Policía y Guardia Civil ponen coto a la picaresca ante el cierre perimetral en Semana Santa

El caso del jugador del Real Madrid Marcelo o del valencianista Guedes que han salido y entrado de la Comunitat Valenciana a sus anchas pese al cierre perimetral son los casos mas mediáticos pero no los únicos que dejan en evidencia que la medida en la práctica resulta complicada de aplicar y sobre todo de controlar.

Pese a los controles policiales que desde el fin de semana pasado se han anunciado en la Comunitat, resultan insuficientes para controlar el blindaje de la Comunitat y son muchos jubilados, turistas de otros territorios que han logrado llegar a la Comunitat.

Además las restricciones a la movilidad han hecho que aumente la picaresta entre los ciudadanos que buscan todo tipo de excusa que les sirva de “salvoconducto” y poder entrar o salir de nuestro territorio. Hasta tal punto que muchos recurren a pedir certificados de empresas de fontanería o reformas para justificar reparaciones de emergenica que les permita acceder a su segunda residencia. Situaciones que se han detectado sobretodo en municipios costeros y a los que desde Delegación del Gobierno aseguran se quiere poner coto y por ello tanto la Policía Nacional y la Guardia Civil aumentarán la vigilancia y los controles de entrada.

El subdelegado del Gobienro, Rafael Rubio, asegura que se movilizarán para estos días practiamente toda la plantilla disponible de agentes de policía y guardia civil, lo que supone mas de 10.000 agentes. Sin embargo, la facilidad con la que los jugadores de futbol o ciudadanos de otras comunidades han llegado a la Comunitat evidencian que no son suficientes.

Sin embargo, las autoridades valencianas como el alcalde de Valencia, Joan Ribó o el President de la Generalitat, Ximo Puig, lejos de pedir responsabilidades, o el cumplimiento de la medida al Gobierno central, de quien es competencia, prefieren echar la culpa a la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Díaz Ayuso.

Ayer los dos políticos aseguraban que el caso de Marcelo era fruto de los discursos y la flexibilizacion que existe en la Comunidad de Madrid. Ribó ha vuelto a insistir hoy en hacer una llamada a la responsabilidad y no predicar más libertad como hace Madrid ni hacer las cosas que se hacen en algunos lugares del centro del país

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *