Así fue la inauguración oficial del Hospital de Alcoy hace 50 años

Este martes 5 de julio se cumplen cincuenta años de la inauguración oficial del actual Hospital Virgen de los Lirios de Alcoy, unas instalaciones que revolucionaron por completo la atención sanitaria que hasta ese momento se prestaba a los vecinos de estas comarcas. La entonces Residencia ya había comenzado a funcionar con la apertura de la planta de maternidad a principios de junio, un servicio en el que por cierto una mujer de Ibi fue la primera en dar a luz.

Aquella jornada, según las crónicas del desaparecido periódico Ciudad fue miércoles, y la inauguración se materializó pasadas las siete de la tarde en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Alcoy con asistencia del entonces Ministro de Trabajo; Licinio de la Fuente. A la misma asistieron el alcalde de la ciudad, Francisco Vitoria Laporta, y representantes de los 32 municipios de la zona que iban a ser atendidos a partir de ahora en el nuevo Hospital alcoyano. En el acto institucional, tanto el Ministro como el primer edil, elogiaron a todos los que habían hecho posible este proyecto y recordaron claramente en sus intervenciones que esta “era la obra del régimen“.

El ritual siguió después en las dependencias de la misma Residencia. Allí, en un altar improvisado en el hall, el Obispo Auxiliar de la Diócesis de Valencia, Don Jesús Pla; procedió a la bendición de las instalaciones. Hubo discursos institucionales de las autoridades civiles y sanitarias presentes en la apertura así como una rápida visita a un inmueble que se había construido promovido por la Seguridad Social. La nota curiosa a la ceremonia, según el texto de Ciudad, la puso un redactor del mismo periódico al plantear una pregunta al Ministro que cincuenta años después sigue en boga: La Residencia, dado el ámbito que se quiere abarque, ¿no se habrá quedado pequeña antes de ser inaugurada?. La respuesta de Don Licinio de la Fuente fue clara:  “no se debería hablar de ampliación cuando se acababa de inaugurar, pero si mañana hiciera falta que se ampliara, el Ministerio que presido no tendría ningún inconveniente, dado el ámbito que a la Residencia se le ha asignado“, sentenció.

Cincuenta años después se llega a esta efeméride con varios asuntos pendientes sobre la mesa como reforzar el personal, ampliar servicios e instalaciones, renovar equipamiento o construir infraestructuras como el tan demandado acceso del Hospital a la Autovía A7. Muchas de estas reivindicaciones han quedado plasmadas en el Plan Director del centro sanitario que se presentará este martes y que calendariza importantes inversiones para los próximos diez años. El trabajo por parte del Virgen de los Lirios está hecho. Ahora la pelota se sitúa en el tejado de la Conselleria, organismo que tendrá que aprobar las partidas económicas correspondientes para ejecutar los proyectos planteados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *