Últimes Notícies

La possibilitat d’avançar les eleccions autonòmiques en la Comunitat Valenciana i la marxa de dues empreses del transport d’Alcoi marquen...

Sense sòl industrial de qualitat, Alcoi s’estanca. Dues empreses relacionades amb el sector del transport abandonen la ciutat. Així ho...

El Mundial de Futbol de Qatar 2022 porta més d’una setmana en joc. A pocs dies que arranquen les eliminatòries...

La setmana passada va finalitzar la XIX edició de la Setmana de la Ciència del Campus d’Alcoi de la Universitat...

Una sentencia obliga al Ayuntamiento de Cocentaina a dotar de protección a sus trabajadores

Una sentencia del juzgado de lo social número 1 de Alicante exige al Ayuntamiento de Cocentaina que dote a los trabajadores municipales, especialmente de aquellos que están cara al público, de los medios necesarios para prevenir el Coronavirus. La citada sentencia llega después de la demanda presentada por la Federación de Sindicados de Empleados Públicos (FESEP) y en la que se exigía, desde el pasado mes de marzo tras la declaración del Estado de Alarma, que la Policía Local contara con equipos de protección individual para cada agente. En el documento también se pedía un refuerzo de las medidas de higiene y prevención así como un contacto estrecho con las autoridades sanitarias del Departamento de Salud de Alcoy.

Hay que recordar que el Consistorio contestano autorizó a realizar pruebas PCR a la Policía Local y a los trabajadores de Servicios Sociales pero las mismas no se hicieron hasta principios de junio para estos últimos. A todo ello hay que sumar que a finales de julio se produjo el contagio de un agente por Covid-19 que obligó a cerrar el retén policial durante unos días y a derivar en la Guardia Civil la atención de las cuestiones de seguridad de la población «el agente, que había estado trabajando los días 27 y 28 de julio, comunicó el día 31 al concejal correspondiente que había contraído el Coronavirus pero el edil le ordenó que no lo comunicara a los compañeros. Hasta el día siguiente no se cerraron las dependencias municipales y se confinó a la plantilla, con el consiguiente riesgo para el resto de agentes que trabajaron en esas dependencias, al menos, desde el 27 de julio y hasta su cierre«, reza el texto de la sentencia.

El documento insiste también en que la gestión que hizo de la situación el Ayuntamiento supone un grave peligro para la salud pública de los empleados municipales. Por último insiste en que se adopten todas las medidas para dotar a la plantilla de los medios de prevención necesarios sin imponer sanción económica alguna para el propio Consistorio «está probada la puesta en peligro grave de la salud, integridad física del personal empleado por el demandado [el Ayuntamiento], en contacto directo con ciudadanos y la lesión del derecho a la protección a la salud e integridad física de los mismos«, se destaca.

La sentencia puede ser recurrida y desde FESEP se ha asegurado que esta sería la primera condena a un Ayuntamiento de la provincia de Alicante por poner en peligro la salud de los trabajadores municipales en plena pandemia sanitaria por el Covid-19.

Alcoy prevé habilitar antes de finales de año la Policía de Proximidad

El Ayuntamiento de Alcoy tiene previsto iniciar el proceso para la contratación de nuevos agentes que permitirán reforzar la Policía Local y también facilitar la puesta en marcha de la Policía de Proximidad antes de que acabe el año. Así lo ha explicado en Cope Alcoy el edil de Seguridad, Raül Llopis, quien ha concretado que serán un total de once los agentes que se sumarán a la actual plantilla . En este sentido Llopis destaca que seis de los puestos se cubrirán por oposición libre y por el turno de movilidad mientras que los cinco restantes serán por comisión de servicios, lo que supone traer hasta Alcoy a agentes procedentes de otras localidades. El concejal destaca que con este aumento de los servicios «se podrá incrementar la patrulla y viglancia en los barrios para mejorar la seguridad», indica.

Recordar que la propuesta para crear una unidad policial medioambiental y de barrio fue planteada el pasado mes de septiembre en el pleno por el Partido Popular y contó con el respaldo del resto de grupos políticos mientras que Ciudadanos se abstuvo y el PSOE votó en contra. En aquel momento el edil Raül Llopis argumentó que el servicio era inviable «ante la falta de efectivos» aunque se mostró a abierto a estudiar con detenimiento la iniciativa para aplica un refuerzo en la plantilla que permitiera mejorar la vigilancia en las diferentes barriadas de la ciudad.