Éxito del primer certamen de calidad del Tomate de l´ Orxa

Un total de 19 participantes  tomaron parte el pasado domingo 9 de agosto en el I Certamen de Calidad del Tomate celebrado en el municipio de l´ Orxa. Los concursantes aportaron 36 kilos de esta verdura y tras la deliberación del jurado, compuesto por vecinos y representantes de asociaciones del pueblo, se otorgó el primer premio a Enrique Bonet que obtuvo un jamón como regalo. El segundo galardón fue para Gonzalo Alemany que se adjudicó un lote de vinos y embutidos.

El alcalde de l´ Orxa, Arnaldo Dueñas, explicó  en La Mañana de Cope Alcoy que esta iniciativa había surgido a partir de un vecino del municipio y apuntó que el consistorio espera que el Certamen tenga continuidad “queremos que se repita todos los años y que los agricultores puedan dar a conocer los tomates que cultivan con tanta dedicación. De cara a la próxima edición mejoraremos el concurso para conseguir más participación e implicación de los vecinos”, asegura.

Señalar que la jornada contó también con música tradicional y finalizó con una degustación de ensaladas con el tomate como ingrediente estrella.

Pepa Prats: “han sido unas fiestas fantásticas”

Cocentaina ha vuelto ya a la normalidad tras cuatro intensos días de actividad en los que las fiestas de moros y cristianos han transformado la rutina diaria del municipio. La presidenta de la Federación Junta de Fiestas, Pepa Prats, ha valorado positivamente el transcurso de los festejos en honor a Sant Hipólito de este 2015 y ha alabado la labor de los cuatro cargos festeros “han hecho un gran esfuerzo y sacaron a la calle el sábado unos magníficos boatos que sorprendieron a los contestanos y a los visitantes”, apunta. Prats ha afirmado que todos los actos festeros han transcurrido con normalidad y ha admitido que el día de la entrada se registró cierto retraso en el desfile “no porque hubiera cortes sino porque salieron más personas que otros años en los boatos y eso provocó que se alargara el acto”, aclara. La presidenta también se ha referido a la meteorología que dio algún que otro susto “tuvimos el día del himno mucho calor y después a la hora de la entrada empezó a llover aunque pronto escampó y se refrescó el ambiente” y a las personas que visitaron la Villa Condal “estuvieron con nosotros muchos presidentes de otras poblaciones pertenecientes a la UNDEF y estamos muy contentos por este respaldo”, asegura..

Desde la Junta de Fiestas también apuntan que la jornada del Alardo de ayer lunes se desarrolló sin incidentes e indican que este jueves será cuando culminen los moros y cristianos “a las nueve de la mañana tenemos la misa del 13 de agosto, que es el día de San Hipólito, y en ella participan muchos sacerdotes que vienen a oficiarla a la iglesia de Santa María junto a todos los fieles y festeros”, concluye Pepa Prats.

Los cristianos recuperan la Villa Condal

 El día del Alardo ha contado un año más en Cocentaina con la tradicional y emblemática Ambaixada de les Tomaques que se ha celebrado a mediodía en las inmediaciones del Parque del Ferrocarril. El singular acto, protagonizado por les filaes Bequeteros y Cavallería Ministerial, ha destacado por el parlamento humorístico de los dos embajadores así como por la intensa lucha que ha tenido como principal munición los tomates de la huerta contestana.

A las seis y media de la tarde la plaza del Pla ha sido escenario para la Estafeta y Embajada del Cristiano, protagonizada por David Pascual y que ha contado con idénticas características a la de la mañana. El parlamento no ha llevado a ningún acuerdo y ha dado paso a los arcabuces y a las armas finalizando con la reconquista de la Villa Condal por parte del bando cristiano izándose a continuación la enseña de la cruz en la parte más alta del Castillo. A continuación se ha celebrado en el Monasterio de la Mare de Déu del Miracle el acto de Acción de Gracias y seguidamente se ha efectuado el traslado del Sant Hipòlit Xicotet hasta la iglesia del Salvador. De esta forma los contestanos han puesto el punto y final a las fiestas de moros y cristianos del 2015.

DSC00781
El traslado de Sant Hipòlit ha cerrado las fiestas

L´Ambaixada de les Tomaques, la parte lúdica de la trilogía

Cocentaina ha celebrado este mediodía uno de los actos singulares de sus fiestas de moros y cristianos, l´ Ambaixada de les Tomaques, protagonizada por las filaes Caballería Ministerial y Bequeteros. El origen del mismo se remonta cuando estas dos formaciones no  participaban en el día del Alardo al ser consideradas como filaes de caballería, un hecho que motivó a sus componentes a organizar su propia batalla con los tomates de la huerta contestana como principal munición. El ritual se ha repetido de nuevo hoy lunes en el solar ubicado a espaldas del colegio San Juan Bosco II y tras los parlamentos, marcados por el buen humor y la ironía, se ha iniciado la cruenta lucha que ha culminado con un buen remojo de agua. Seguidamente Cavallets y Bequeteros han sellado la paz y han desfilado hasta sus respectivas sedes para dar cuenta de la comida del último día de la trilogía festera en honor a Sant Hipòlit.

Los moros toman Cocentaina con fuego y pólvora

El sonido de los arcabuces y el olor a pólvora han sido los protagonistas en Cocentaina en la mañana de este lunes, día del Alardo. La jornada ha empezado al despuntar el sol con las guerrillas en las faldas de la Serra de Mariola y ha continuado al filo de las once de la mañana con la Estafeta y la Embajada del moro, declamada por Antonio Flores Barrull,  que ha pedido la rendición de la Villa Condal al Capitán Cristiano.Tras el rechazo se ha simulado el incendio del municipio por parte de las tropas sarracenas, un hecho ocurrido en el año 1304 y por el que los contestanos son conocidos con el sobrenombre de “Socarrats”. Seguidamente ha dado inicio una cruenta batalla de arcabucería a la que le ha seguido la lucha armada finalizando con la victoria de las tropas árabes que se ha escenificado con el izado de la bandera de la media luna en lo alto del castillo. Señalar que los festeros de Cocentaina quemarán durante todo el día de hoy más de 800 kilos de pólvora y la mañana ha transcurrido con normalidad y sin incidentes según han señalado desde la Federación Junta de Fiestas.

Devoción por Sant Hipòlit

Cocentaina ha celebrado este domingo el segundo día de su trilogía festera con los actos religiosos dedicados al patrón, San Hipólito Mártir. Tras la ofrenda y la misa solemne de la mañana esta tarde ha tenido lugar la procesión general que ha dado inicio a partir de las ocho y cuarto de la tarde desde la iglesia de Santa María. En la comitiva han participado la totalidad de les filaes y han cerrado el paso de todas las formaciones los cuatro cargos festeros de este año 2015: Salvador Ribes (abanderado moro Bereberes –Borts), Juanlu Jordà (abanderado cristiano Cavallers de Llúria), Javier Gozábez (capitán moro Manta Roja) y Antonio Prats (capitán cristiano de los Cruzados). A continuación la imagen de San Hipólito y la Reliquia han recorrido las calles más céntricas de la Villa Condal recibiendo el homenaje de los festeros y también de todos los contestanos. Finalmente ha cerrado el acto la Corporación Municipal con la alcaldesa, Mireia Estepa, al frente. La procesión en honor a San Hipólito ha concluido de nuevo en el templo de Santa María con un disparo de arcabucería y en el interior se ha dado a besar la reliquia del Santo a todos los fieles y devotos.

Los cargos festeros protagonistas del día del patrón

El día de Sant Hipòlit ha empezado este domingo en Cocentaina con el acto de la Segunda Diana en el que han tenido especial protagonismo los niños y festeros más jóvenes demostrando una vez más que el futuro de les filaes está más que asegurado. A mediodía se ha iniciado desde el Pla el desfile hasta la parroquia de Santa María para realizar la ofrenda de flores al patrón. Los contestanos y visitantes han podido ver de cerca los boatos de los cargos festeros, los cuales han recibido numerosos aplausos a lo largo de todo este breve trayecto por las calles de la Villa Condal. Seguidamente en el templo parroquial se ha llevado a cabo la solemne misa en honor a San Hipólito oficiada este año por Don Ramón Micó, Párroco de El Salvador. La jornada matinal ha acabado con el tradicional acto de la Presentación de Armas en el que los cargos, situados en un estrado ante el Ayuntamiento, han recibido las felicitaciones de los festeros de las quince filaes que han desfilado ante ellos presentando sus armas. El día del patrón continuará esta tarde con la procesión, a partir de las ocho y cuarto, con la imagen de San Hipólito y su Reliquia

Espectaculares entradas en Cocentaina

Cocentaina vivió ayer sábado el día grande de las fiestas de moros y cristianos en honor a Sant Hipòlit con la celebración de las entradas del bando de la cruz y la media luna. A las ocho en punto de la tarde, y con algunas gotas de lluvia que pronto escamparon,  dio inicio el desfile desde la parte alta del Passeig del Comtat encabezado por la filà Cruzados que este año ostenta el cargo de capitán. Un cuidado boato medieval y danzas guerreras dieron paso a la llegada de las favoritas, Aida y Victoria, que lucieron un original diseño elaborado por el contestano Saül Santonja Miralles y en el que predominaban los colores amarillo, blanco y azul. Seguidamente hizo su entrada en la Villa Condal el capitán, Toni Prats, sobre carroza acompañado de sus caballeros y portando una indumentaria guerrera en la que destacaban los metales y los tonos de la filà. El máximo representante de las tropas cristianas recibió numerosos aplausos a lo largo del recorrido y desfiló a los sones de la marcha Crusllan, del compositor de Muro José Rafael Pascual Vilaplana. Cerró el boato la escuadra de negros que también destacó por su estética guerrera. A continuación desfilaron los Almogávares, Gentils y Contrabandistas que anunciaron la llegada del abanderado de la filà Cavallers de Llúria, la más joven de las fiestas contestanas. Juanlu Jordà ofreció un conjunto guerrero con el que sorprendió al público y además contó con la presencia de todos sus sobrinos que le acompañaron en su carroza. La historia de Cocentaina estuvo presente en el boato con la representación de los orígenes de la Fira de Tots Sants, privilegio que en 1346 el Rey Pere IV concedió al señor feudal de la Villa Roger de Llúria. Además los patronos de Cocentaina, la Mare de Déu del Miracle y Sant Hipòlit, flanqueaban la plataforma sobre la que el abanderado hizo su entrada. La marcha cristiana Llegenda, de Francisco Valor Lloréns, sirvió de acompañamiento al cargo y la escuadra de negros puso el punto y final al paso de esta formación fundada el año 2012. La Caballería Ministerial y los Maseros concluyeron  el paso de los cristianos.

DSC09057
El capitán cristiano desfilando por el Passeig del Comtat / Foto: C. Reche

Con la llegada de la noche fue el turno de los moros y la Manta Roja abrió la entrada con su capitán, Javier Gozálbez, al frente. Danzas orientales así como guerreras y caballeros precedieron su llegada sobre una carroza acompañado de su mujer, Julia, y el rodella. La marcha mora Javier, un socarrat a Callosa puso la música a la llegada del capitán moro a la población. El boato finalizó con la escuadra de negros en la que destacaban los tonos rojos, blancos y verdes todos ellos presentes en la indumentaria oficial de la filà. A continuación desfilaron por las calles de Cocentaina los Mudéjares, la Guardia Jalifiana, los Kabileños, la filà Bequeteros, la Llana y los Muladís que dieron paso a los Bereberes – Borts encargados este año de ostentar el abanderado moro. Música étnica del magreb y banderas de las tribus africanas precedieron la llegada de Salvador Ribes que desfiló sobre una carroza que emulaba una gran barca junto a su mujer, Juani Zazo.  Delante del abanderado una coreografía que emulaba las olas del mar anunciaba su llegada junto a dos músicos que hacían sonar dos largos clarines. La pieza El Guardià de l´ Arca, de Francisco Valor, puso las notas musicales a su paso por el Passeig del Comtat. La escuadra de negros cerró el boato con un aspecto guerrero y tribal a los sones de la Unión Musical Contestana y la marcha mora Ropería Ximo. 

DSC00656
El capitán moro a su llegada al Palau Comtal / Foto: C. Reche

La fiesta contestana despierta con la Diana

Cocentaina ha iniciado este sábado la trilogía festera con el acto de la Diana que ha empezado al amanecer en la Plaza de la Villa. A las seis y media de la mañana se ha celebrado la solemne misa ante el Consistorio a cargo del nuevo Asesor Religioso de la Junta de Fiestas y párroco de Santa María, Don Eduardo Rengel. A continuación se ha efectuado desde el balcón del Ayuntamiento el rezo del ángelus y se han izado las banderas a los sones del Himno Nacional. De esta forma los contestanos han empezado sus fiestas de moros y cristianos y ha arrancado uno de los actos más puristas de la fiesta: la Diana. La filà Cruzados, capitán cristiano del 2015, ha sido la encargada de abrir el desfile y a ella le han seguido los Almogávares, Gentils, Cavallers de Llúria (abanderado cristiano), Contrabandistas, Caballería Ministerial y Maseros. Seguidamente ha sido el turno del bando moro encabezado por la filà Manta Roja (capitán moro del 2015). Tras ellos han llegado los Mudéjares, Guardia Jalifiana, Kabileños, Bereberes – Borts (abanderado moro), Llana, Muladís y Bequeteros. Estos últimos han cerrado la Diana con su característica y única forma de desfilar a los sones del pasodoble El Bequetero de Gustavo Pascual Falcó. La Diana ha llenado de música festera las calles de la Vila, el Raval y el Passeig del Comtat y ha finalizado ante el monumento a San Hipólito.

Más de tres mil personas en la entrada

A partir de las ocho de la tarde arrancará la entrada de moros y cristianos en la que está previsto que participen más de tres mil personas entre festeros y músicos. El desfile centrará todas sus miradas en las filaes de cargo de este año y sus representantes: Salvador Ribes abanderado moro de la filà Bereberes – Borts, Juan Luís Jordà abanderado cristiano dels Cavallers de Llúria, Javier Gozálbez capitán moro de la Manta Roja y Antonio Prats capitán cristiano de los Cruzados. La entrada recorrerá el Passeig del Comtat y El Pla para finalizar en la Plaza de los Apóstoles.

Cocentaina abre sus fiestas de moros y cristianos

Cocentaina ya está inmersa en las fiestas de moros y cristianos del 2015 después de que esta tarde haya tenido lugar la interpretación del Himno en una abarrotada Plaza del Pla. El acto ha dado comienzo sobrepasadas las siete y cuarto de la tarde desde la parte alta del Passeig del Comtat con el desfile de bandas en el que han participado la totalidad de las agrupaciones musicales que toman parte en los festejos de este año. Todos los músicos han confluido ante los emblemáticos muros del Palau Comtal y desde sus balcones la Presidenta de la Junta de Fiestas, Pepa Prats, ha invitado a todos a disfrutar de las fiestas y a rendir homenaje al patrón San Hipólito. También la alcaldesa, Mireia Estepa, ha transmitido a los contestanos su felicitación ante el inicio inminente de la trilogía y ha procedido a entregar la batuta al director del Himno, Javier Colomer, que inmediatamente ha bajado hasta el estrado para iniciar la interpretación. Colomer ha dirigido a las bandas de las cuatro filaes de cargo del 2015 así como al Ateneu Musical y a los numerosos contestanos que han entonado con fuerza el Visca la Festa cuya letra es del poeta Gerard Mur y la música del compositor José Insa Martínez. Los compases finales del himno se han entremezclado con el disparo de una traca y el propio Javier Colomer ha manifestado sentirse satisfecho por la tarea desempeñada “ha sido emocionante ver a todo un pueblo cantando al unísono y marcando el inicio de la fiesta. Me siento ahora como en una nube”, señaló. La jornada de la Nit de l´ Olla continua con la cena de la típica olleta en las sedes de las respectivas filaes así como las últimas Voltetes del ciclo festero que darán inicio a las diez y media de la noche.

La Diana abre la trilogía

Mañana sábado la actividad festera comenzará temprano con la Santa Misa en la Plaza de La Villa a partir de las seis y media de la mañana. Seguidamente a las siete dará inicio la Diana y a mediodía las calles del centro serán testigo de la tradicional embajada del Contrabando. A las ocho comenzará la entrada de moros y cristianos que recorrerá el Passeig del Comtat hasta finalizar en la Plaza del Pla y el primer día de la trilogía acabará con una verbena en la Plaça del Mercat.