecnología o la energía.

Subida de precios

«Los problemas logísticos tienden a solucionarse«. Así lo ha asegurado en COPE Joaquín Azpitarte, profesor de Dirección de Operaciones y Logística del MBA de UNIR. También ha incidido en que «con la escasez, es importante que los precios suban«, porque es «un incentivo, una llamada a los empresarios«, para buscar alternativas a lo que pueda estar faltando.

Descubre cómo esquivar en la cesta de la compra la escalada de precios

La guerra de Ucrania no solo está teniendo consecuencias humanitarias y económicas para las empresas valencianas, sino que también lo vamos a notar los ciudadanos en el bolsillo. A la subida del precio de la luz, o el gas muchos productos de consumo diario van a ver incrementado sus precios. Por este motivo la Unió de Consumidores de la Comunitat Valenciana ha presentado el proyecto #CONSUMILLOR, que dará a conocer aquellas acciones desarrolladas por la ciudadanía que han modificado sus hábitos de consumo con el objetivo de generar un planeta más sostenible.

El propósito de la iniciativa, coincidiendo con el Día Mundial del Consumidor, es hacer más visible y perceptible para la ciudadanía los grandes cambios que pueden conseguirse con pequeños gestos diarios, incrementando la implicación de las personas consumidoras.

La campaña, presentada por la presidenta y secretario de La Unió de Consumidores, Mª José López y Vicente Inglada respectivamente, junto al Director de Comunicación de À Punt, Benjamín Marín Pérez, busca dar a conocer los nuevos hábitos de consumo, difundir los derechos de las personas consumidoras y asociar la compra de productos y contratación de servicios a los valores sociales.

La iniciativa busca implicar a la ciudadanía para consumir y fomentar la concienciación con el medio ambiente y la responsabilidad social y concretamente abordará el ahorro energético, la compra en el comercio de proximidad, el uso del transporte sostenible y evitar así la inevitable subida de precios que ya se están registradno por el conflicto bélico de Rusia y Ucrania.

La campaña, cuenta con la colaboración de la Conselleria de Economía Sostenible, que ha permitido editar folletos informativos y bolsas que serán repartidas entre la ciudadanía durante la próxima semana con motivo de la celebración del Día Mundial del Consumidor, el martes 15 de marzo.

Inglada ha señalado que está es la primera de las acciones que desde la Unión de Consumidores de la Comunitat Valenciana se desarrolla bajo la marca #CONSUMILLOR, registrada por la asociación y que va a tener continuidad con las campañas que tendrán lugar en los próximos meses y años.