Las nuevas medidas en la Comunitat Valenciana para frenar al Covid-19

La Generalitat Valenciana ha anunciado las nuevas restricciones para hacer frente a la pandemia del coronavirus y que, en principio, van a estar vigentes los próximos 14 días. Las mismas entran en vigor este jueves a las 00:00 horas.

El comercio cierra a las 18h

El cierre del comercio a las 18 horas supone la primera medida del Consell dirigida expresamente a recortar el horario de los establecimientos. No obstante, el toque de queda a las 22 horas ya supuso una reorganización de los grandes almacenes que bajaban la persiana a esa hora.

Reuniones

La medida que más afectará a las familias en los próximos días será sin duda el límite de personas que podrán reunirse bajo un mismo techo. Durante la rueda de prensa de ayer, el Presidente de la Generalitat, Ximo Puig, recordó, tras enumerar la lista de negocios e instalaciones abocados a echar la persiana, que el resto de restricciones en vigor, “como el número máximo de seis personas en las reuniones, continúan vigentes hasta el 31 de enero, tal y como estaba previsto“. Así lo destacó textualmente la nota de prensa emitida tras la reunión de la Mesa Interdepartamental para la Prevención y Actuación ante el Covid-19 sobre el acuerdo de nuevas medidas restrictivas generales.

Cierre total de la hostelería

El sector está “moralmente hundido y financieramente agotado“. El anuncio del Presidente de la Generalitat, Ximo Puig, de cerrar la hostelería, que únicamente podrá ofrecer comida para llevar o a domicilio, enfadó mucho a las patronales de la restauración. Quedan exentos del cierre cafeterías de hospital, comedores escolares o cocinas situadas en áreas de servicio o centros de trabajo, así como restaurantes de hoteles. Estos locales sólo podrán servir a profesionales, acompañantes de enfermos, alumnos, trabajadores o huéspedes.

Residencias de estudiantes

Las restricciones también se refieren a los colegios mayores y residencias de estudiantes donde en algunos de ellos se han detectado brotes importantes en los últimos meses, tal y como recordó la consellera Barceló.

Las medidas suponen que el aforo de las zonas comunes de estas instalaciones se reduce al 30% de la capacidad total, incluidos los comedores. Estos centros podrán tener servicio de hostelería para las comidas, pese al cierre generalizado del sector, pero tendrán que organizar turnos para evitar las aglomeraciones y reducir la interacción de los residentes.

Otra de las disposiciones que entrará en vigor mañana jueves es que las residencias de estudiantes no podrán recibir visitas del exterior con el fin de restringir al máximo los contactos sociales y las dependencias únicamente podrán acoger a los residentes.

Juegos de azar

Desde el sector de los juegos de azar se aceptó la decisión del Consell con resignación y con la idea de que “se trata de una situación que nadie es capaz de dominar, por lo que hay que aceptar la normativa“.

Instalaciones deportivas

La clausura de todas las instalaciones deportivas para el público en general y la única permanencia del deporte profesional en espacios cerrados va a provocar que se agraven los problemas que ya anunciaron hace pocas semanas desde la Asociación de Empresarios de Centros Deportivos de la Comunitat Valenciana.

Municipios confinados

Los 29 municipios que desde el 7 de enero se encontraban cerrados de forma perimetral dejarán de estarlo a partir de mañana. Una decisión que aplauden muchos de los alcaldes afectados al considerar que es de difícil aplicación y poco efectiva. Con la hostelería cerrada la movilidad se centrará en los comercios ya que muchos vecinos preguntaban cuándo podrían ir a Ikea o a los hipermercados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *