Últimas Noticias

La Colla de Campaners del Comtat volvió a estar presente en las Fiestas de Moros y Cristianos de Muro a...

El equipo de Cope Alcoy pone a disposición de los ciudadanos el teléfono del oyente. A partir de ahora, a...

Hoy viernes os hemos contado los nuevos acontecimientos en torno al Alcoyano después de que el Club haya emitido un...

La situación por la que atraviesa el Alcoyano es una de las noticias que marcan la actualidad de este viernes....

Descargar Els Capitans

12/03/2020: El día en el que Alcoy comenzó a paralizarse

Hace justo un año la actualidad cambiaba a cada minuto y todos empezamos a sentir que la crisis sanitaria del Coronavirus comenzaba a modificar nuestras vidas. Aquella jornada era jueves y estábamos digiriendo todavía la suspensión de las Fallas de Valencia así como la Magdalena de Castellón mientras nos preguntábamos si en abril habría Fiestas de Moros y Cristianos en Alcoy. Además comenzaban a darse los primeros casos positivos de Covid-19 en nuestro Departamento de Salud, en esta caso referidos a dos vecinos de Ibi que habían contraído un virus que ya no nos empezaba a ser tan desconocido. También la Conselleria de Educación decretaba la suspensión de las clases de forma indefinida en la Comunitat Valenciana a partir del lunes 16 de marzo y los templos pasaban a ofrecer las misas por Internet o los medios de comunicación.

Por la tarde el Ayuntamiento de Alcoy comunicó la suspensión de toda la actividad cultural y festiva en la ciudad como medida de contención del Coronavirus, una acción que se repetiría también en cada municipio de l’Alcoià y el Comtat. Había nerviosismo por la incertidumbre que generaba la situación mientras que los supermercados comenzaron a vaciarse por el temor de muchos ciudadanos a quedarse sin provisiones.

Entrábamos así en una nueva etapa de nuestras vidas en la que apenas imaginábamos todo lo que nos iba a suceder durante las semanas siguientes. Era la antesala al decreto del Estado de Alarma por parte del Gobierno Central que nos llevaría a estar más de dos meses confinados en nuestras casas para frenar la primera ola de la pandemia.

El MAF reabre sus puertas de nuevo

El Museu Alcoià de la Festa (MAF) abrió sus puertas el pasado martes 9 de marzo tras haber estado cerrado en las últimas semanas a causa de las restricciones que estaban en vigor para frenar el avance del Coronavirus. Las instalaciones se podrán volver a visitar  en su horario habitual de martes a sábado salvo el domingo día 14 de marzo que permanecerá cerrado. A partir del día 16 se recuperará el horario habitual sin ninguna excepcionalidad.

El museo mantendrá todas las medidas higiénico-sanitarias preceptivas ajustando asimismo su aforo al establecido para las instalaciones museísticas en los distintos decretos publicados por las autoridades.

Puig: «No podemos dilapidar por unos días el camino recorrido, es momento de contención»

El jefe del Consell, Ximo Puig ha defendido en una entrevista en Trece TV que es necesario un acuerdo generalizado entre las Comunidades para superar juntos la pandemia. Esta tarde el Consejo Interterritorial de Sanidad ha de dar luz verde a las medidas que se aplicaran durante el puente de San José y Semana Santa para evitar una cuarta ola del virus.

En este sentido, Puig ha insistido en la necesidad de limitar al máximo a movilidad. De hecho, el Ministerio de Sanidad va a imponer el cierre perimetral de los territorios tal y como solicito el presiente autonómico. «Es el momento de la contención«, ha defendido Puig.

Además Puig ha reconocido en su entrevista en ‘Trece al día’ su preocupación por que pueda producirse algún rebrote, pero en especial porque ya «hay presencia en nuestro territorio, las variantes británica y sudafricana del virus».

«Se ha hecho un gran esfuerzo todo este tiempo y por unos días no podemos dilapidar el camino recorrido. Ojalá más pronto que tarde pueda ser posible la movilidad y la nacionalización de las relaciones, pero ahora, de verdad, es momento de contención y todos lo debemos de tener claro«, ha asegurado.

El President defiende que, cuanto más movimiento hay, más contagio se produce, aunque reconoce la incongruencia de que no puedan venir madrileños a la Comuntiat pero sí puedan llegar extranjeros. Al respecto ha asegurado que no se puede comparar el movimiento que se produce en Semana santa dentro de España con el flujo de turismo «extranjero» que pueda llegar esos días a La Comunitat o a España.

«Todos estamos cansados por la pandemia y tenemos ganas de reencontrarnos con familiares y amigos, pero cualquier cosa que se haga tiene que estar absolutamente condicionada por la salud y dirigida a preservar la seguridad», ha insistido Puig que mañana también preside la Mesa de seguimiento del Covid-19 que ha de decidir si se flexibiliza alguna de las restricciones en la Comunitat.

El President de la Generalitat, Ximo Puig, ha considerado que las ayudas de 11.000 millones que prevé aprobar el Gobierno de España este viernes serán «fundamentales» para la recuperación de la economía en general y «del sector turístico en particular que esta sufriendo muchísimo».

Claves de la Semana Santa: viajes dentro de la Comunitat Valenciana, toque de queda y limitación de reuniones

El Gobierno Central y las Comunidades Autónomas se han dado otra semana más para buscar un acuerdo sobre las restricciones que se tendrán que aplicar durante la Semana Santa con el objetivo que las medidas que se adopten sean consensuadas y aplicadas de forma homogénea en todo el territorio.

El Presidente Puig defendió restringir la movilidad interterritorial durante esas fechas para evitar la propagación del virus. En este sentido, el jefe del Consell no solo ha anticipado la intención del gobierno de mantener cerrada la Comunitat Valenciana, sino que ha buscado la complicidad de sus homólogos en las comunidades limítrofes para garantizar que el cierre sea homogéneo y las restricciones se apliquen por igual.

Además en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud que se celebró ayer la Ministra de Sanidad Carolina Darias ya dejó claro que su intención es mantener medidas de restricción para ese periodo.

Darias ha proclamado que el objetivo del Gobierno es el de «salvar vidas y no salvar semanas», y aunque no se han concretado todavía las medidas sí que ha quedado claro que se apuesta por mantener el cierre perimetral, evitar fiestas o eventos multitudinarios, y que las reuniones sociales sigan prohibidas en espacios cerrados, y al aire libre se permitan los encuentros de un máximo entre cuatro y seis personas.

La ministra además, también quiso dejar claro que el documento que salga la próxima semana «será de obligado cumplimiento».

De momento todos los territorios parecen coincidir en tomar medidas y hay un consenso generalizado en mantener los cierres perimetrales, con la salvedad de la Comunidad de Madrid que se niega a aplicar el cierre perimetral.

El President Puig defendió la necesidad de mantener las restricciones. Eso no quiere decir que «los ciudadanos no puedan disfrutar», ha añadido- la población lleva «mucho tiempo en una situación de semiconfinamiento«, tras el cierre perimetral de las 16 ciudades con más habitantes de la Comunitat.

«Ahora podrán salir dentro de la Comunitat Valenciana. Debemos pensar en una Pascua dentro de la Comunitat Valenciana, con todas las precauciones, con toda la prudencia«, ha recalcado el presidente de la Generalitat.

El Consell no prevé flexibilizar más restricciones hasta el 14 de marzo

El President de la Generalitat, Ximo Puig, explicó la semana pasada que los datos de la pandemia en la Comunitat se analizarían semanalmente para modificar o ajustar alguna de las medidas en vigor si la situación así lo requiriese. Pero todo apunta que esa revisión no se produzca esta semana, cuando las medidas apenas llevan vigentes tres días.

Fuentes del Gobierno valenciano insisten en la cautela y la prudencia con la que se quiere abordar la desescalada y por tanto defienden la necesidad de esperar unos días más para que la flexibilización de las medidas se refleje en los datos epidemiológicos, si bien es cierto que la Comunitat mantiene la tendencia a la baja en cuanto a número de contagios, de ingresos hospitalarios y de incidencia acumulada que se sitúa en 103,62 casos por cada 100.000 habitantes en la Comunitat Valenciana con la última actualización de ayer por parte del Ministerio de Sanidad.

Lo cierto es que la única reunión a la que el Consell ha puesto fecha es la del próximo 9 de marzo con el sector hostelero, que sigue presionando para que la Generalitat permita abrir el interior de los locales. Una medida que podría adoptarse en ese encuentro o bien quedar aplazada al próximo 14 de marzo atendiendo a la máxima de prudencia y cautela con la que el Consell quiere avanzar en la desescalada.

Por tanto sin una reunión de la Mesa Interdepartamental a la vista parece complicado que la Generalitat de nuevos pasos en la flexibilización de las medidas actuales antes del próximo 14 de marzo. Tanto la Consellera de Sanidad como el President Ximo Puig han manifestado que la situación «ideal» para una normalización de las restricciones vendría marcada por la incidencia del virus que debería situarse en 50 contagios por cada 100 habitantes. Un argumento que comparten con el Ministerio de Sanidad para mantener las restricciones ante la Semana Santa para evitar un posible rebrote de contagios y una cuarta ola.

Por tanto a no ser que los datos dieran un vuelco espectacular, hasta el 14 de marzo seguirán vigentes las actuales restricciones por las que solo pueden abrir las terrazas de bares y restaurantes con un aforo del 75% y mesas de hasta cuatro personas, los comercios permanecerán abiertos hasta las 20 horas y se permite la práctica deportiva únicamente en instalaciones al aire libre.

Estas son las indicaciones de la Conferencia Episcopal para la Semana Santa

Después de un año entero, nuestro mundo sigue afrontando la lucha contra la pandemia del la covid-19 y sus consecuencias, auténtico drama que ha afectado a casi todas las dimensiones de la vida de las personas.La Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos nos recuerda que la pandemia también ha influido en la vida litúrgica de la Iglesia, y que “las normas y directrices contenidas en los libros litúrgicos, concebidas para tiempos normales, no son enteramente aplicables en tiempos excepcionales de crisis como estos”.

De cara a las celebraciones de la Semana Santa y del Triduo Pascual, en este año 2021, que por segunda vez se desarrollan estas circunstancias difíciles, la Comisión Episcopal para la Liturgia de la Conferencia Episcopal Española quiere acoger las indicaciones de la Congregación para dichas celebraciones, publicadas en la Nota para los Obispos y las conferencias episcopales sobre la Semana Santa 2021, del pasado 17 de febrero.

Se ha hecho un esfuerzo para adaptarlas a la realidad y circunstancias de nuestro país, y ofrecerlas a los Obispos de España, máximos responsables y moderadores de la vida litúrgica en sus respectivas diócesis, como instrumento y orientación para vivir el momento central del Año Litúrgico y de la vida de la Iglesia.

Con esa finalidad, y teniendo en cuenta la situación de la pandemia en España en este año 2021, se proponen a continuación las siguientes observaciones de carácter general y las de cada una de las celebraciones de la Semana Santa y del Triduo Pascual.

Las observaciones de carácter general

1. Siempre que sea posible, desde un discernimiento responsable que ha de hacer cada fiel, se recomienda la participación presencial en la celebración, formando parte activa de la asamblea.

2. Aquellos fieles que, por razón de edad, enfermedad, o de prudencia sanitaria, no puedan participar presencialmente en las celebraciones, síganlas por los medios de comunicación.

3. En todas las celebraciones se deberán respetar las normas emanadas de las autoridades sanitarias en la lucha contra el virus: el aforo de los templos, las recomendaciones sanitarias e higiénicas para hacer de los lugares de culto espacios sanos y seguros, el uso de la mascarilla, disponibilidad de gel hidroalcohólico, distancia social, ventilación de los espacios, etc.

4. Prepárense con sumo cuidado las celebraciones, eligiendo bien las alternativas que propone la Liturgia y acogiendo de buen grado las indicaciones para adaptarlas a este tiempo de pandemia.

5. En las distintas celebraciones se ha de reducir al mínimo necesario el número de ministros que intervienen –acólitos, lectores, etc.–, sin que ello desdiga de la dignidad de la celebración.

6. El canto no está prohibido, siempre y cuando no exista alguna indicación expresa de las autoritarias sanitarias y se haga con las medidas de precaución adecuadas –uso de mascarilla en todo momento y distancia de seguridad entre las personas–. No es aconsejable el canto o la música grabados.

7. Evítese la distribución de subsidios para el canto en soporte de papel, o cualquier tipo de folleto explicativo de la celebración, por el riesgo que conllevan ante un posible contagio.

8. Instrúyase a los fieles para recibir la comunión de manera segura y ordenada, atendiendo a las disposiciones del Obispo diocesano, procurando que este gesto central de la celebración se haga de la mejor manera posible.

9. Para el bien de los fieles, en el caso de que los aforos permitidos en las iglesias sean un grave problema para la participación, el Obispo diocesano puede autorizar a que se hagan varias celebraciones en el mismo templo en horas sucesivas, siempre y cuando esto se haga verdaderamente para utilidad de los fieles y en circunstancias de real necesidad.

10. De cara a que los enfermos y las personas en confinamiento o de alto riesgo puedan seguir las celebraciones desde sus casas, se anima a que sean retransmitidas las presididas por el Obispo en la catedral, como signo de unidad de la diócesis. Procúrese que estas celebraciones sean verdaderamente ejemplares en su preparación y desarrollo. Se excluyen, en cualquier caso, las grabaciones en diferido de las mismas.

11. Cuando no se puedan realizar las celebraciones con participación del pueblo, ofrézcase a los fieles la posibilidad de celebrar la Liturgia de las Horas, especialmente las Laudes y las Vísperas de cada día y el Oficio de Lectura. A tal efecto el subsidio La Hora de Jesús, que contiene los textos de las celebraciones de la Semana Santa y que incluye también la Liturgia de las Horas para estos días, puede ser un instrumento muy útil. También se recuerda que se puede hacer uso de la aplicación oficial de la Liturgia de las Horas para dispositivos móviles, recientemente publicada por la Conferencia Episcopal.

12. Los sacerdotes que estén afectados por el virus y estén confinados procuren también celebrar los distintos ritos, en la medida de lo posible y si su salud se lo permite.

13. Se recomienda vivamente que se cuide y fomente el Sacramento de la Penitencia. Se ruega a los sacerdotes una mayor disponibilidad para que los fieles puedan celebrar este Sacramento, con todas las medidas de precaución, distancia social y discreción.

El domingo de Ramos en la Pasión del Señor

1. Para la conmemoración de la entrada del Señor en Jerusalén se evitará la forma primera descrita por el Misal –procesión–.

2. En las catedrales se utilizará la forma segunda –entrada solemne–, al menos en la misa principal. Los fieles permanecerán en sus lugares y se hará la bendición y la proclamación del evangelio desde un lugar, dentro de la iglesia, en el que los fieles puedan ver el rito. En la procesión al altar puede participar una representación de los fieles junto con el Obispo y los ministros.

3. En las parroquias y demás lugares de culto se utilizará la forma tercera –entrada simple–.

La Misa crismal

1. A juicio del Obispo la fecha de la Misa crismal puede trasladarse al día que parezca más adecuado.

2. Si las normas sobre aforos no permiten la asistencia de todos los sacerdotes de la diócesis y es necesario también limitar el número de fieles, procure el Obispo que al menos pueda hacerlo una representación del presbiterio –por ejemplo, el consejo episcopal, o el consejo presbiteral, o los arciprestes– y un grupo de fieles, y que la celebración sea retransmitida, de modo que quienes hubiesen querido asistir, muy en particularmente el resto del clero, puedan al menos seguirla por estos medios.

El Jueves Santo

1. De forma excepcional, al igual que el año pasado, los sacerdotes tienen la facultad de celebrar este día la Misa sin el pueblo, si concurren circunstancias que así lo aconsejen –por ejemplo, el contagio con el virus del propio sacerdote o el confinamiento de una población–. Quienes no tengan la posibilidad de celebrar la Misa rezarán preferentemente las Vísperas.

2. Ha de omitirse el rito del lavatorio de los pies.

3. Dado que este año la celebración se hará, en la mayor parte de los casos, con alguna participación del pueblo, no se omita la procesión y la reserva del Santísimo Sacramento para la adoración y la comunión al día siguiente. Facilítese, en la medida de lo posible, que los fieles puedan dedicar un tiempo de adoración, respetando siempre los horarios de restricción de la libre circulación de los ciudadanos que se establezcan en cada lugar.

4. Si se van a celebrar varias Misas de la Cena del Señor en la misma iglesia, háganse siempre por la tarde, y omítase, salvo en la última, la reserva solemne del Santísimo.

5. Si no se va a celebrar el Triduo completo en alguna iglesia, no se haga la reserva eucarística solemne. Además, si no se ha celebrado la Misa vespertina de la Cena del Señor, evítese una adoración eucarística desvinculada de dicha celebración.

6. Si la celebración es sin participación del pueblo, se omite la procesión, y la reserva se hace en el sagrario habitual.

El Viernes Santo

1. Se ha de asegurar la celebración de la Pasión del Señor, por lo menos, en la Catedral, en los templos parroquiales, al menos en los principales, y en aquellos de mayor capacidad dentro de las zonas pastorales establecidas en cada Diócesis.

2. En la oración universal se utilizará el formulario habitual con el añadido de la intención especial que la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos publicó el pasado año (Decreto Prot. N. 155/20). El texto de la intención, que se añade entre la IX y la X, es el siguiente: IXb. Por quienes sufren en tiempo de pandemia.

La oración por las personas que están sufriendo

Oremos también por todos los que sufren las consecuencias de la pandemia actual: para que Dios Padre conceda la salud a los enfermos, fortaleza al personal sanitario, consuelo a las familias y la salvación a todas las víctimas que han muerto.

Oración en silencio. Prosigue el sacerdote:

Dios todopoderoso y eterno,

singular protector en la enfermedad humana,

mira compasivo la aflicción de tus hijos

que padecen esta pandemia;

alivia el dolor de los enfermos,

da fuerza a quienes los cuidan,

acoge en tu paz a los que han muerto

y, mientras dura esta tribulación,

haz que todos

puedan encontrar alivio en tu misericordia.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

R. Amén.

En el momento de la adoración de la cruz el celebrante lo hará con una genuflexión o una inclinación profunda. El resto de la asamblea lo hará por medio de una genuflexión o inclinación profunda cuando la cruz sea mostrada, y lo harán cada uno sin moverse de su lugar. Se podría invitar, también, a todos los participantes a la liturgia a que hagan un momento de oración, en silencio, mientras se contempla la cruz. Se evitará, en cualquier caso, la procesión de los fieles en este momento de la celebración.

La Vigilia Pascual

1. Se procurará su celebración al menos en la Catedral y en las iglesias parroquiales principales, que posean un aforo suficiente para que puedan participar los fieles con seguridad.

2. Dependiendo de las normas civiles que se hayan establecido en cada lugar sobre restricción de la libre circulación de los ciudadanos, elíjase una hora adecuada para el comienzo de la celebración que facilite a los fieles la participación en la misma y el regreso a sus casas al finalizar.

3. El “inicio de la vigilia o lucernario” se puede hacer a la entrada del templo. El celebrante principal deberá estar acompañado por un número limitado de ministros, mientras todos los fieles se mantendrán en sus lugares. Se bendice el fuego, se hacen los ritos de preparación y se enciende el cirio tal como indica el Misal. El sacerdote y los ministros, manteniendo la distancia de seguridad, hacen la procesión por el pasillo central y se cantan las tres invocaciones “Luz de Cristo”. No es recomendable repartir entre los fieles las velas y que las vayan encendido del cirio y luego pasen la luz unos a otros. Después de las invocaciones se canta el Pregón Pascual.

4. Sigue la “Liturgia de la palabra”. Por razones de brevedad puede acortarse el número de las lecturas, pero procúrese darle la relevancia adecuada a este momento de la celebración. En ningún caso se debería reducir a una Liturgia de la Palabra normal de un domingo, únicamente con tres lecturas.

5. La “Liturgia bautismal” se celebra tal y como viene indicada en el Misal. La presencia de la asamblea aconseja no omitir el rito de la aspersión después de la renovación de las promesas bautismales. Tómese la precaución, sin embargo, de evitar el contacto con el agua que se va a bendecir cuando esta se prepare, y que el sacerdote higienice las manos con gel hidroalcohólico antes de la aspersión.

6. No parece aconsejable, dadas las circunstancias, celebrar el bautismo de niños durante la Vigilia Pascual. Si se han de administrar los sacramentos de la Iniciación Cristiana a adultos o si al final se celebra el bautismo de algún niño, hágase con todas las medidas higiénicas y sanitarias que garanticen que los signos y ritos se hagan adecuadamente, pero de forma segura, especialmente los que implican el contacto, como las unciones.

7. Quienes no puedan participar en la solemne Vigilia Pascual pueden rezar el Oficio de lectura indicado para el Domingo de Pascua en la resurrección del Señor, con el deseo de unirse a toda la Iglesia en la celebración del misterio pascual.

Esperando que estas orientaciones sean acogidas de buen grado en las Iglesias particulares que peregrinan en España, seguimos rezando por el fin de la pandemia, por los difuntos, los enfermos y sus familias, y por todos los que dedican su esfuerzo a paliar las consecuencias de esta crisis que estamos viviendo, esperando que la celebración de los días de la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor sean un auténtico encuentro con Él, que fortalezca la fe, esperanza y caridad de todos los fieles.

Pedro Jiménez: «en un año solo hemos trabajado unos meses. La situación es insostenible»

Los gimnasios de Alcoy también están en pie de guerra y denuncian la grave situación económica por la que están pasando a causa de las medidas restrictivas implantadas para frenar la tercera ola de la pandemia. Lamentan que a día de hoy no hayan podido abrir sus puertas y dejan claro que sus instalaciones no han sido un foco de contagio para el Coronavirus.

Precisamente los profesionales de este sector del ámbito del deporte no comparten que, siendo esenciales, tengan que esperar hasta mediados de marzo para abrir sus puertas a pesar de estar ya en la primera fase de desescalada en la Comunitat Valenciana. Además denuncian la falta de ayudas para poder hacer frente al momento tan delicado por el que atraviesan desde el punto de vista económico «muchos compañeros tendrán serías dificultades para volver a abrir sus puertas o para mantener a su plantilla de empleados. Es una auténtica injusticia lo que han hecho también con nosotros. Vamos a unirnos el mayor número de profesionales del sector de Alcoy para reclamar que se atiendan nuestras reivindicaciones«, ha afirmado en Pedro Jiménez; Gerente de un Centro Deportivo en nuestra ciudad.

Indicar que este viernes, a las 13:30h, ha sido convocada una concentración en Alcoy por parte de la hostelería a la que también se ha invitado a sumarse a otros sectores afectados por la crisis sanitaria del Coronavirus y sus consecuencias económicas.

Aquí puedes escuchar la entrevista con Pedro Jiménez:

La Comunitat lidera el aumento del paro en el mes de febrero

El número de parados registrados en las oficinas de empleo en la Comunitat Valenciana subió en 8.363 personas en febrero, lo que supone un 1,8% más que en enero, más que en el conjunto del país, donde se incrementó un 1,1%.

Además, hubo 89.896 parados más en la Comunitat, un 24,5%, en relación con febrero de 2020, también por encima del aumento medio nacional del 23,5%.

De este modo, la Comunitat cuenta con 456.158 desempleados en el segundo mes del año, ha informado este martes el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

En España, el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) subió en 44.436 desempleados en febrero (+1,1%), su mayor alza en este mes desde el año 2013, cuando se incrementó en 59.444 personas. El Ministerio de Trabajo ha atribuido este repunte del desempleo al «fuerte impacto» de la tercera ola de la pandemia y a las «severas restricciones» que se han impuesto para frenarla.

Con este aumento del paro, el quinto consecutivo, el volumen total de parados alcanzó al finalizar el segundo mes del año la cifra de 4.008.789 desempleados. No se superaban los 4 millones de parados desde abril de 2016.

El dato de paro de febrero, al igual que ocurrió en los meses anteriores, no incluye a los trabajadores que se encuentran en suspensión de empleo o reducción horaria como consecuencia de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), ya que la definición de paro registrado no los contabiliza como desempleados.

La tercera ola de la pandemia ha sido la más letal en nuestras comarcas

La tercera ola de la pandemia ha sido la más letal en las comarcas de l’Alcoià y el Comtat en comparación con la segunda y especialmente la primera; periodo en el que por ejemplo se dio un elevado número de fallecimientos en la residencia de mayores Domus VI.

El pasado 8 de enero el Departamento de Salud de Alcoy tenía registradas 197 defunciones, desde marzo de 2020, y ahora son 399 los decesos registrados, es decir; 202 más en apenas dos meses. El número de contagios también se disparó tras acabar las navidades con, atención, 8586 positivos más desde el 8 de enero hasta ahora. Esta situación llevó también al borde del colapso al Hospital Virgen de los Lirios, centro que llegó a tener más de 200 ingresos por Covid-19 cuando tiene una capacidad para cerca de 300 enfermos ingresados. La presión asistencial también fue alta en la UCI duplicándose la capacidad de la misma para atender a más pacientes.

A la desescalada llegamos con una incidencia acumulada que roza los 100 casos por cada 100.000 habitantes, unas cifras que no se daban desde el pasado octubre.

Dani Blanes: «limitándonos hasta las seis de la tarde nos quitan gran parte de la facturación»

La desescalada en la que entra hoy la Comunitat Valenciana tras la tercera ola del Coronavirus supondrá también la apertura parcial de bares y restaurantes. Estos negocios solo podrán prestar servicio en las terrazas, con aforo limitado, y esta medida no la ve con buenos ojos el sector ya que los profesionales del sector aseguran que no paliará las graves consecuencias económicas por las que atraviesan.

Otro de los aspectos que no comparten los responsables de estos negocios es que se tenga que cerrar a las seis de la tarde durante estas primeras semanas de desescalada. En este sentido consideran que se les tenía que haber dado mayor margen «cerrar tan pronto nos quita gran parte de la facturación. Si nos dejaran abrir hasta la hora del cierre de los comercios, o hasta las nueve de la noche, podríamos dar mayor servicio y esto nos ayudaría a remontar un poco la complicada situación económica que hemos tenido en estos últimos meses«, ha asegurado en COPE ALCOY Dani Blanes; Propietario de Pepe´s Coffee & Co en Alcoy. Además Blanes ha dejado claro que la hostelería no es un foco de contagio del Coronavirus «puedo entender que las reuniones sociales han sido un factor importante en el avance de los contagios pero en una cafetería o en un restaurante, con las medidas pertinentes, no ha quedado demostrado que fuera el origen de gran parte de los brotes. Hemos pasado una etapa muy dura y hasta el momento estamos recibiendo cero ayudas por parte de las administraciones políticas«, ha matizado.

El sector de la hostelería de Alcoy, junto a otros negocios como gimnasios o comercios, saldrán a las calles de la ciudad este viernes para denunciar el complicado momento por el cual atraviesan. La concentración partirá de La Rosaleda  a las 13:30h y la marcha seguirá hasta las puertas del Ayuntamiento.